LA GUÍA El Siglo de Europa
 
   

                                              Nº 1193. 24 de marzo de 2017

- - --

La Guía / Virginia Miranda

Libros

Doble sentido

Traductor y colaborador de El Siglo, Mauro Armiño se encarga de la edición de las obras de Molière Don Juan o el festín de piedra y Anfitrión, publicadas por Cátedra. La primera tardó casi 80 años en volver a representarse tras su estreno, considerada como escaramuza de la guerra emprendida por su autor contra la hipocresía. La segunda, bajo la envoltura de una comedia mitológica, sigue hablando de la sociedad francesa; bajo la máscara de un Júpiter que persigue a Alcmena, los cortesanos vieron los escarceos iniciales de Luis XIV tras una dama de compañía de la reina.

 

 

 

 

 

Teatro

Ante el espejo

El Teatro Español presenta en su Sala Principal la obra de Alberto Conejero Ushuaia. Bajo la dirección de Julián Fuentes, los actores José Coronado, Ángela Villar, Olivia Delcán y Daniel Jumillas exploran la persistencia de la culpa y la potencia redentora del amor desde la ciudad más austral del mundo, donde Mateo (Coronado) vive recluido en el corazón del bosque custodiando las reliquias de una historia de amor imposible. Su solitaria vida allí se quiebra cuando, acuciado por una incipiente ceguera, contrata a Nina (Villar).

Tras la aparición de la misteriosa mujer, la casa se convierte en un tablero de juego de identidades donde se confunden presente y pasado, necesidad y deseo, víctimas y victimarios, realidad y ensueño. En ese paisaje glaciar —“fin del mundo, principio de todo”—, el tiempo se plegará sobre sí mismo para enfrentar al espectador a los fantasmas de Europa. A nuestros fantasmas.

Hasta el 16 de abril en el Teatro Español (Príncipe, 25. Madrid)

Coronado y Delcán en una escena de la obra / Javier Naval.

Cine

Vida de un amargado

Ganadora del premio a la mejor comedia europea de 2016 y nominada a dos Oscar en 2017 –mejor película de habla no inglesa y mejor maquillaje y peluquería–, Un hombre llamado Ove, producción sueca en la que participan otras instituciones escandinavas, se basa en la novela de Fredrik Backman, una ópera prima que de manera inesperada logró convertirse en bestseller mundial. En ella se presenta a un prejubilado solitario y amargado que intenta suicidarse y tiene problemas para integrarse con sus vecinos, es antipático y desagradable para todos, hasta que empieza a intercambiar palabras con una iraní embarazada casada con un joven sueco. A través de sucesivos flashback conocemos episodios clave en distintas épocas de su vida, desde la adolescencia a la madurez. Mezclando los más variados géneros, de la comedia pura y dura al drama, la película deriva en un melodrama –en el que las lágrimas no faltan– que discurre por toda una vida. Sabiendo crear bien los ambientes, con una buena dirección de los personajes y una envolvente partitura musical de Gaute Storaas que destaca por su tono cálido, la película se contempla como un recorrido por distintos episodios a lo largo de cuatro décadas de una existencia que derivan en un final donde la emotividad casi está a punto de desbordarse. El tono delicado de esta película en la que confluyen distinta clase de géneros y los giros inesperados del relato la salvan de caer en el precipicio de lo obvio. Al igual que la novela, la película ha sido un éxito no sólo en Suecia, sino en el mercado norteamericano.

Fotograma de la película.

 

 

 

-
-