TELEVISIÓN El Siglo de Europa
 
   

                                     Nº 1193. 24 de marzo de 2017

- - --

Confidencial TV / Jorge Vegas

Iglesias da gran importancia su presencia en los medios. / FERNANDO MORENO

PABLO IGLESIAS Y EL FÚTBOL
Pese al varapalo tan comentado de la Asociación de la Prensa de Madrid a Podemos, los medios siguen siendo básicos para Pablo Iglesias. Acudió al estudio de Radioset, del grupo Mediaset, para hablar de fútbol, entre otros temas, en el programa Partido a partido. Hecho significativo al no tratarse de un espacio  de prime time. La redacción de la emisora se hizo diversas fotos con él que se colgaron en las redes, y de paso movilizaron a otros espacios del grupo, que acudieron con sus micros a hacerle preguntas, entre ellos Divinity e informativos de Telecinco y Cuatro. En el pasillo, un encuentro ocasional con Núñez Feijóo, presidente de la Xunta, cuando venía de El programa de Ana Rosa. Sin mal gesto entre ellos.   

En otra polémica decisión, El presidente Trump ha retirado las subvenciones a las televisiones estatales no comerciales.

TRUMP SE CARGA LA TV PÚBLICA
No es el arte precisamente, ni los medios públicos quienes despiertan atención en Donald Trump. En su presupuesto retira las partidas para la PBS, red de canales de carácter no comercial que a través de 350 emisoras transmiten por todo el territorio de Estados Unidos documentales, programas culturales, infantiles  y de servicio público, educativos y noticias tanto nacionales como comarcales. El presidente le retira los 450 millones de dólares de ayuda federal, que corresponde al 9% de sus ingresos. Una cantidad que provocará el cierre de canales, especialmente en las zonas rurales, donde los asociados en la PBS prestan servicios de interés a los lugares más apartados de la geografía americana. La dirección y los trabajadores de la PBS preparan movilizaciones para que el Congreso actúe contra ese nuevo desatino, de la misma manera que Trump pretende a eliminar las ayudas a las Artes y Humanidades, partidas que se dejan a cero, como todas las sociales, mientras se elevan de forma espectacular las dedicadas a Defensa y Seguridad Nacional. Se produce de esta manera una de las mayores paradojas de esta presidencia: sacó los votos que le llevaron a la Casa Blanca de la clase trabajadora, de los medios rurales, del amplio interior del país, nunca de las zonas urbanas, y ahora Trump se lo devuelve eliminando lo poco que hay en Estados Unidos de Seguridad Social (Obamacare), y pone en riesgo de extinción las pequeñas televisiones públicas que han venido funcionando en entornos en los que los recursos publicitarios son escasos. 

REAL MADRID TV: CÓMO SALIR DEL POZO
De las últimas concesiones del gobierno en la TDT, Real Madrid TV nació sin nervio. Cuando se esperaba que el nombre de ese club con aureola de mito alcanzara un enorme impacto en la pequeña pantalla, los resultados son una decepción. En 2016 llegó a duras penas a un 0,3% medio de share, un dato que la coloca en el último puesto por audiencia del mapa de la TDT. Los observadores ya hicieron a mediados del pasado año una evaluación del alto coste que supone mantener un canal sin espectadores, verdadero agujero económico para el equipo blanco. Tanto que en la asamblea de clubes del pasado otoño se escucharon críticas sobre los escasos resultados del canal. En los últimos días todo son rumores respecto a esa marca, entre ellos la posible entrada de Mediapro y otras productoras con contenidos de programación y apoyo en la gestión. Mientras, se sigue especulando sobre el supuesto papel en la sombra que mantiene García Ferreras (La Sexta) como asesor en temas de comunicación del presidente del club, Florentino Pérez. La novedad podría ser la producción de la serie Madridistas por el mundo, que lleva meses en el cajón pendiente de su puesta en marcha. El objetivo es aumentar la audiencia buscando una rentabilidad que por el momento parece difícil a juzgar por los datos.    

ARTURO VALLS CAMBIA EL TONO
El antiguo Twitter de Arturo Valls era pródigo en diálogos para monólogos de humor. El actual se centra en el cine, la televisión y temas de hoy. Considerado en este momento una estrella para Atresmedia, donde se le verá proximamente presentando junto a Pilar Rubio el programa-concurso de pruebas de esfuerzo Ninja warriors, cambia el tono para su entrevista en La Sexta Noche, donde le “parece terrible que pueda ir alguien a prisión por un chiste y haya gente robando dinero al pueblo (que se libra de ir a la cárcel)”. El actor, que ha coproducido el largo Los del túnel, donde participa Atresmedia Cine, se rebela contra la probable reducción del IVA a los toros y otros espectáculos mientras se mantiene muy alta para el cine, y clama contra los que critican las subvenciones: “Son adelantos que luego hay que devolver”. En petit comité, Valls se considera encasillado en sus apariciones como presentador de comedia y trata de diversificarse cuanto antes, a sabiendas de que lo que los canales reclaman es al cómico excesivo.  

 

-
-