Tribuna SERRANO El Siglo de Europa
 
   

                                        Nº 1192. 17 de marzo de 2017

- - --
-

Tribuna / Mª Jesús Serrano Jiménez

 

Marzo, para valientes


Ante el terrorismo machista no caben medias tintas. Hemos avanzado en legislación pero tenemos mucho pendiente en igualdad real y, sobre todo, después de los retrocesos generados por las políticas del Gobierno de Rajoy

Marzo tiene que ser un mes reivindicativo. Todavía. Mal que les pese a algunos y por mucho bochorno que nos provoque a una parte, entiendo que, mayoritaria de la sociedad. Atrás en el tiempo quedan aquellos sucesos de asesinatos de decenas de mujeres trabajadoras sobre los que brotó la idea de hacer del 8 de marzo una jornada conmemorativa a nivel mundial; muy lejos quedan, es cierto, pero son episodios de rabiosa actualidad incluso en países, como el nuestro, asentados en la primera línea del orden mundial.
Los motivos para hacer de marzo un mes festivo son difíciles de encontrar en cualquier lógica civilizada. La lucha por hacer de la igualdad una realidad inopinable, por hacer de la brecha salarial un vago recuerdo o por convertir la violencia de género en una página pasada de nuestra historia, aún no ha encontrado el agradable sabor de la victoria. Este marzo –quien lo diría en un siglo de tantísimos avances tecnológicos–, aún tropieza en una piedra que dilapida el más elemental componente de las relaciones humanas: la igualdad entre las personas. 
Tantísimos derechos que demandar y tantísimas realidades que cambiar, por eso camino por este marzo avergonzada de mi tiempo. Con una preocupación corrosiva de la que no consigo librarme: la violencia de género. No hemos consumido ni un tercio de este año y ya son 16 las mujeres asesinadas –cuando se lean estas líneas, quizás sean más– a manos de sus parejas o exparejas. Un dato espeluznante, aterrador. La vida es lo más preciado que tiene una persona junto con la libertad para decidir sobre su vida. En una relación de pareja el respeto y la comunicación deben ser pilares sólidos. Nadie, nadie, puede ser o autoproclamarse dueño de nadie. ¿Cómo algo tan fácil de escribir cuesta tanto hacerlo realidad? La educación en valores y la coeducación son fundamentales para conseguir relaciones libres e igualitarias.
Cuando esto falla, estamos antes relaciones tóxicas donde, a veces, el hombre actúa como si la mujer fuese un objeto de su propiedad. Y la realidad actual nos demuestra que algo ha fallado porque cada vez hay más situaciones de violencia de género y, además,  entre parejas más jóvenes. El Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Sistema VioGén) publicaba hace unos días que, a 31 de enero de 2017, en España (el informe del Ministerio no incluye los datos de Cataluña ni País Vasco) eran 442.541 las mujeres que estaban o habían estado bajo protección policial ante el riesgo de sufrir algún episodio de malos tratos. Cifras alarmantes y desoladoras.
¿Nos hemos parado a pensar qué hay detrás de cada situación de violencia de género? Las emociones, los sentimientos, las angustias, los miedos de miles de mujeres, por no hablar de las necesidades y carencias, muchas de ellas producto de la falta de oportunidades laborales que hacen que las situaciones familiares en ocasiones sean determinantes a la hora de que la mujer tome una decisión. Si hay hijos, dobles víctimas de esta situación, los dramas personales y familiares son terribles, tragedias de las que es difícil salir sin que queden huellas imborrables tanto física como psíquicamente; y eso cuando se sale con vida...
Ante el terrorismo machista no caben medias tintas. Hemos avanzado en legislación pero tenemos mucho pendiente en igualdad real y, sobre todo, después de los retrocesos generados por las políticas del PP, al que ahora debemos arrancar un compromiso fuerte para hacer realidad ese Pacto de Estado contra la violencia de género que tanto ha demandado el PSOE y por el que seguimos trabajando. Permanecer impasibles en nuestras tareas cotidianas se hace un lastre; seamos valientes y afrontemos esta lacra con la seriedad que se merece. La vida de las mujeres está en juego.

 

Firma

Diputada del PSOE por Córdoba desde la XI Legislatura y miembro de la Comisión Gestora Federal. Licenciada en Derecho, fue alcaldesa de Baena entre 2011 y 2013. También ha sido consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, y de Fomento y Vivienda. Serrano pertenece al Comité Federal del PSOE, al Comité Director del PSOE de Andalucía, así como a su Consejo Territorial, además de ser vicesecretaria general de su agrupación local de Baena.

 

 

.
Tribuna
Miguel Ángel Aguilar


-

Tribuna
Belén Hoyo



-

Sin Maldad
José García Abad


-

Tribuna
Carles Campuzano



-

El Acento
Inmaculada Sánchez



.

El Spinnaker
Graciano Palomo



.

Tribuna
Bruno Estrada



-
La Quincena Judicial
José M. Benítez de Lugo



-

Tribuna
José Luis Centella



,La Economía Desde Mi Observatorio
Carlos Berzosa



,

Tribuna
Julio Rodríguez

.

Tribuna
Pere Navarro



.

Crónicas Marxianas
Julius G. Castle