TRIBUNA DEL CAMPO Tiempos de hoy
 
   

                                     Nº 1193. 24 de marzo de 2017

- - --

Tribuna / Sergio del Campo  

 

La importancia de las políticas activas de empleo


La Comisión Europea destapa nuestras debilidades. Entre ellas, la ineficacia de unos Servicios Públicos de Empleo que tan sólo intermedian en el 2% de las colocaciones frente al 10% de media en Europa, así como la falta de inversión y recursos

Desde los años 90, uno de los puntos “calientes” del debate sobre las estrategias de empleo en los gobiernos europeos ha sido la eficacia de las políticas activas y su vinculación con las políticas pasivas.
Fue durante esa época que países de nuestro entorno como Dinamarca, Suecia, Bélgica y Holanda acuñaron el término “flexiseguridad”. Demostraron que, ante el ineludible final del “puesto de trabajo para toda la vida”, uno de los secretos del pleno empleo residía en fomentar la transición rápida de empleo a empleo, y sobre todo, de desempleo a empleo. ¿Cómo lo hicieron? Mediante la fórmula de vincular prestaciones generosas a itinerarios de activación obligatorios, en los que, por otro lado, invirtieron de forma intensiva (2,9% del PIB en Dinamarca y más del 1% en el resto de los países).
La eficacia de ese modelo basado en la búsqueda de seguridad en las transiciones entre empleos y equilibrio entre políticas pasivas y activas, hizo que las instituciones europeas pusieran el acento sobre estas últimas como pilar básico de las estrategias de empleo. Así, la Comisión Europea evalúa de forma recurrente este capítulo valorando las reformas y acciones emprendidas en cuanto a la intermediación, formación, orientación e incentivos a la contratación en cada uno de los Estados miembros. No hace falta que diga que en España suspendemos la evaluación. En su último informe, además de destacar que nuestro país mantiene una tasa de desempleo (18,63%) que duplica la media europea (8,7%), alerta sobre su estructura actual. Del total de parados, cerca de la mitad (2,1 millones) lleva más de un año en esa situación y  el 17, 8% lleva más de 4 años. Es decir, nos alerta de algo que algunos ya sospechábamos: tenemos un problema real de paro de larga duración y, lo más dramático, un gran porcentaje podría convertirse en paro estructural. Además, la Comisión destapa nuestras debilidades. Entre ellas, la ineficacia de unos Servicios Públicos de Empleo que tan sólo intermedian en el 2% de las colocaciones frente al 10% de media en Europa, así como la falta de inversión y recursos. En concreto, de 2008 a 2013 se recortó en un 66% el gasto por persona en este concepto. En el ejercicio 2014, del total de los recursos destinados a políticas de empleo, las activas sólo supusieron el 12,3% mientras que las pasivas (prestaciones y subsidios) absorbían el 87,7% de los mismos.
No obstante creemos que el problema va bastante más allá de la insuficiencia de recursos. En periodos anteriores de mayor gasto, el diagnostico no variaba mucho del actual. La cuestión quizás no sea tanto cuánto nos gastamos, sino cómo y en qué nos gastamos los recursos. Pero eso no podemos saberlo realmente ya que tampoco podemos presumir ni de transparencia ni de evaluación de los resultados de su gestión. Además, el hecho de que la competencia esté en manos de las Comunidades Autónomas tampoco lo ha puesto fácil. De hecho, en algunas Comunidades Autónomas aún se sigue investigando cómo se ha gestionado una de las políticas activas básicas, la formación.
Por todo ello, el pasado 15 de marzo, nuestro grupo parlamentario presentó una Proposición no de Ley de reforma de las políticas activas de empleo, instando al Gobierno a llevar a cabo tres tipos de actuaciones. La primera, mejorar los Servicios Públicos de Empleo y su eficacia, variando su enfoque a resultados y garantizando el acceso a los servicios en condiciones de igualdad en todo el Estado. La segunda, y para evitar malentendidos, desarrollar reglamentariamente y en el plazo de tres meses la ley por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el Empleo. Y, por último, la constitución de una Agencia Estatal de Evaluación de las Políticas Activas de Empleo, como organismo de evaluación independiente, a través del cual dotar de transparencia al sistema.
Porque transparencia y evaluación de la eficacia de las políticas es lo que nuestro partido reivindicará siempre para garantizar que el dinero de los ciudadanos se destine a los ciudadanos. No podemos dejar que nadie, y menos Europa, nos saque los colores en algo tan esencial como ayudar a encontrar empleo a los que  buscan recuperarlo.

 

Firma
Diputado de Ciudadanos por Tarragona en la XI
y XII Legislaturas. Diplomado en Relaciones Laborales
y Licenciado en Ciencias del Trabajo. También
es Subinspector Laboral de Empleo y Seguridad
Social. Actualmente, es Portavoz en la Comisión
de Empleo y Seguridad Social y portavoz adjunto
en la Comisión de Seguimiento y Evaluación
de los Acuerdos del Pacto de Toledo.

-
-

 

-

Sin Maldad
José García Abad


.
Tribuna
Miguel Ángel Aguilar


-
Tribuna
María Jesús Serrano


-
Tribuna
Pablo Bustinduy


-

Tribuna
Belén Hoyo


-
Tribuna
Joan Tardà


-

Tribuna
Carles Campuzano



-

El Acento
Inmaculada Sánchez


-
Tribuna
Sergio del Campo



.

El Spinnaker
Graciano Palomo



.

Tribuna
Bruno Estrada



-
La Quincena Judicial
José M. Benítez de Lugo


-

Tribuna
José Luis Centella


,La Economía Desde Mi Observatorio
Carlos Berzosa



,

Tribuna
Julio Rodríguez


-
De la Cultura
y la Ciencia
Mauro Armiño

.

Tribuna
Pere Navarro



.

Crónicas Marxianas
Julius G. Castle