TRIBUNA JULIO RODRIGUEZ Tiempos de hoy
 
   

                                     Nº 1193. 24 de marzo de 2017

- - --

Tribuna / Julio Rodríguez López

 

El crecimiento real desconecta de los mercados

Entre los riesgos en 2017 destaca la importante desconexión entre la situación pujante de los mercados financieros y las moderadas previsiones de crecimiento de la economía real

En 2016 se recuperó el crecimiento de la economía mundial. La economía española mantuvo el ritmo de aumento del PIB del año precedente, el 3,2%. La economía mundial crecerá en 2017 en torno al 3,3%, ligeramente por encima del ejercicio precedente (2,5% es el ritmo previsto para la economía española). La recuperación seguirá ofreciendo un perfil frágil, sujeta a abundantes riesgos y vulnerabilidades. La mejoría de la confianza en los agentes sociales y la pujanza de los mercados financieros no bastarán para sacar a la economía mundial de la “trampa de bajo crecimiento” sufrida durante casi una década (OCDE, Interim Economic Outlook, marzo 2017).

El crecimiento global en 2017-18 no será muy diferente al de los años precedentes, y estará por debajo de la media alcanzada en las dos décadas anteriores a la crisis, que fue el 4%. Después de 2016 parece haberse entonado algo más la actividad y la inversión. Según la OCDE, existen factores que pueden contribuir a frenar dicho dinamismo, como son el aumento de los tipos de interés a largo plazo, con un nivel todavía reducido respecto del pasado, y los mayores precios del petróleo y de la energía en general, aunque este último dato puede variar.

Dentro de los países avanzados todo apunta a que Estados Unidos acelerará su crecimiento hasta el 2,4% (1,5% fue el de 2016), ayudado por una política fiscal que se anticipa como expansiva. La Eurozona volverá a repetir un crecimiento moderado (1,6%), a pesar del mayor margen que a la política  fiscal le ha abierto la  política monetaria expansiva del Banco Central Europeo.

La previsión de aumento del comercio mundial es del 2% para 2017, sensiblemente por debajo de los niveles alcanzados en la fase anterior a la crisis. La inflación ha remontado al inicio de 2017 por la subida de los precios de la energía. La situación presenta abundantes riesgos, entre los que destacan la importante desconexión entre la situación pujante de los mercados financieros y las moderadas previsiones de crecimiento de la economía real. Los mayores tipos de interés que se van a alcanzar en 2017 afectarán a los niveles de los tipos de cambio, como ya ha adelantado la revalorización del dólar y las devaluaciones del euro y del yen en 2016.

Las modificaciones que se anticipan en las condiciones del comercio mundial, el aumento de las barreras comerciales en Europa, Estados Unidos y China, pueden suponer un retorno a los aranceles medios de 2001. Este movimiento tendría efectos negativos sobre el aumento del comercio y del PIB. Tales efectos serán mayores en  el caso de los países que inicien la adopción de iniciativas de carácter proteccionista.
La presión de Estados Unidos en la reciente reunión de los ministros de Finanzas del G-20 celebrada en Alemania ha resultado simbólica de lo que va a ser la política comercial de dicho país. En el nuevo comunicado se dice que “lucharemos para reducir los desequilibrios globales, promover mayor inclusión e imparcialidad y reducir la desigualdad en nuestra búsqueda del crecimiento económico”. El menor compromiso sobre el libre comercio reflejó la posición antiglobalización que Trump ha instalado en Washington. Según el secretario del Tesoro norteamericano, S. Mnuchin, Estados Unidos tiene déficits comerciales, y mientras continúa haciendo comercio, tratará de reducir tales carencias en el tiempo (FT, 18.3.2017)

Está por ver si  las previsibles restricciones al libre comercio que emanan del nuevo gobierno de Estados Unidos no acabarán afectando al propio ritmo global de intercambios comerciales. La defensa del medio ambiente ha desaparecido del comunicado del G-20, concretamente la defensa del pasado acuerdo obtenido en París en 2015 sobre dicha materia. Los mercados de capitales, con sus alzas, rinden culto más bien a la plutocracia que encarna el gobierno de Donald Trump que a las expectativas que emanan de la actuación real y previsible de la economía.

 

Firma
Vocal del Consejo Superior de Estadística del INE. Doctor en CC. Económicas por la UCM (1977). Es Estadístico Superior del Estado, en situación de excedencia, y Economista Titulado del Banco de España, en situación de jubilación. Ha sido consejero de Economía de la Junta de Andalucía, presidente del Banco Hipotecario de España, presidente de Caja de Ahorros de  Granada, presidente del Consejo Social de la Universidad de Granada y gerente de la Universidad de Alcalá de Henares. Actualmente es miembro de Economistas frente a la Crisis.

 

-
-

-

Sin Maldad
José García Abad


.
Tribuna
Miguel Ángel Aguilar


-
Tribuna
María Jesús Serrano


-
Tribuna
Pablo Bustinduy


-

Tribuna
Belén Hoyo


-
Tribuna
Joan Tardà


-

Tribuna
Carles Campuzano



-

El Acento
Inmaculada Sánchez


-
Tribuna
Sergio del Campo



.

El Spinnaker
Graciano Palomo



.

Tribuna
Bruno Estrada



-
La Quincena Judicial
José M. Benítez de Lugo


-

Tribuna
José Luis Centella


,La Economía Desde Mi Observatorio
Carlos Berzosa



,

Tribuna
Julio Rodríguez


-
De la Cultura
y la Ciencia
Mauro Armiño

.

Tribuna
Pere Navarro



.

Crónicas Marxianas
Julius G. Castle