TRIBUNA TARDA Tiempos de hoy
 
   

                                     Nº 1193. 24 de marzo de 2017

- - --

Tribuna / Joan Tardà  

 

Una cenicienta llamada pyme


Las grandes empresas subcontratan a precios de explotación a las pymes,
que son las que verdaderamente acaban implementando las obras, pero sin tener
una justa correlación en los beneficios

Vaya por delante una constatación que no por repetida deja de ser dolorosa: las pequeñas y medianas empresas son las grandes marginadas de una contratación pública que está diseñada para beneficiar a las grandes empresas mediante la licitación de grandes lotes. Y no menor verdad:  una vez ganados estos grandes lotes, las grandes empresas subcontratan a precios de explotación a las pymes, que son las que verdaderamente acaban implementando las obras, pero sin tener una justa correlación en los beneficios. Y peor aún, las pymes son las que acaban financiando la obra, asumiendo los riesgos y padeciendo la escandalosa y legalmente aceptada morosidad en el pago de las grandes empresas.
Por supuesto, este proceso de precarización en la subcontratación de las pymes supone también un proceso de precarización de las condiciones laborales y salariales de los trabajadores. Ellos son las víctimas de un perverso juego en el que quienes más ganan juegan el rol de meros gestores y quienes menos ganan –o quienes pierden– son aquellos que verdaderamente ponen el dinero y el esfuerzo para producir. Un juego en perfecta sintonía con el hecho de que la economía productiva soporte mayor carga impositiva que las empresas especulativas o que las rentas del trabajo tributen más que las rentas del capital.
Más allá de la negativa incidencia de la crisis y las políticas subsiguientes, que han perjudicado a las pymes mientras han beneficiado a las grandes empresas, el proceso regresivo que están padeciendo las pymes en el Estado español está claramente vinculado a una legislación que perjudica su competitividad y compromete su futuro.
El ejemplo paradigmático de todo ello lo encontramos en una legislación energética que beneficia a las cinco grandes empresas del oligopolio, mientras perjudica la competitividad de todo el resto, e impidiendo –con un poder engrasado en inmorales puertas giratorias– soluciones parciales para la industria como el establecimiento de redes cerradas en las zonas industriales o de contratos de potencia estacional, tal y como proponemos los republicanos catalanes. En este sentido, hace pocos días, el diputado de Esquerra Republicana Joan Capdevila le espetaba al ministro de Economía, Industria y Competitividad que la competitividad de las pymes –y el mismo Ministerio que dirige– está secuestrada por los intereses de los oligopolios y las grandes empresas. Sin duda, este es el gran problema y el gran culpable de las persianas que bajan y cierran.
Porque no se puede negar que, frente a la acumulación descontrolada del capital y el proceso de globalización de las empresas transnacionales que han puesto en jaque la supervivencia de muchas pequeñas y medianas empresas, absorbidas, sometidas o aniquiladas por la voraz competencia de las grandes empresas, el Gobierno español optó por beneficiar a las casposas nuevas oligarquías muy dadas a fomentar la economía financiera sin base productiva nacidas a la sombra de las privatizaciones de las antiguas empresas públicas (Tabacalera, Telefónica, Endesa, Iberia, Repsol…) mediante la configuración de un capitalismo de amiguetes con sede en el palco del estadio Santiago Bernabéu, en el BOE y en los sobres que Bárcenas gestionaba en Génova.

 

Firma
Licenciado en Filosofía y Letras y profesor
de secundaria de Lengua y Literatura Catalana
fue el primer concejal de Esquerra Republicana
de Catalunya elegido en Cornellá de Llobregat
desde la Segunda República. Desde 2004
es diputado por ERC en el Congreso, grupo del que
es su actual portavoz. Ha escrito varios libros
de historia, entre ellos, “Republicans i catalanistes
al Baix Llobregat a principi del segle XX”.


-
-

 

-

Sin Maldad
José García Abad


.
Tribuna
Miguel Ángel Aguilar


-
Tribuna
María Jesús Serrano


-
Tribuna
Pablo Bustinduy


-

Tribuna
Belén Hoyo


-
Tribuna
Joan Tardà


-

Tribuna
Carles Campuzano



-

El Acento
Inmaculada Sánchez


-
Tribuna
Sergio del Campo



.

El Spinnaker
Graciano Palomo



.

Tribuna
Bruno Estrada



-
La Quincena Judicial
José M. Benítez de Lugo


-

Tribuna
José Luis Centella


,La Economía Desde Mi Observatorio
Carlos Berzosa



,

Tribuna
Julio Rodríguez


-
De la Cultura
y la Ciencia
Mauro Armiño

.

Tribuna
Pere Navarro



.

Crónicas Marxianas
Julius G. Castle