Tribuna AGUILAR Tiempos de hoy
 
   

                          Nº 1194. 31 de marzo de 2017

- - --





Tribuna / Miguel Ángel Aguilar

Que Europa continúe el viaje

Con todas sus imprecisiones y variantes, con todas sus dificultades para
la toma de decisiones, la Unión Europea responde a un modelo
social reconocible de Estado del Bienestar que se basa en la cohesión


La Unión Europea, con sus sesenta años a cuestas, tiene el fundamento de sus valores, trasciende de la Europa de los mercaderes, de la energía, de la pesca, de la política agraria común, del medio ambiente, de la abolición de las fronteras o de la moneda común. Con todas sus imprecisiones y variantes, con todas sus dificultades para la toma de decisiones, responde a un modelo social reconocible de Estado del Bienestar que se basa en la cohesión, que se diferencia del modelo asiático y del norteamericano y que habiendo suscitado durante décadas la envidia porque premiaba la eficiencia y proponía un capitalismo de rostro humano, pareciera que a partir de la crisis de 2007 pasaba a ser considerado un penoso lastre del que debería desprenderse para sobrevivir en la nueva época de la modernidad globalizada.
Era en buena medida la Europa del escarmiento, nacida del nunca más a la guerra que los europeos parecían haber aprendido de modo indeleble con la sangre de las dos guerras mundiales. Era la Europa de la reconciliación, situada en las antípodas de los nacionalismos excluyentes, de la xenofobia,  del antisemitismo y del simplismo emocional, que prefiere la construcción del enemigo para que cumpla la función de chivo expiatorio en vez de aplicarse con rigor al implacable análisis causal. Era la Europa de la Ilustración, de la racionalidad, la de la declaración universal de los derechos del hombre, la de Montesquieu, la que se dispone a combatir la injusticia sin incurrir en ella, la que abomina del vale todo contra nadie ni siquiera contra sus peores enemigos, la que excluye la tortura antes de entrar en la consideración de su eficacia. La Europa solidaria, que quiere la paz y prepara la paz sin renunciar al instrumento militar que la respalda.
La Europa a la que no infunde sospechas la riqueza bien ganada pero que tampoco acepta que a los pobres se les adjudique la condición de culpables. La Europa de la Educación, la Sanidad y las Pensiones, redistribuidora de recursos, sabedora de que hay derechos económicos más allá de los nacidos del derecho de propiedad como sostiene el totalitarismo liberal. La Europa que vigila la mano que mece la cuna. La que guarda memoria de que las libertades y derechos no se alcanzan de una vez para siempre de manera irreversible porque están sometidas a los agentes de la erosión y, por eso, requieren un compromiso cívico permanente.
Esa es la Europa a la que el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, quería referirse cuando dictaba la Lección Conmemorativa Carlos de Amberes, tras ser presentado en la tarde del jueves día 30 por la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría. Una Europa entendida a la manera de un sistema planetario afectado de lleno por la retirada de uno de sus mayores planetas, que exigirá al Sur y, en particular, a  España, mayor protagonismo. Sucedió que echando humo al culminar un puerto hubo de detenerse el Hispano-Suiza del Conde de Ruiseñada, quien al cabo de unos minutos le dijo a su mecánico de toda la vida, Filiberto: “Interrumpa la avería y continuemos el viaje a Comillas”. Eso es lo que tiene que hacer ahora la Unión Europea. Vale.

 

Firma

Periodista y secretario general de la Sección Española de la Asociación de Periodistas Europeos. Licenciado en Ciencias Físicas y graduado en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid, fue director de Diario 16, la agencia EFE, el periódico El Sol y presentador de los informativos de fin de semana y del Informativo diario Entre Hoy y Mañana en  la madrugada de Telecinco. En la actualidad es columnista en varios medios y colabora en distintos programas de radio y televisión. Ha escrito varios libros, entre ellos, Las últimas Cortes del franquismo; El golpe, anatomía y claves del asalto al Congreso, y España contra pronóstico (Ed. Aguilar).

 

-

Sin Maldad
José García Abad


. Tribuna
Miguel Ángel Aguilar

-
Tribuna
María Jesús Serrano

-
Tribuna
Pablo Bustinduy


-

Tribuna
Belén Hoyo


-
Tribuna
Joan Tardà



- Tribuna
Cristina Antoñanzas

-

Tribuna
Carles Campuzano



-El Acento
Inmaculada Sánchez


-
Tribuna
Sergio del Campo



.

El Spinnaker
Graciano Palomo



.

Tribuna
Bruno Estrada


.Tribuna
José Antonio Pérez Tapias



-
La Quincena Judicial
José M. Benítez de Lugo

-

Tribuna
José Luis Centella


,La Economía Desde Mi Observatorio
Carlos Berzosa



,

Tribuna
Julio Rodríguez


-
De la Cultura
y la Ciencia
Mauro Armiño

.

Tribuna
Pere Navarro



.

Crónicas Marxianas
Julius G. Castle