Opinion SIN MALDAD Tiempos de hoy
 
   

                                 Nº 1196. 13 de abril de 2017

- - --




Sin Maldad / José García Abad


Si gana Susana

Ganaría con ella el status quo: los que viven del puesto que tienen allí; el PSOE-Organización frente al Socialismo-Comunión. Desde las últimas covachuelas unos cuantos podrán comer el rancho, añorando los viejos tiempos  y contemplando melancólicamente  la lenta extinción del partido glorioso. Optimizaría Susana los residuos del glorioso PSOE y administraría mejor que sus colegas la larga marcha del PSOE hacia su penosa extinción

Se puede observar casi a simple vista que cada día aumentan las resistencias de la militancia a Susana Díaz. Va creciendo el malestar ante la posibilidad, considerada todavía la más probable, de que Susana Díaz gane las primarias y se haga con las riendas del PSOE.

También se observa a simple vista que la parroquia socialista, militantes y simpatizantes, el PSOE comunión, el de los que no se ganan la vida en el mismo, está con Pedro Sánchez.

Y se ve si uno agudiza la vista, y sobre todo el oído, que Susana Díaz, jefa real de la Gestora y, por tanto, disponiendo del poder residual que sigue en Ferraz y del poder real que se transfirió al palacio de San Telmo, controla el mayor caudal de los avales necesarios para optar a la Secretaría General.

El voto de los militantes es presencial y secreto pero los avales son públicos, por lo que tampoco es difícil detectar el miedo de los militantes a avalar a Pedro Sánchez, la bestia negra de Díaz y de los grandes mandarines del partido, y de forma especialmente beligerante, de su media docena de refundadores encabezados por Felipe González y Alfonso Guerra. A la otrora Santísima Dualidad, divorciada sonoramente desde que Guerra perdió la Vicepresidencia del Gobierno en 1991, les une el odio a Pedro Sánchez, al enemigo común considerado antipartido. O peor aún: un intruso que intenta arrebatarles la merienda a ellos, que se creen propietarios del partido centenario.

Nadie duda que la presidenta andaluza, que no emite un discurso reconocible de Despeñaperros para arriba, pero que controla los aparatos, conseguirá más avales que sus contrincantes. Está tan ufana de ello que hasta, según sostiene Federico Castaño, cronista parlamentario de El Nuevo Lunes, nuestro semanario económico hermano, le ha ofrecido avales sobrantes a Patxi López, que es quien más daño puede hacer a su otrora cabeza de filas. Una buena parte de los votos que vayan a López –ella va sobrada y con moral de victoria– serán restados a Sánchez.
Susana Díaz, consejera delegada de los detentadores de la marca, en su condición de administradora del mayor granero de votos del PSOE y presidenta del mayor feudo socialista, es el mejor fichaje para gestionar lo que va quedando del partido. Un PSOE más viejo que venerable, más rural que urbano y mayormente andaluz, camino de la irrelevancia a nivel nacional y apartado de la alternancia en el gobierno de la nación.

En definitiva, si la  presidenta andaluza ganara la poltrona  de mando de Ferraz, ganaría con ella el statu quo: los que viven del puesto que tienen allí, aquellos que, perdidas las nóminas que proporciona el partido, engrosarían las filas del paro u obtendrían pequeños salarios, pues pocos son los que reúnen condiciones para la vida en el exterior. O sea, ganaría, o mejor dicho optimizaría sus posibilidades, el PSOE-Organización frente al Partido-Comunión. Una formación residual, un refugio en la catástrofe. Desde las últimas covachuelas podrán comer el rancho, añorando los viejos tiempos y contemplando melancólicamente la lenta extinción del partido glorioso.

Es posible que Susana Díaz, a la que un veterano dirigente califica de “peronista rociera”, a quien no se le entiende un discurso mas allá de la exaltación andalucista pero que domina como nadie las técnicas clientelistas, obtendría en unas futuras elecciones generales más votos que sus compañeros competidores. Optimizaría los residuos del PSOE y administraría mejor que sus colegas la larga marcha del PSOE hacia su gloriosa extinción.

 

 

 

Firma

Lleva ejerciendo la profesión de periodista desde hace más de medio siglo. Ha trabajado en prensa, radio y televisión y ha sido presidente de la Asociación de Periodistas Económicos por tres periodos. Es fundador y presidente del Grupo Nuevo Lunes, que edita los semanarios El Nuevo Lunes, de economía y negocios y El Siglo, de información general. 

   

 
-

-

Sin Maldad
José García Abad


. Tribuna
Miguel Ángel Aguilar

-
Tribuna
María Jesús Serrano

-
Tribuna
Pablo Bustinduy


-

Tribuna
Belén Hoyo


-
Tribuna
Joan Tardà



- Tribuna
Cristina Antoñanzas

-

Tribuna
Carles Campuzano



-El Acento
Inmaculada Sánchez

-
Tribuna
Sergio del Campo



.

El Spinnaker
Graciano Palomo



.

Tribuna
Bruno Estrada


.Tribuna
José Antonio Pérez Tapias



- La Quincena Judicial
José M. Benítez de Lugo



-

Tribuna
José Luis Centella


,La Economía Desde Mi Observatorio
Carlos Berzosa



,

Tribuna
Julio Rodríguez


- De la Cultura
y la Ciencia
Mauro Armiño


.

Tribuna
Pere Navarro



.

Crónicas Marxianas
Julius G. Castle