Crónicas Marxianas Tiempos de hoy
 
   

                               Nº 1197. 21 de abril de 2017

- - --




Crónicas Marxianas / Julius G. Castle


Cómo salvar la literatura universal

Al nuevo titular, Íñigo Méndez de Vigo, tetraministro de Educación, Cultura, Deporte y Portavocía, no le ha temblado el pulso para cepillarse el estudio de las obras maestras inmigrantes

Desde siempre desayuno con el Boletín Oficial del Estado (BOE) a la vista.  Actualmente en digital. Cada mañana coloco mi tablet presidiendo el zumo de naranja, la tostada de pan integral, untada de oliva virgen extra, y el café con leche desnatada, procurando no salpicar la pantalla. 

Se podrá opinar que soy un tipo raro. Hay antecedentes. Stendhal leía artículos del Código Civil francés para pulir su estilo antes de escribir una novela (pueden encontrar quién fue Stendhal en la Wikipedia). Yo lo hago con el BOE antes de redactar mis cosas. Así salen a veces.

El martes 11 de la pasada Semana Santa me embebí una vez más en el periódico que mejor controla el Gobierno. Cuál fue mi sorpresa cuando, en el  articulado sobre las pruebas de Bachillerato para acceder a la Universidad, descubro que han suprimido la asignatura de Literatura Universal. Y también en los planes de estudio.

Era de temer. Ya el ministro José Ignacio Wert, actualmente en dorado exilio parisino, se cargó la Filosofía, el Griego y el Latín por su inutilidad para la sociedad 2.0. Al nuevo titular, tetraministro de Educación, Cultura, Deporte y Portavocía, no le ha temblado el pulso para cepillarse el estudio de las obras maestras inmigrantes.

La fecha elegida para publicarlo ya hace sospechar, en pleno trasiego de vacaciones. También que no haya firmado el propio Íñigo Méndez de Vigo. Tal vez le ha dado vergüenza. Es nieto de la escritora Carmen de Icaza, de quién ha heredado la Baronía de Claret. Como buen noble ha pasado el marrón a un secretario de Estado, que le pagan para limpiar el polvo.

No obstante, me corroe la duda. ¿Habré entendido mal? Llamo a un amigo, precisamente profesor de Literatura Universal en un Instituto del extrarradio.

-¿Es cierto lo que creo, Fulano? –pregunto a bocajarro–.

-Y bien cierto –responde Fulano, compungido–. Consideran que esa materia es una rémora para conseguir empleo.

-Entonces lo tienes crudo.

-Imagina... ayer mismo me he presentado en un chiringuito de playa para trabajar como camarero. Va y me suelta el dueño: “¿Qué experiencia tienes, gafotas? Aquí se viene a dar el callo y no a perder el tiempo”. “Bueno”, le digo, “precisamente he leído En busca del tiempo perdido de cabo a rabo”. “Entonces, puerta. No quiero sabiondos, sino currantes a siete euros la hora, trabajando dieciséis al día y cobrando por ocho”.

Debo buscar una solución para salvar la literatura universal. No tardo en encontrarla: la actualización tecnológica de obras obsoletas. Aquí tienen mi primera propuesta, cambiando títulos y contenidos. Por orden cronológico (en letra negrita la update o modernización).

-El Satyri.com (El Satyricon. Petronio).

-Mac Beth (Macbeth. William Shakespeare).

-Email ou De l’éducation (Emilio o la educación. Jean Jacques Rousseau). 

-Oliver Tweet (Oliver Twist. Charles Dickens).

-Alice in Wonder-Reader. (Alice in Wonderland o en el país de las maravillas. Lewis Carroll).

-The picture of Dorian Gray in Instagram (El retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde).

-The jungle ebook. (El libro de la selva. Rudyard Kipling).

-Gone with the Windows. (Lo que el viento se llevó o Gone with the wind. Margaret Mitchell).

-Of wireless mice and men (De ratones y hombres. John Steinbeck).

-Memoires RAM d´Hadrien (Memorias de Adriano. Marguerite Yourcenar).

-Pantallón y las visitadoras (Pantaléon y las visitadoras. Mario Vargas Llosa).

 

Firma

Escritor y periodista incorrecto. A pesar de lo que indica mi foto, soy muy joven. Nací con la primera crónica marxiana el 9 de septiembre de 2013, como alter ego de otro tipo bastante más serio que yo.  Considero que el humor te ayuda a sobrellevar la vida y, sobre todo, la política y la economía que nos venden quienes deciden por nosotros.

Como JG Castle he publicado un eBook en Amazon con título  expresivo: Elogio de la corrupción (la corrupción es buena, pero está mal repartida). Por un módico precio contiene otro ensayo de regalo: Guía para arruinarse. Creo que no hace falta decir más.

   

 
-

-

Sin Maldad
José García Abad


. Tribuna
Miguel Ángel Aguilar

-
Tribuna
María Jesús Serrano

-
Tribuna
Pablo Bustinduy


-

Tribuna
Belén Hoyo


-
Tribuna
Joan Tardà



- Tribuna
Cristina Antoñanzas

-

Tribuna
Carles Campuzano



-El Acento
Inmaculada Sánchez


-
Tribuna
Sergio del Campo



.

El Spinnaker
Graciano Palomo



.

Tribuna
Bruno Estrada


.Tribuna
José Antonio Pérez Tapias



- La Quincena Judicial
José M. Benítez de Lugo



-

Tribuna
José Luis Centella


,La Economía Desde Mi Observatorio
Carlos Berzosa



,

Tribuna
Julio Rodríguez


- De la Cultura
y la Ciencia
Mauro Armiño


.

Tribuna
Pere Navarro



.

Crónicas Marxianas
Julius G. Castle