Entrevista Oscar López Tiempos de hoy
 
   

                              Nº 1197. 21   de abril de 2017

- - --

Óscar López, coordinador de la campaña de Patxi López a las primarias
del PSOE

“El enemigo del PSOE no es Pedro ni Susana, es la división”
 
Para Óscar López son dos las cuestiones fundamentales para la reconstrucción del PSOE: “La unidad”, porque “el principal enemigo del PSOE es la división interna”, y la necesidad de “tener un proyecto claro de izquierdas”, ya que, si no, “cuando la izquierda no es alternativa a la derecha, lo es el populismo”. Y defiende que Patxi López es quien mejor encarna la posibilidad de desarrollar estas dos cuestiones, señalando que “cada vez hay más gente que se acerca, que se identifica, que se moja en este proyecto”. “Va a llegar hasta el final y muchos vamos a trabajar para que gane”, subraya.

“Fue un error gravísimo permitir la investidura de Mariano Rajoy, y se está viendo ahora”

 

 “Vamos a recoger avales
suficientes, Patxi López tiene apoyos crecientes”

Manuel Capilla

Antes de entrar en materia, le quería preguntar por la actualidad judicial del PP. ¿Cómo valora la detención de Ignacio González?
Infumable. Y era de esperar, se venía viendo hace tiempo. El Partido Popular en Madrid ha sido un pozo de corrupción sin fondo. Yo lamento que, en su día, Esperanza Aguirre llegara a la presidencia de la Comunidad de Madrid como llegó y todo lo que ha pasado después.

¿Es sostenible políticamente la posición de Esperanza Aguirre?
No lo ha sido nunca. Ella siempre ha intentado desmarcarse, decía aquello de las ranas, y lo cierto es que sí, es terrible e insostenible.

¿Ve factible la posibilidad de una moción de censura a Cristina Cifuentes?
Por lo que he visto, parece que Ciudadanos se negaría a esa posibilidad. La verdad es que Ciudadanos, que también decía que iba a regenerar la política está siendo el apoyo para el PP en Murcia, en Madrid y para el propio Rajoy.

¿Y que espera de la declaración de Rajoy en el caso Gürtel?
Que diga la verdad, porque como diga la verdad saldrá todo a la luz. Rajoy dijo en el año 2009 que había una campaña de policías, jueces y fiscales contra el PP por el caso Gürtel. Y lo que había era un Partido Popular que se había estado financiando de manera irregular y que había estado cobrando comisiones ilegales, repartiéndose sobresueldos, en negro, con el dinero de todos. Esto es lo que ha pasado, y Rajoy estaba en el centro de todo. Lo sabía, lo conocía, aparece en los papeles. Y dijo que todo es falso, salvo alguna cosa. Rajoy tenía que haber dimitido hace mucho tiempo.

¿Cuáles son las principales propuestas de la candidatura de Patxi López?
Dos, al PSOE le hacen falta muchas cosas, pero hay dos sine qua non, sin las que el PSOE no va a volver a recuperarse. La primera es unidad. El principal enemigo del PSOE es la división interna. El enemigo del PSOE no es Pedro ni Susana, es la división. Y la segunda: el PSOE tiene que tener un proyecto claro de izquierdas. Claro es claro. Cuando la izquierda no es alternativa a la derecha, lo es el populismo. Por lo tanto, es muy importante que la izquierda sea alternativa a la derecha.

¿Por qué decidió implicarse en la candidatura de Patxi López tras ser uno de los apoyos más importantes de Pedro Sánchez como secretario general?
Porque soy leal a mis ideas. Siempre he defendido el no a la investidura de Rajoy, no he dejado de defenderlo. Ahora, lo que se me pregunta es quién es el mejor para liderar este nuevo tiempo. Y para mí, la respuesta que tengo como militante del PSOE es Patxi. He explicado antes por qué, porque creo que hace falta unidad en el Partido Socialista y Patxi es quien mejor la garantiza, y porque hace falta un proyecto de izquierdas que definamos entre todos. Por tanto, es leal responder con honestidad a lo que a uno le preguntan: ¿Quién es el mejor para liderar el nuevo tiempo? Y digo: Patxi López. Respeto otras opiniones y pido respeto para la mía.

¿Se arrepiente de haber defendido el no a Rajoy hasta el final?
Nunca. Creo que era un error gravísimo permitir la investidura de Mariano Rajoy. Y se está viendo ahora. El PSOE tenía que haber mantenido el no a Rajoy hasta el final.

¿Qué expectativas tiene de cara a la recogida de avales? ¿Hubiera sido partidario de que se fijara un tope máximo?
No está en la norma, se podría hablar para un futuro. Da igual. Yo creo que los avales tienen la importancia que tienen, son un requisito para ser candidato. Es más, hay muchos precedentes de gente que ganó en avales y perdió en votos. Lo importante son los votos, y vamos a recoger suficientes avales para ser candidatos. Patxi López tiene apoyos crecientes en el PSOE. Cada vez hay más gente que se acerca, que se identifica, que se moja en este proyecto. Y son miles los socialistas que creen en Patxi, así que yo estoy muy tranquilo, muy confiado y muy sereno.

Algunas informaciones han apuntado la posibilidad de una retirada de la candidatura de Patxi López. ¿Va a llegar hasta el final?
Sin ninguna duda. Patxi López se ha presentado para ganar, no habría dado este paso alguien con su trayectoria, con su pensamiento, con su compromiso, si no fuera para intentar solucionar un problema en el Partido Socialista. Va a llegar hasta el final y muchos vamos a trabajar para que gane.

¿Cómo valora las críticas que se han vertido hacia su candidatura desde la de Pedro Sánchez afirmando, por ejemplo, que no tiene proyecto?
Es verdaderamente incomprensible. No puedo comprender que quien se erige en la voz de la militancia, a continuación quiera quitar un candidato de en medio. Deje usted libremente que se presente quien quiera y que los militantes decidan. Creo que hay miles de socialistas que creen que Patxi puede ser el mejor para resolver este problema. Me parece una falta de respeto que digan que Patxi no tiene proyecto, que se tiene que retirar… No lo puedo comprender. Yo respeto al resto de candidaturas y pido respeto para esta.

¿Comparte las críticas a la neutralidad de la gestora que se han hecho?
Creo que la gestora ha cometido un error por encima de todos los demás: establecer un calendario muy largo. Ha sido muy dañino para el PSOE, no hacía falta tanto tiempo para este congreso. El PSOE podía haber resuelto sus problemas en mucho menos tiempo.

De cara al futuro del PSOE, una de las cuestiones clave es la relación con Podemos. ¿Ve posible un acuerdo con Podemos para la formación de un gobierno alternativo al PP?
Bueno, Pablo Iglesias nos demostró que no. Lo tuvo 'a huevo'. En una ocasión histórica para que hubiera un cambio en este país, votó que no a un presidente socialista. Yo me niego a que el PSOE se defina por su relación con otros partidos o con Podemos. El PSOE es el partido de la mayoría social en este país y tiene que volver a serlo. Y, en todo caso, Podemos tendrá que debatir su problema y decirnos si para ellos es más importante destruir al PSOE o que haya cambio en este país. Hasta el momento, con Pablo Iglesias a la cabeza, siempre ha sido destruir al PSOE. En Madrid, ni nos planteamos que Esperanza Aguirre pudiera ser alcaldesa. Y no le hicimos ninguna exigencia a Carmena. Por supuesto que hicimos el cambio en Madrid. Pablo Iglesias hizo lo contrario a nivel nacional y permitió que Rajoy siguiera gobernando.

¿Reconoce al Pedro Sánchez que ahora defiende la plurinacionalidad del Estado y que parece que está adoptando posiciones más cercanas a Podemos?
Creo que hay mucha leyenda sobre esa afirmación que hizo Pedro y que no ha explicado. Debería explicarla él, porque luego le he escuchado en otras ocasiones decir que no, que él defiende la Declaración de Granada. Yo creo, y Patxi lo defiende, que el PSOE tiene un modelo federal, donde se tiene que modernizar nuestra España autonómica con un modelo federal para que haya igualdad entre todos los españoles.
 
A la vista de los resultados electorales que están tenido los partidos socialdemócratas en los últimos años, ¿cuál es el problema de la socialdemocracia europea?
Son muchos, pero puedo resumirlo en una imagen gráfica. Cuando se le echa mucha agua al vino, deja de ser vino y empieza a ser agua. La socialdemocracia ha tenido muchos complejos en los últimos años. Y no ha tenido una voz firme y fuerte frente a las políticas que ha implantado la derecha en Europa, encabezadas por Merkel en todo lo que ha sido el austericidio. Es paradójico que la política más socialdemócrata se haya hecho desde Estados Unidos por parte de Obama, que después de la crisis sí hizo políticas de crecimiento y de expansión. ¿Dónde vamos con una Europa que no pone como prioridad absoluta crear empleo, cuya prioridad es recortar el déficit? O la izquierda es la alternativa a la derecha, o la gente encuentra una fórmula en el populismo.

 
 
-