Vaya Gente Tiempos de hoy
 
   

                             Nº 1203. 2 de junio de 2017

- - --

¡Vaya Gente! / Mara del Prado

Juventud, divino tesoro

Entre bodas, fiestas, romances, citas en la hípica y confesiones exclusivas, destaca por original e interesante un reportaje visto en la prensa del corazón. La revista Hola ha dedicado sus páginas a hablar de las raíces españolas de las grandes fortunas del planeta; tres de los seis hombres más ricos del mundo coinciden en tener un pueblito bueno en estas tierras y a pocos kilómetros unos de otros.

El empresario mexicano Carlos Slim veranea en el municipio rural de Avión, en Ourense, una villa de casi 2.500 habitantes. Cuenta la publicación que allí se aloja en la mansión de su buen amigo y compatriota Olegario Vázquez Raña, hijo de emigrantes gallegos y dueño de todo un holding dedicado a la comunicación, la sanidad, el turismo, las apuestas y hasta la protección privada.

Caso más conocido es el de Amancio Ortega, nacido en León aunque comenzó su imperio empresarial en La Coruña. Pues bien, según Hola está muy unido a la localidad vallisoletana de Valoria de la Buena, donde nació su madre.


Amancio Ortega está muy vinculado a Valoria de la Buena, donde nació su madre / EUROPA PRESS

 

El otro caso mencionado es el de Jeff Bezos. Fundador de Amazon, nacido en Alburquerque (Estados Unidos) y tercer hombre más rico según Forbes con una fortuna de 65.000 millones de euros, tiene vínculos con Villafrechós, un pueblo también de Valladolid de 500 habitantes. Junto a su mujer y sus hijos, cuenta la revista, visitó en 2010 la localidad para conocer los orígenes de su padrastro.

A continuación y sin soltar al lector ávido de curiosidades sobre los ricos y poderosos, la publicación se fija en las nuevas generaciones de millonarios menores de 30 años. Así, comienza hablando de Alexandra Andresen, la multimillonaria más joven del planeta. Noruega de 20 años, hace diez recibió de su padre el 42 por ciento de la compañía familiar Ferd, líder de la industria del tabaco en su país –el otro 42 por ciento lo transfirió a su otra hija, un año mayor–. De ella dicen, sin embargo, que es una chica sencilla que compra coches de segunda mano y sueña con ser una gran amazona.

El segundo puesto en el ranking lo ocupa Hugh Grosvenor-Wellington. Con 26 años y el título de duque de Westminster, es el hombre más rico del mundo menor de 30 años con diez mil millones de euros. Cuando murió su padre, además del ducado heredó “propiedades inmobiliarias de valor incalculable en los lugares más selectos de Londres”, según reza la publicación.

El trío de ricos y jóvenes lo completa Charlotte Wellesley. Su matrimonio con Alejandro Santo Domingo celebrado hace ahora un año unió a dos poderosas y acaudaladas familias; el padre de ella, Charles Wellesley, ostenta varios títulos nobiliarios y su madre es la princesa Antonia de Prusia. Mientras, su marido, con una fortuna que la revista Forbes estima en 4.200 millones de euros,  es el segundo hombre más rico de Colombia.

Qué derroche todo. Qué exceso. Qué barbaridad.