El Acento / Inmaculada Sánchez Tiempos de hoy

 
   

                             Nº 1204. 9 de junio de 2017

- - --






El Acento / Inmaculada Sánchez

Mejor impuestos que donativos


EUROPA PRESS

La donación de la Fundación Amancio Ortega de 320 millones a la sanidad pública española ha levantado una polvareda muy necesaria para separar el grano de la tributación de la paja de la filantropía

La sanidad, la educación, las ayudas a la dependencia… y hasta el barrendero que deja nuestra calle transitable son servicios públicos costeados por el esfuerzo tributario y solidario de todos los ciudadanos. Arranco esta columna con tan simplona, lógica y lapidaria frase porque en estos días nos hemos topado con una lección de dignidad y pedagogía social que parece no haber sido entendida del todo en según qué sectores. Y es que la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha pedido a las autoridades que rechacen los 320 millones de euros que la Fundación Amancio Ortega ha donado a los hospitales de la Seguridad Social para la compra de equipamientos contra el cáncer. Vaya, con lo bien que nos venían…

Cuando nuestros centros hospitalarios necesitan renovar equipos y los enfermos hacen cola y sufren largas esperas para una prueba diagnóstica que puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte no es fácil argumentar que no quieres que te donen dinero para evitarlo. Pero la FADSP ha tenido el coraje suficiente. “La donación es finalista y genera desigualdad”, argumenta Manuel Martín, el presidente de esta federación, que no tiene que demostrar nada sobre su feroz e inflexible defensa de la sanidad pública.

Su tesis es que el modelo funciona porque es redistributivo y es la administración sanitaria quien debe decir en qué emplea el dinero sin interferencias y que los mecenas con ganas de ayudar lo que deben hacer es pagar más impuestos para que estos se destinen a la sanidad. Por el contrario, la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), que lleva tiempo criticando la obsolescencia de los actuales equipos de radioterapia públicos, ha dicho que están “encantadísimos con las donaciones” en palabras de su presidente, Pedro Lara. “Para los médicos, nuestra prioridad son los pacientes”, aseguraba al diario El País. “¿Tú crees que a ellos les importa de dónde venga el dinero”, concluía.  Así han debido entenderlo las 14 comunidades autónomas que, pese a sus muy diferentes gobiernos, han llegado ya a acuerdos con la filantrópica fundación para aceptar su donación.

 Cosas del calendario judicial, esta misma semana se conocía la sentencia del Tribunal Constitucional que declaraba ilegal la amnistía fiscal aprobada por el gobierno del PP en 2012. Sí, esa gracias a la cual han aflorado muchos millones de dinero negro y se ha dado con la pista necesaria para perseguir delitos de blanqueo y corrupción. ¿A quién le importa de dónde viene el dinero? Supongo que a los que este mes ultimamos nuestra Declaración de la Renta y queremos que nos atiendan sin demoras en los hospitales públicos.

Firma

Periodista y directora de El Siglo desde 2011, revista que contribuye a fundar, en 1991, formando parte de su primer equipo como jefa de la sección de Nacional. Anteriormente trabajó en las revistas Cambio 16 y El Nuevo Lunes y en la Cadena Ser. Actualmente también participa asiduamente en diferentes tertulias políticas de TVE y de Telemadrid.

-