Siete Días Tiempos de hoy

 
   

                             Nº 1205. 16 de junio de 2017

- - --

Siete Días


Macron gana la primera ronda de legislativas.

Macron, camino de la mayoría absoluta

Emmanuel Macron se impuso el pasado domingo en la primera vuelta de las elecciones legislativas francesas. La coalición La República en Marcha, partido del presidente, y Movimiento Democrático (LRM-MoDem) obtuvo el 32,32% de los votos en una jornada marcada por la escasa participación que, según el Ministerio del Interior francés, tan sólo alcanzó el 48,71%. De esta manera, Macron obtendría entre 415 y 455 escaños de los 577 de la Asamblea, muy por encima de los 289 con los que se alcanza la mayoría absoluta.

En segundo lugar, la coalición La Derecha, encabezada por Los Republicanos, obtuvo el 21,6% de los votos, lo que se traduciría en una horquilla de entre 70 y 110 escaños. El ultraderechista Frente Nacional alcanzó el 13%, La Francia Insumisa rozó el 11% y el Partido Socialista (PS) confirmó su esperado descalabro, logrando un 7,87% de los votos. El secretario general del partido, Jean-ChristopheCambadèlis, reconoció el “retroceso sin comparación para la izquierda y para el PS” tras conocerse los resultados. Con este panorama político, la segunda vuelta parece que sólo será decisiva para las fuerzas minoritarias (Frente Nacional, Francia Insumisa y PS), que llaman a sus votantes a participar el próximo domingo 18 de junio.

Los buenos resultados de la primera vuelta auguran la mayoría absoluta de Macron, lo que le permitiría aplicar sus políticas desde el Elíseo y llevar a cabo su prometido programa de reformas. Por su parte, los partidos de la oposición advirtieron de que la mayoría parlamentaria que podría obtener Macron no dejaría espacio para el debate democrático.

  Iglesias y Rajoy durante la moción de censura/ FERNANDO MORENO

Iglesias consigue un cara a cara con el PP…

La primera sesión de la moción de censura promovida por Unidos Podemos estuvo marcada por las largas intervenciones de Pablo Iglesias e Irene Montero. La portavoz de la formación morada abrió el pasado martes el debate con un discurso extenso y estructurado en torno a la corrupción, que durante más de dos horas no dio respiro al PP. "Organización criminal", "herederos del franquismo" o "elitistas" han sido algunas de las palabras que dedicó a la bancada popular. Recordó también todos los casos y escándalos que salpican al PP y pidió que “devuelvan lo robado hasta el último céntimo”.

Al término de Montero, y por sorpresa, Rajoy subió a la tribuna para hacer su réplica, sin esperar a la intervención de Pablo Iglesias. Desde Podemos se vio como un gesto de “debilidad”, mientras que el Gobierno lo defendió como una manera de relegar al discurso de Iglesias a un segundo plano. Entre ironía y sarcasmo, Rajoy contestó a Montero y ridiculizó la moción de censura, que aseguró estar “destinada a dar espectáculo”. Aseguró que el objetivo de Podemos es desestabilizar España y con sorna defendió que su gobierno, con sólo siete meses de vida, no había tenido tiempo de cometer las tropelías que se les atribuye, ya que no son “tan eficaces”. Tras la intervención del presidente del Gobierno, Iglesias se extendió más de dos horas y media con un discurso plagado de referencias históricas y aseguró que Rajoy pasaría a la historia por como “el presidente de la corrupción”. El líder de Podemos aprovechó el turno de palabra para desgranar su programa de gobierno, referirse a la necesidad de un referéndum “con garantías y reconocimiento” para Cataluña  y tender la mano al PSOE. En su segunda réplica, Rajoy dejó las ironías a un lado y aseguró que España no se merece el “castigo” de tener a Iglesias como presidente, ya que no es fiable y sería “letal” para el interés general.


Ábalos se estrenó como portavoz socialista en el Congreso/EUROPA PRESS


…Y un acercamiento con el PSOE

El segundo día de debate comenzó con un intenso cruce dialéctico entre Albert Rivera y Pablo Iglesias, en el que ambos se descalificaron mutuamente. El líder de Ciudadanos tildó a Iglesias de “cínico” y “embustero”. Por su parte, el de Podemos respondió calificándole de “facha” e “inútil”. Después intervino el nuevo portavoz del PSOE, José Luis Ábalos, que tendió la mano al líder de Podemos para “construir mayorías alternativas y desmontar las políticas injustas del PP”, tratando de acercar posturas. Reivindicó una negociación de la izquierda reconociendo su liderazgo en la oposición como segunda fuerza más votada, a lo que Iglesias replicó que esta deberá ser “de igual a igual” y propuso negociar una nueva moción en verano. Ábalos reprochó al líder de Podemos que no apoyase en su día la investidura de Pedro Sánchez.

Otro momento tenso de esta segunda jornada estuvo protagonizado por el portavoz del PP, Rafael Hernando, quien tuvo que acabar pidiendo disculpas por un desafortunado comentario: “Algunos dijeron que Irene Montero estuvo mejor que usted, pero no seré yo quien lo diga, por lo que pueda provocar en esa relación”, dijo refiriéndose a la relación sentimental de los miembros de Podemos.

Al igual que ocurriese las dos ocasiones anteriores en los años 1980 y 1987, la tercera moción de censura de la democracia ha fracasado. Tras casi 16 horas de debate, la votación tuvo lugar el miércoles al mediodía y los 82 síes de Podemos, RCE, Bildu y Compromís han quedado lejos de la mayoría absoluta de la Cámara (176 votos), necesaria para relevar a Mariano Rajoy. En contra, los 170 noes del PP (134), Ciudadanos (32), UPN (2), Coalición Canaria (1) y Foro Asturias (1) y las 97 abstenciones de PSOE, PNV y PDeCAT.


Adolfo Suárez con su voto en 1977.


Cuatro décadas de elecciones

El día 15 de junio se cumplían cuarenta años de las primeras elecciones generales de la democracia en España. No se celebró ninguna conmemoración en el Congreso, tal y como ocurriese hace diez años por el 30 aniversario, aunque se había programado inicialmente para el mismo día de la efeméride. El temor a que la moción de censura impulsada por Podemos, que tuvo lugar los días 13 y 14 de junio, se alargase una jornada más, provocó la decisión del Congreso de posponer el acto casi dos semanas, que se celebrará finalmente el miércoles 28 de junio. El candidato Pablo Iglesias y los miembros del Gobierno no tenían limitación de tiempo en sus intervenciones, por lo que no se podía anticipar con certeza el día u hora de su finalización.

El acto de conmemoración, que tendrá lugar en el Salón de Plenos, estará presidido por los Reyes y se espera la asistencia de alguna de las principales figuras políticas de aquellas elecciones, que devolvieron la ilusión a España tras cuatro décadas de dictadura franquista. Ana Pastor ha señalado que se pretende "homenajear" a quienes, con su "generosidad", iniciaron el camino de una Transición que ha permitido que España sea hoy lo que es, una nación "cada vez más plural y diversa".

Nombrado presidente en julio de 1976, Adolfo Suárez convocó a las urnas a los 23 millones de españoles con derecho a voto con apenas un par de meses de antelación. Las ciudades se cubrieron de carteles, los vehículos recorrían las calles repartiendo octavillas y los mítines se celebraban a lo largo y ancho del país. Se llegó así a un día histórico: 15 de junio de 1977. La primera jornada de elecciones generales en democracia se llevó a cabo sin apenas incidentes, con una participación cercana al 80%. Más de ochenta candidaturas acudieron a los comicios, pero sólo doce consiguieron representación en el Congreso.  La Unión de Centro Democrático de Suárez ganó con 165 diputados, seguida por el PSOE, liderado por Felipe González, que reunió 118. El PCE de Carrillo consiguió 20, cuatro más que Alianza Popular.









La Frase

“Cuanto peor, mejor para todos. Y cuanto peor para todos, mejor. Mejor para mí el suyo. Beneficio político”

Mariano Rajoy lo ha vuelto a hacer. En medio de la moción de censura contra su Ejecutiva, el presidente del Gobierno, que estaba en plena lucha dialéctica con el líder de Podemos, lió su discurso una vez más y nos dejó esta curiosa frase