El Spinnaker / Graciano Palomo Tiempos de hoy

 
   

                             Nº 1206. 23 de junio de 2017

- - --






El Spinnaker / Graciano Palomo

Sánchez llega como un huracán caribeño


El triunfalismo extraordinario con el que se conducen Sánchez y su equipo debería conllevar alguna sordina. Porque lo único que justificaría lo anterior es que hubiera ganado las elecciones generales y entonces nadie le discutiría su ambición por vivir en el Palacio de la Moncloa


Pedro Sánchez no ha vuelto a tomar las riendas de un partido cualquiera. Se trata del PSOE, la formación que ha gobernado España durante 23 años. La formación que tenía una personalidad propia y unas señas de identidad más que descriptibles.

Ha introducido cambios desde la perspectiva de que tiene todo el poder en sus manos pese a ese 30 por ciento de abstenciones que le dieron un primer aviso. Es cierto que viene con una urgencia perentoria: evitar que Podemos se le coma por los pies. Desde esa perspectiva hay que entenderlo todo. Escribo esto porque no reconozco en Pedro al actual Sánchez. Ni es tan radical como quiere aparentar ni tan lerdo como cuentan.

Quizá los dos nombramientos más inquietantes para la facción más socialdemócrata sean las de dos mujeres: Adriana Lastra y Margarita Robles aunque por distintos motivos. Las dos vienen con la escoba de barrer.

El triunfalismo extraordinario con el que se conducen Sánchez y su equipo debería conllevar alguna sordina. Porque lo único que justificaría lo anterior es que hubiera ganado las elecciones generales y entonces nadie le discutiría su ambición por vivir en el Palacio de la Moncloa. Y tengo para mí que todavía tiene que remar mucho para conseguir ese empeño. Dos son las cuestiones a las que tiene que arrojar claridad cuanto antes. La primera referida a su posición ante el órdago secesionista catalán. Y la segunda, cómo encara él la salida final de la crisis y el modelo económico e impositivo a corto, medio y largo plazo. El resto son meros brindis al sol.

La generación del pacto
Javier Maroto es uno de los jóvenes y prometedores líderes que conviven en el Partido Popular con una generación anterior que enlaza directamente con el llamado aznarismo. Nombres como los de Pablo Casado e incluso como los de Cristina Cifuentes o Alberto Núñez Feijóo. Maroto cree que lo que les define a todo ellos es la “cultura del pacto” conscientes de que la pluralidad de la sociedad presente y mucho más en el futuro tendrá que hacerse de esa cultura de la necesidad virtud. Es, por ejemplo, lo que se le reprocha a Pablo iglesias que, pese a su juventud, camina por la vida con formas dictatoriales y estalinistas…. Así, no.

13TV, Barriocanal y los obispos
13TV se ha convertido en un verdadero problema para los señores obispos que se conjuran en torno a la Conferencia Episcopal Española. Pierden mucho dinero y no ven sino escasa rentabilidad, por ejemplo, en la difusión de la misa a través de las pantallas. Apenas llega al 2% del share, con una facturación publicitaria mínima y sin posibilidad de remontar, tal y como está el mercado dominado por el llamado duopolio.

La elección de los ejecutivos para sustituir al creador de la misma, Álex Samanes, ha sido un verdadero desastre, especialmente el nombramiento como consejero delegado de Sergio Peláez, afincado en Valencia y con amistades muy peligrosas dentro del PP en esa tierra. Un tipo que al final ha resultado nefasto y que fue cooptado por Fernando Giménez Barriocanal, aunque al final abjuró de él como suele ser habitual en el zamorano. Peláez costaba a la empresa más de un cuarto de millón de euros, mientras que hay redactores en la casa sacra que apenas llegaban a los 16.000 euros.

¡Papelón para los obispos! Lo demás está todo dicho.

Arrimadas y Villacís
Inés Arrimadas y Begoña Villacís son dos de los principales bastiones de Albert Rivera en el emergente equipo naranja. Ambas damas tienen un futuro prometedor por delante, si no un presente decisivo en Ciudadanos. Sigan atentos a las pantallas de estas dos mujeres.

Firma

Periodista y diplomado en Derecho. Fue director de Información de la agencia EFE y cronista parlamentario de Europa Press, subdirector de El Independiente y redactor-jefe del semanario Tiempo. Durante 37 años ha ejercido ininterrumpidamente el Periodismo en los más importantes medios nacionales y ha sido director de Relaciones Institucionales y de Comunicación en dos de las más importantes multinacionales españolas. Ha escrito catorce libros y actualmente colbora en distintos medios y ejerce como comentarista en TVE, Cuatro, Telemadrid, 13TV o RNE.

-