Tribuna / Miguel A. Aguilar Tiempos de hoy

 
   

                             Nº 1206. 23 de junio de 2017

- - --






Tribuna / Miguel Ángel Aguilar

El poder y la palabra


Los enemigos de la libertad defienden su postura anteponiendo la disciplina al individualismo y dejando en un segundo plano, siempre que pueden, la cuestión de la verdad y la mentira. Así aflora el intento de reducir las convocatorias a los periodistas "idóneos" como acabamos de ver también aquí

Bajo el título El poder y la palabra acaba de aparecer en la editorial Debate la recopilación de diez ensayos sobre lenguaje, política y verdad de George Orwell que parecen pintiparados para los momentos que vivimos. Explica el autor que la libertad intelectual es atacada tanto por sus enemigos teóricos, los apologistas del totalitarismo o adictos al sectarismo rampante, como por sus enemigos más inmediatos, los monopolios y la burocracia. Señala que cualquier escritor o periodista que quiera conservar su integridad se ve más frustrado por la deriva general de la sociedad que por una persecución activa y que todo conspira para convertirles en funcionarios de bajo rango que trabajan en los asuntos que le dictan desde arriba o desde los lados de modo que nunca dice lo que considera la verdad.

Precisa después que en el pasado, al menos durante los siglos del protestantismo, la idea de la rebelión y la de la integridad intelectual estaban vinculadas y que un hereje –político, moral, religioso o estético– era alguien que se negaba a violentar su propia conciencia. Concluye combatiendo la idea que consideraba más peligrosa y defendible de que la libertad es indeseable y de que la honradez intelectual es una forma de egoísmo antisocial y apuntando que la controversia sobre la libertad de expresión y la libertad de prensa es, en el fondo, una controversia sobre si mentir es deseable o no. De manera que lo que está en juego es el derecho a informar de los sucesos fielmente o al  menos con tanta fidelidad como lo permitan la ignorancia, el sesgo y el engaño a los que está sometido cualquier observador.

Últimos viajeros llegados de las ruedas de prensa señalan en esa misma línea que los enemigos de la libertad defienden su postura anteponiendo la disciplina al individualismo y dejando en un segundo plano, siempre que pueden, la cuestión de la verdad y la mentira. Así afloran los "hechos alternativos" que invocan los portavoces del presidente norteamericano Donald Trump y el intento de reducir las convocatorias a los periodistas "idóneos" como acabamos de ver también aquí siguiendo el proceder del inquilino de la Casa Blanca. A los indóciles se les acusa, precisa Orwell, o bien de querer encerrarse en una torre de marfil, o bien de hacer un alarde exhibicionista de su personalidad, o bien de resistirse a la corriente inevitable de la historia en un intento de aferrarse a privilegios injustificados. Los convocantes defienden así de manera tácita, según nuestro autor, que "la verdad" ya ha sido revelada y que el disidente, o bien es idiota, o bien conoce "la verdad" y se opone a ella por motivos egoístas.

La lectura de estos ensayos confirma que lo verdaderamente significativo no es que se produzcan las falsificaciones a que estamos asistiendo sino que, incluso cuando se sabe su falsedad no susciten la menor reacción con el argumento incontestable de que decir la verdad sería "inoportuno" o "le haría el juego" a éstos o aquéllos. Continuará.

 

Firma

Periodista y secretario general de la Sección Española de la Asociación de Periodistas Europeos. Licenciado en Ciencias Físicas y graduado en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid, fue director de Diario 16, la agencia EFE, el periódico El Sol y presentador de los informativos de fin de semana y del Informativo diario Entre Hoy y Mañana en  la madrugada de Telecinco. En la actualidad es columnista en varios medios y colabora en distintos programas de radio y televisión. Ha escrito varios libros, entre ellos, Las últimas Cortes del franquismo; El golpe, anatomía y claves del asalto al Congreso, y España contra pronóstico (Ed. Aguilar).

-