Reforma RTVE Tiempos de hoy

 
   

                             Nº 1206. 23 de junio de 2017

- - --

Política /  Manuel Capilla

La reforma de la tele pública une a PSOE, Podemos, Cs... y PP

Milagro en RTVE

La reforma de la elección del presidente y de los consejeros de RTVE ha dado pie al milagro de reunir en un mismo acuerdo a PSOE, Podemos, Ciudadanos y, en última instancia, al PP, que ha asumido a regañadientes una derrota parlamentaria importante. Se trata de la primera reforma pactada para revertir lo hecho por el Gobierno con mayoría absoluta de Mariano Rajoy y supone un ensayo para el entendimiento entre las otras tres fuerzas de la Cámara, después de que Pedro Sánchez haya instado a Podemos y Ciudadanos a entenderse.  Articulada principalmente en torno a un acuerdo entre los socialistas y la formación morada, el acuerdo fija el relevo de José Antonio Sánchez para dentro de tres meses y supone retomar en buena medida el sistema de elección que legó José Luis Rodríguez Zapatero, imponiendo la necesidad de un amplio acuerdo para nombrar a su sucesor en la Presidencia de la Corporación.


José Antonio Sánchez será relevado de la Presidencia de RTVE en el plazo de tres meses / EUROPA PRESS

La negociación ha gravitado sobre un documento redactado por el PSOE y Podemos   La gran novedad es el concurso público para la elección del presidente y los consejeros

Habrá que esperar si la negociación de la reforma de RTVE marca un antes y un después en el escenario político nacional, pero de momento ya ha conseguido algo ciertamente extraordinario: que una decisión de calado reciba el apoyo de toda la Cámara. Eso ya está en el haber de la proposición de ley impulsada por el PSOE, negociada hasta pocos minutos antes de la votación, el pasado jueves, y que esencialmente retoma el sistema de elección del presidente y de los consejeros de la Corporación que operaba durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero. Ya no será posible que un solo grupo, como sucedió con el PP gracias a su mayoría absoluta, pueda imponer al máximo responsable de RTVE. A partir de ahora será necesario un amplio consenso.

Lo sucedido tiene un alto valor simbólico, además, porque sucede justo después de que Pedro Sánchez haya reiterado su llamamiento a Unidos Podemos y Ciudadanos para articular una acción común para desarmar las políticas del PP y, en última instancia, armar un gobierno alternativo. Unas intenciones que el propio Sánchez va a explorar la semana que viene con Pablo Iglesias, con quien se entrevistará este martes, y con Albert Rivera, con el que todavía no ha cerrado día y hora para su encuentro, aunque presumiblemente será también la semana próxima.

En la agenda de Sánchez, la prioridad es poner en marcha un plan de rescate a los jóvenes, aunque Iglesias pretende incluir más asuntos en la reunión. Y es que el partido morado pretende crear grupos de trabajo con el PSOE y, sobre todo, empezar a estudiar una posible moción de censura. Más distante es, de momento, la relación con Albert Rivera, con el que Sánchez mantuvo una conversación de apenas 10 minutos, por la media hora que estuvo al teléfono con Iglesias. De momento, Rivera parece tener mucha menos prisa en atender la petición de Sánchez.

En cualquier caso, ni Podemos ni Ciudadanos se lo van a poner fácil a Sánchez en su intención de articular un entendimiento a tres bandas. Los vetos mutuos se mantienen entre estas dos fuerzas, como han reiterado sus portavoces en los últimos días, en una suerte de dejá vu de lo sucedido hace un año, cuando Sánchez intentó conseguir su investidura. Pero lo cierto es que, por el momento, a la vista de lo sucedido con la negociación de la proposición de ley sobre RTVE, Unidos Podemos parece tener más sintonía con los socialistas que Ciudadanos, que han hecho todo lo posible para incluir en el acuerdo al PP y no aparecer junto ‘en la foto’ sólo con Sánchez e Iglesias.
Aunque la negociación ha gravitado en torno a un documento redactado por el PSOE y Podemos, que han sacado adelante la mayor parte de sus propuestas, ha habido renuncias por parte de todos. José Miguel Camacho, portavoz socialista en la Comisión Mixta para el control de RTVE, y su homóloga de Unidos Podemos, Noelia Vera, han conseguido imponer su principal reivindicación, que el relevo de José Antonio Sánchez en la presidencia sea inmediato, en un plazo máximo de tres meses, y sin esperar a que venza su mandato en junio del año que viene. Este era precisamente, el principal argumento que esgrimía el PP para no sumarse al acuerdo, pero no le ha quedado más remedio que aceptarlo a regañadientes.

También han conseguido sacar adelante el sistema de elección, que retoma la mayoría de dos tercios de la Cámara en primera votación y la rebaja a mayoría absoluta en segunda votación. Eso sí, la mayoría absoluta deberá estar respaldado por la mitad de los grupos de la Cámara, con lo que se impide que se utilice el rodillo parlamentario como sucedió con el PP en 2012. Ciudadanos apostaba por mantener la mayoría de dos tercios en segunda votación, pero PSOE y Podemos han conseguido imponer sus argumentos para evitar que se articulen minorías de bloqueo que impidan la renovación de los órganos.

Sin embargo, estos dos grupos han tenido que transigir con el número de miembros del consejo, del que saldrá el presidente. Su intención era ampliar el número de puestos de nueve a doce, con la intención de garantizar la presencia de los sindicatos. Pero la oposición del PP ha conseguido mantener en nueve el número de consejeros, con lo que los asientos para CCOO y UGT quedan en el aire.

La gran novedad del acuerdo es la adopción de un concurso público para la elección del presidente y los consejeros, al rebufo del modelo que adoptado recientemente Telemadrid y la nueva Canal 9 de la Comunidad Valenciana. Las personas que aspiren a esos puestos deberán presentar un proyecto para la Corporación y se someterán al examen de un comité de expertos cuyos miembros serán designados “por sorteo”, según el texto de la proposición de ley, de entre los propuestos por los grupos parlamentarios. Ese comité redactará y hará públicos sus informes de los candidatos para remitirlos a la Comisión Mixta para el control de RTVE, donde comparecerán esas personas antes de que sus candidaturas sean sometidas a votación.

Eso sí, todavía está por ver si para esta renovación urgente, en un plazo de tres meses, se aplica este sistema de concurso público. Y es que para su puesta en marcha es necesaria la reforma del reglamento del Congreso y del Senado. Los grupos prevén tenerla lista en ese plazo, pero si no fuera así el acuerdo actual prevé que los candidatos comparezcan directamente ante la Comisión Mixta, sin el paso previo por la comisión de expertos, para hacer una primera criba sobre las candidaturas. Posteriormente, en los plenos de ambas Cámaras se hará la votación final sobre ellas.

El acuerdo entre PSOE y Podemos iría más allá en la reforma de RTVE, según explica Noelia Vera a El Siglo. Su intención también pasa por la creación de una mesa de trabajo “con representación de la sociedad civil y expertos” que avance en cuestiones relativas a la transparencia y la financiación. Por ejemplo, una de las cuestiones a tratar –que El Siglo ha intentado contrastar con los portavoces socialistas, sin conseguirlo al cierre de esta edición– es que los jefes de Informativos se refrenden a través de una votación vinculante entre la redacción. Hoy por hoy, esa votación se realiza, pero no es vinculante. Eso da pie a situaciones como la del actual jefe de Informativos TVE, José Antonio Gundín, que sólo estuvo apoyado por el 4% de la redacción en la votación que se realizó en noviembre de 2014.

Hace unos días, Vera explicaba en la Comisión Mixta el punto de vista de Unidos Podemos sobre el acuerdo en torno a la reforma de RTVE y sus implicaciones. La portavoz de la formación morada afirmaba que: “Este acuerdo es un símbolo de lo que decimos desde Unidos Podemos: existe la posibilidad de una mayoría alternativa y para los asuntos importantes nos podemos poner de acuerdo. Después de la moción de censura es simbólico e importante que el primer acuerdo que se selle sea sobre RTVE. Ojalá se traslade a otros asuntos y podamos sumar”. Habrá que ver si este espíritu de acuerdo se traslada a otras cuestiones.


José Antonio Álvarez Gundín ha colocado a los Telediarios como líderes de audiencia.

Las audiencias de los Telediarios, al alza

La renovación de la cúpula de RTVE va a llegar después de bastantes meses en los que la audiencia de los Telediarios han conseguido remontar el vuelo y dejar atrás la etapa en la que estuvieron dirigidos por Julio Somoano y sufrieron un fuerte retroceso. Y es que desde la llegada al cargo de José Antonio Álvarez Gundín, en octubre de 2014, se ha invertido la tendencia, a pesar de que no se han puesto fin a las denuncias de los trabajadores de la casa por el tratamiento que reciben algunas informaciones.

Durante su primer año en el cargo, los telediarios ganaron casi un punto de audiencia en su primer año. Y ya cumplido su segundo año en el cargo, en noviembre de 2016, los Telediarios se colocaron como los informativos más vistos de España. Sumando las audiencias de La 1 y el 24 Horas, los Telediarios sumaron 1.990.000 espectadores, con un 14,5% de audiencia. Por detrás queda Telecinco con un 1.956.000 espectadores, pero con ligera ventaja en el porcentaje de share, un 15%.  La primera edición es líder en la sobremesa con una media mensual de 2.195.000 espectadores y un 16,7% de cuota, de lunes a viernes. Los fines de semana la cifra se sitúa en 1.907.000 espectadores y 15,2% de cuota. Por las noches Pedro Piqueras y Telecinco siguen siendo los líderes con un 16,5% de cuota media de pantalla y 2.307.000 espectadores.