Vaya Gente Tiempos de hoy

 
   

                             Nº 1209. 14 de julio de 2017

- - --

¡Vaya Gente! / Mara del Prado

Los jóvenes toman el testigo VIP


Felipe de Marichalar se deja ver en Ibiza con su “primer amor” / EUROPA PRESS

Les parecerá una costumbre trasnochada, pero eso es porque no frecuentan los ambientes adecuados. A las jóvenes pertenecientes a familias con saneadas cuentas corrientes  no les importa que las puestas de largo resulten, cuando menos, poco igualitarias. Son un símbolo de clase y se apunta hasta la más ‘moderna’. Por ejemplo, Alexandra de Hannover, a diferencia de su madre, la princesa Carolina de Mónaco, y su hermana, Carlota Casiraghi, ya había vestido de largo. Tampoco sus antecesoras acudieron a la celebración, al menos oficialmente dice Hola, de la mano de su novio. Pero la también hija de Ernesto de Hannover ha paseado aquí y allá con su pareja, el también heredero de una gran fortuna Ben-Sylvester Strautmann –su padre amasó una gran fortuna fabricando máquinas agrícolas en Bad Laer, ciudad de la Baja Sajonia–. Y, como sí es costumbre en su familia, su iniciación a la edad adulta ha tenido como leit motiv el dolce far niente que los Grimaldi han convertido en todo un arte.

Tras la cena y baile de gala en el Observatorio de la Costa Azul, la joven Alexandra reunió a madre, hermanos, primos y amigos en una fiesta temática bajo el lema Pink Flamingo. Celebrada en el Yacht Club de Mónaco, uno de los clubs náuticos más exclusivos del mundo y rincón favorito de la familia, cuenta la publicación, parecía un parque temático: flamencos de color rosa en figuras hinchables, en la decoración, en la ropa de los invitados… A destacar la presencia de Dimitri Rassam, novio de Carlota desde hace unos meses, y la última excentricidad de Andrea Casiraghi, que se tiró al mar por un tobogán gigante con su traje blanco y su sombrero panamá puesto.

La revista se hace eco del romance entre Felipe de Marichalar –anteriormente conocido como Froilán– y “su primer amor”, Mar Torres-Fontes. Cuenta la publicación que se conocieron en un internado de verano y ahora disfrutan juntos de sus vacaciones estivales en aguas del Mediterráneo. Después de acudir juntos a los toros, al fútbol, a fiestas y a conciertos como el de Taburete, el grupo liderado por el hijo de Luis Bárcenas, Willy Bárcenas, han trasladado sus “paseos y citas” a Marbella, Sotogrande e Ibiza, donde se les ha fotografiado a bordo de una moto acuática.

La noticia ha resultado doblemente interesante en la prensa española por el origen familiar de la novia del hijo de la infanta Elena y Jaime de Marichalar –parece que así la llaman en su círculo de amigos–. Hija y nieta de empresarios, su familia es propietaria de El Pozo (Grupo Fuertes) y su abuelo Tomás Fuertes Fernández ocupa el puesto número 24 de la lista Forbes como una de las mayores fortunas de España. En lo que han incidido otros medios, como ya hiciera Vanitatis hace un año, es en que el padre de la joven, Juan Torres-Fontes Suárez, fue uno de los empresarios que en 2010 tuvo que declarar como investigado por un presunto delito de blanqueo de capitales en el Ayuntamiento de Murcia.