Entrevista José M. Franco Tiempos de hoy

 
   

                             Nº 1209. 14 de julio de 2017

- - --

Entrevista / Manuel Capilla

José Manuel Franco, precandidato a las primarias del PSM

“Cifuentes empieza a estar cercada
por la corrupción”

José Manuel Franco será el candidato ‘sanchista’ en las primarias del PSM, que, a falta de convocatoria oficial, se prevé que se celebren en septiembre u octubre. El número dos de Ángel Gabilondo en la Asamblea de Madrid y coordinador de campaña de Pedro Sánchez en la región en las recientes primarias a nivel nacional será el principal aspirante a disputarle la Secretaría General a la actual líder, Sara Hernández, que apostó por Patxi López. Franco explica a El Siglo que aspira a trasladar a Madrid el “caudal de ilusión” que se ha generado con la vuelta de Sánchez a la Secretaría General y subraya que su objetivo es que “nuestro partido vuelva a ser el referente de la izquierda en Madrid”.


FERNANDO MORENO

“Está fuera de toda discusión la figura de Ángel Gabilondo como candidato a la Comunidad”   “Es el momento de colocar al partido en situación de ganar unas elecciones en Madrid”

¿Por qué ha decidido dar el paso y presentarse a las primarias?
Porque es un momento que debemos aprovechar. Durante las primarias en las que ha sido elegido Pedro Sánchez se ha generado un caudal de ilusión dentro del partido y, sobre todo, de participación interna, con niveles nunca vistos. Creo que es el momento de encauzar esa participación, esa ilusión, y trasladarlas al partido en Madrid.   

¿Por dónde pasa su proyecto para el PSM? ¿Cuáles son sus líneas maestras?
Para empezar, quiero que sea un proyecto compartido. Además, es un proyecto sin pretensiones de carácter personal. No tengo intención de ser candidato a la presidencia del gobierno de Madrid, porque ahora tenemos un magnífico portavoz de la oposición, Ángel Gabilondo, que podría y debería ser el próximo presidente madrileño. Con lo cual, mi pretensión es hacer partido. Puede ser una frase un poco vacía, pero si se analiza en profundidad, lo que queremos es que nuestro partido vuelva a ser el referente de la izquierda en Madrid. Estamos consiguiendo, en el Estado español, volver a ser el centro de la izquierda. Somos la izquierda necesaria, útil, la que puede gobernar. Si conseguimos que en Madrid suceda lo mismo que está sucediendo en el resto del Estado habremos dado un paso adelante importantísimo en el camino de gobernar las instituciones. Es el momento de colocar al partido en situación de ganar unas elecciones en Madrid. Las noticias que estamos conociendo en torno a la corrupción en el Partido Popular deberían darnos más argumentos para conseguir ese fin que es desalojarlo, no sólo del gobierno de la Comunidad, sino de muchos municipios donde ahora gobierna.

¿Pedro Sánchez le ha dado algún consejo, alguna recomendación de cara a las primarias?
Con Pedro Sánchez he hablado en muchas ocasiones durante su campaña, porque he sido su coordinador en Madrid, pero ahora él tiene que ser neutral en estos procesos. Ni me ha aconsejado ni creo que deba hacerlo. Es obvio que mi equipo y yo pretendemos desarrollar una campaña y un modelo de partido similar al que Pedro Sánchez está implantando en España.

Usted aspira a ser un barón del PSOE. En este nuevo PSOE de Pedro Sánchez, ¿los barones han perdido peso?
A mí, el término barón nunca me ha gustado mucho. Yo pretendo ser un servidor del partido en Madrid, al servicio del proyecto federal. Mi pretensión no llega más que a eso. Y es suficiente si aprovechamos esa ilusión que se ha generado. Yo pretendo ser la cabeza visible de todos aquellos compañeros y compañeras que creen en este proyecto y creen que es necesario un cambio de rumbo político en Madrid.

¿Ve factible una moción de censura encabezada por Ángel Gabilondo en esta legislatura?
Cuando se presenta una moción de censura, hay que presentarla para ganar. Presentar mociones de censura de cara a la galería no conduce a nada más que a la frustración de muchas personas que, de buena fe, creen que es posible ese cambio y luego no se produce. Se están generando las condiciones en la Comunidad de Madrid para que se presente una moción ganadora para que cambie el gobierno. El clima de corrupción es irrespirable. Ahora mismo, es un aire fétido el que estamos respirando en la política madrileña debido a los casos de corrupción del PP. Dicho esto, la clave de bóveda de una posible moción sigue siendo Ciudadanos. Mientras no se decidan a dejar de colaborar con un gobierno al que tachan de corrupto día sí y día no… Pero en lo fundamental siguen pactando con el PP. Ahora mismo, el PP no puede regenerar la política madrileña porque está trufado por la corrupción.

¿Qué le dicen Ignacio Aguado y el resto de diputados de Ciudadanos cuando comentan esta cuestión?
De cara a la galería son críticos. Y las preguntas que hacen a la presidenta en algunos plenos son de una dureza incluso superior a las preguntas que realiza Podemos y el Grupo Socialista. Pero, a la hora de la verdad, llegan los Presupuestos y votan con el Partido Popular. Esa crítica, a veces furibunda, es más de cara a la galería que algo sólido que nos lleve a pensar que están dispuestos a que se produzca ese cambio imprescindible en la política madrileña.

¿Debería dimitir Cristina Cifuentes tras conocerse el informe de la UCO que pedía su imputación?
No sé si debería dimitir. Pero el cerco de la corrupción, que hasta ahora, decía Cifuentes, que a ella y a su gobierno no la afectaba, empieza a hacerse cada vez más estrechos. Ella, al menos desde el punto de vista ético y político, no actuó correctamente en la adjudicación de la cafetería de la Asamblea de Madrid. Quiero separa la acción de la justicia de la acción política, pero como mínimo hay una responsabilidad política. E, insisto, desde ese punto no es aceptable la actuación que tuvo Cifuentes.

Teniendo en cuenta informaciones como la que conocimos esta semana, que implicaría a Jaime González Taboada en Púnica, ¿podría decirse que las ranas de Aguirre se las ha quedado Cifuentes?
Cristina Cifuentes lleva 30 años en puestos de responsabilidad en el PP. Entonces, no sé qué es peor, si ella no se enteraba de nada en esos puestos de responsabilidad o, si se enteraba, daba la callada por respuesta. Pero es difícilmente creíble que sea absolutamente ajena a todo lo ha pasado en estos años en el PP y en el gobierno de la Comunidad de Madrid. Si Cifuentes culpa de lo ocurrido a gobiernos anteriores, no tiene mucho sentido que tenga a miembros de gobiernos anteriores sentados junto a ella en la Asamblea.

Mencionaba antes que Gabilondo debe ser el candidato a la presidencia de la Comunidad. ¿Qué nombres tiene usted en la cabeza para asumir esa responsabilidad en el Ayuntamiento?
Tenemos muchas posibilidades de presentar un buen candidato para ganar también la alcaldía de Madrid. Lo que ocurre es que, en nuestro partido elegimos a los candidatos mediante un sistema de primarias, y ese sistema no debemos alterarlo bajo ningún concepto. Dicho esto, espero que cuando llegue el momento de elegir candidatos, tengamos candidatos de garantías. Se me ocurren muchos, y si menciono a unos dejaré descontentos a otros, pero estoy seguro de que vamos a presentar buenos candidatos.

No sé si me puede dar alguna pista sobre esos nombres, si es alguien que ya forma parte del grupo municipal.
Las primarias decidirán en su momento. Ahora parece que está fuera de toda discusión que la figura de Ángel Gabilondo. De cara al Ayuntamiento, habrá que verlo. ¿Tenemos compañeros válidos en el actual equipo de concejales? Claro que sí. ¿Es conveniente otro compañero o compañera que reúna un perfil más adecuado? Pues, al final, decidirán los militantes.

¿Sería partidario de que el PSOE entrara en el gobierno municipal?
Es un tema que hay que estudiar con calma cuando se elija la nueva ejecutiva. Ahora mismo, no puedo pronunciarme porque tampoco tengo toda la información necesaria. Hay que revisar, eso seguro, el papel que estamos haciendo, dentro del magnífico trabajo que están haciendo los compañeros en el Ayuntamiento.

En relación a futuras alianzas, y aunque también hay que celebrar primarias, parece que Iñigo Errejón parte como favorito para ser el candidato de Podemos en la Comunidad de Madrid. ¿Ve más factible entenderse con un Podemos encabezado por Errejón que con el actual, liderado por Ramón Espinar?
En este caso, uno no sabe lo que decir, porque si resalta la figura de Errejón por encima de otras, es posible que le hagamos un flaco favor. Parto de la base de que el PSOE en Madrid tiene que ser el partido hegemónico de la izquierda. Y, partir de ahí, si no es posible conseguir la mayoría absoluta, habrá que establecer alianzas con grupos políticos que compartan un elevado número de propuestas. Si Podemos, lo encabece quien lo encabece, comparte las grandes líneas de lo que nosotros proponemos, estaremos encantados de contar con ellos.