El Spinnaker / Graciano Palomo Tiempos de hoy

 
   

                             Nº 1210. 21 de julio de 2017

- - --




El Spinnaker / Graciano Palomo

 

Cataluña, situación límite


El Govern de Puigdemont ha decidido en estos días de canícula veraniega forzar la maquinaria en un auténtico pulso a la existencia del propio Estado, que se defiende con una cierta timidez en manos de un Gobierno que no lo tiene fácil


Los observadores de mi generación nunca habíamos visto una situación institucional igual. Hemos visto bajar mucha agua bajo todo tipo de puentes pero nunca que estuviera en cuestión la propia integridad del Estado.

El Govern de Puigdemont ha decidido en estos días de canícula veraniega forzar la maquinaria en un auténtico pulso a la existencia del propio Estado, que se defiende con una cierta timidez en manos de un Gobierno que no lo tiene fácil. Si actúa con dureza y aplica la ordenanza en vigor, mal. Si mira hacia otro lado y aplica el viejo “dejar hacer”, peor. De ahí que el Pleno programado para el próximo día 26 de julio tenga todos los visos del “choque de trenes”. Se trataría de activar la consulta ilegal que ha sido rechazada por todos los organismos internacionales fuera y también por los partidos constitucionalistas dentro.

Tiene muy mal cariz el ‘problema catalán’ que lleva ya muchos años pudriéndose.

Lo de la quita

El que pasa por ser hombre fuerte del sanchismo, el valenciano Ábalos, ha propuesto que para que los catalanes se pongan algo contentos el Estado debería anunciar una quita de la deuda que la administración autónomica mantiene con las arcas que ahora mismo controla Cristóbal Montoro. ¿Se trata de una ocurrencia personal o tiene algún viso de ser compartido ello por la nueva dirección socialista? Una quita de deuda no es otra cosa que un perdón, y si se me apura una amnistía. ¿No habíamos dicho que amnistías, no? Ocurrencias…

Puig y Vara ponen sordina a PS

Cuando Alfonso Guerra mandaba en el PSOE solía decir que esta organización política tiene un alto componente ácrata, en ocasiones sin demasiada coherencia. El tiempo parece darle la razón al veterano sevillano. Porque después del rutilante y descriptible éxito de Pedro Sánchez en su vuelta a la Secretaria General se podía suponer que los congresos regionales volverían a ser un paseo militar para la opción que él acaudilla. Pues, en principio, tampoco. El valenciano Chimo Puig y el extremeño Guillermo Fernández Vara –que se opusieron con uñas y dientes a su vuelta al puesto de mando– han conseguido sus respectivas reelecciones en esos territorios. Un aviso a los eufóricos sanchistas, que parecen creer que todo el monte es orégano. No ha ocurrido lo propio en Cantabria. Ahora todo el interés se centra en Aragón y Castilla-La Mancha. De una forma u otra, los dos sectores siguen a la greña.

Lo de Villar

Al ministro del ramo, Iñigo Méndez de Vigo, la detención de Ángel María Villar, presidente de la RFEF, le pilló en un plató de TVE. Pero cuando le fue dada en vivo y en directo la noticia no pareció sorprenderse en absoluto. Bien es cierto que el cuatriministro es persona serena, pero algo debía maliciarse ya. Había desde hace tiempo un runrún incontenible acerca de irregularidades en la Real Federación Española de Fútbol, la más poderosa del deporte español. Están por sustanciarse las piezas abiertas por el juez Santiago Pedraz en la Audiencia Nacional y si las pesquisas de la UCO tienen fundamento o, por el contrario, se trata de un nuevo fallo de los temidos agentes de la Guardia Civil. Pero parece que han pinchado en carne…

Lo de Venezuela y España

Los sucesos cotidianos de Venezuela parecen, en buena lógica, llegar a su final. ¿Cuánto tiempo le queda en el poder a Nicolás Maduro? Parece difícil que pueda sostenerse por mucho tiempo pese a que la cúpula militar está “atada y bien atada” con dinerito, tal y como observan desde Caracas unos y otros, es decir, propios y extraños.

Algunos de los más firmes defensores del régimen caribeño desde España también echan balones fuera, aunque con mucho cuidado. Principalmente, Juan Carlos Monedero, que después de recibir muchos miles de euros da la sensación de que ya le quema el asunto. Desde la oposición venezolana se tiene la convicción de que cuando el sátrapa caiga se conocerán muchos detalles de la participación podemita en Venezuela desde los primeros momentos del fundador del moribundo régimen chavista.

Firma

Periodista y diplomado en Derecho. Fue director de Información de la agencia EFE y cronista parlamentario de Europa Press, subdirector de El Independiente y redactor-jefe del semanario Tiempo. Durante 37 años ha ejercido ininterrumpidamente el Periodismo en los más importantes medios nacionales y ha sido director de Relaciones Institucionales y de Comunicación en dos de las más importantes multinacionales españolas. Ha escrito catorce libros y actualmente colbora en distintos medios y ejerce como comentarista en TVE, Cuatro, Telemadrid, 13TV o RNE.

-