Tribuna / Julio Rodríguez López Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1223. 24  de noviembre de 2017

- - --

 



Tribuna / Julio Rodríguez López

El retroceso salarial, al detalle


El total de ocupados a tiempo parcial, según la EPA, se eleva a 2,7 millones de trabajadores, el 17,1% del total de asalariados, lo que revela las peores condiciones de remuneración de una parte significativa de los empleos asalariados y confirma que la salida de la crisis está descansando en las bajas remuneraciones de los nuevos empleos

En noviembre de 2017 el INE ha publicado los resultados anuales de la estadística de deciles salariales. Dicha estadística se obtiene partir de la Encuesta de Población Activa y de otras fuentes de datos de rentas salariales. El total de asalariados incluidos  en la muestra es de 30.000. La estadística en cuestión, de periodicidad anual, está disponible en España desde 2006 hasta 2016 y permite analizar la evolución de las rentas salariales distribuidas entre los  diferentes niveles de ingresos obtenidos (deciles)

En 2016  el nivel medio salarial en España, según dicha encuesta, fue de 1.878,1 euros/mes. Dicho nivel resultó inferior al correspondiente a la estadística más utilizada de salarios, la encuesta trimestral de costes laborales, según la cual el salario medio en el pasado año fue de 1.898 euros/mes. Dentro de la estadística de deciles salariales, correspondió al decil número 3 un salario medio anual de 1.118 euros/mes, mientras que el correspondiente al decil número 7 fue de 2.355 euros/mes.

Según la fuente estadística comentada, en 2016 el salario medio retrocedió en un 0,8% sobre el año precedente. Lo más llamativo de la evolución salarial en 2016 es que los descensos se concentraron en los niveles más elevados, al contrario de lo sucedido en los años precedentes.

En la etapa de recesión 2008-2013 el crecimiento acumulado del salario medio fue del 13,7%. En dicho periodo destacó la fuerte diferencia entre los aumentos de los deciles. Dicha evolución confirma que en la etapa de recesión el ajuste salarial se concentró sobre todo en los salarios más reducidos. De no  tener en cuenta dicha disparidad salarial parecería que los salarios, en general, habrían seguido creciendo en la crisis  a un ritmo poco compatible en un contexto general de descenso del empleo y de la actividad productiva. En realidad el retroceso se concentró en los salarios  correspondientes a los deciles 1 y 2. 

En 2016 contrastó el nivel salarial medio correspondiente a la  jornada a tiempo completo, 2.106 euros/mes, con el de la jornada a tiempo parcial, que fue de 734,2 euros/mes. El total de ocupados a tiempo parcial, según la EPA, se eleva a 2,7 millones de trabajadores, el 17,1% del total de asalariados. Dicho dato revela las peores condiciones de remuneración de una parte significativa de los empleos asalariados y confirma  que la salida de la crisis está descansando en las bajas remuneraciones de los nuevos empleos.

Por ramas de actividad, los salarios mayores correspondieron a actividades financieras (3.127 euros/mes) y  suministro de energía eléctrica (3.076). Los salarios más reducidos fueron los de servicio doméstico (823,2) y agricultura-ganadería-pesca (1.159). Por autonomías, los salarios más elevados fueron los del País Vasco (2.235,2 euros/mes) y Comunidad de Madrid (2.166). Los niveles salariales medios más reducidos en 2016 fueron los de Extremadura (1.513) y Murcia (1.628).

En 2016 el acceso a una vivienda en alquiler supuso un esfuerzo del 33,3% del salario  para el hogar que obtuviese el salario medio. Sin embargo, dicho esfuerzo se elevó  al 56% para el hogar con ingresos correspondientes al decil número 3 (1.061 euros/mes). Este  salario corresponde sobre todo a  los nuevos empleos,  para los cuales el acceso a la vivienda resulta poco menos que imposible.

El peso de los salarios en el PIB a precios corrientes fue del 47,6% en 2016, tres décimas por debajo de la proporción del año precedente. Dicho descenso parece haber persistido en la primera mitad de 2017. El peso de los salarios en el PIB no ha alcanzado todavía el nivel existente al inicio de la crisis, reflejo de la mejor posición lograda por las rentas del capital en la salida de la crisis.

 

Firma

Vocal del Consejo Superior de Estadística del INE. Doctor en CC. Económicas por la UCM (1977). Es Estadístico Superior del Estado, en situación de excedencia, y Economista Titulado del Banco de España, en situación de jubilación. Ha sido consejero de Economía de la Junta de Andalucía, presidente del Banco Hipotecario de España, presidente de Caja de Ahorros de  Granada, presidente del Consejo Social de la Universidad de Granada y gerente de la Universidad de Alcalá de Henares. Actualmente es miembro de Economistas frente a la Crisis.

-