Reportaje Endesa Tiempos de hoy

-

 
   

Nº 1224. 1  de diciembre de 2017

- - --

Reportaje / E. S.

Tres proyectos españoles, en el programa “Innovación Social para Combatir la Pobreza Energética”

Endesa impulsa la lucha contra la pobreza energética

El programa “Innovación Social para Combatir la Pobreza Energética”, puesto en marcha por Endesa, la Fundación Schneider Electric y Ashoka, ha dado a conocer a sus 15 proyectos ganadores. Son tres los proyectos españoles que han conseguido estar entre los vencedores, junto a otros procedentes de Alemania, Grecia, Italia y Portugal, todos unidos por la promoción de la sostenibilidad energética como mejor herramienta para luchar contra este problema que padecen decenas de millones de personas en Europa.


Son un total de 15 los proyectos galardonados, que participarán en un proceso de asesoramiento de doce semanas para ayudarlos a diseñar una estrategia
que aumente su impacto.

Endesa desarrolla un plan estratégico de sostenibilidad a través de actuaciones 360º

En el marco de la 23ª sesión de la Conferencia de Partes de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático -la COP 23- que se ha celebrado del 6 al 17 de noviembre en la ciudad alemana de Bonn, se han dado a conocer a los vencedores del programa ‘Innovación social para combatir la pobreza energética’, las 15 organizaciones más innovadoras a la hora de proporcionar soluciones creativas y con un alto potencial de impacto para abordar la pobreza energética y promover la sostenibilidad de la energía en Europa. No hay que olvidar que la pobreza energética es un problema que afrontan decenas de millones de personas en Europa al no tener garantizado el acceso a unos niveles de calefacción, luz y energía para cocinar a un precio asequible. Esto afecta gravemente su salud y bienestar y, en última instancia, tiene un impacto negativo en la sociedad.

La directora general de Sostenibilidad de Endesa, María Malaxechevarria, explica que “desde Endesa consideramos que la solución a la pobreza energética requiere la involucración conjunta de los diferentes agentes de la sociedad, esto es Instituciones públicas, empresas y entidades del tercer sector”. Así, “Endesa viene desarrollando un plan estratégico de sostenibilidad, uno de cuyos pilares persigue garantizar el suministro de electricidad a familias vulnerables, a través de diferentes actuaciones  360º”. Unas actuaciones que van desde la firma de convenios con Administraciones Públicas para garantizar el suministro hasta la participación proyectos innovadores, pasando por la concienciación y formación ciudadana en materia de optimización de factura y eficiencia energética. “Por ello”, concluye la directora general de Sostenibilidad de Endesa, “cuando surgió la oportunidad de asociarnos con Ashoka junto con Fundación Schenider para lanzar la convocatoria de ‘Innovación Social para Luchar contra la Pobreza Energética’ nos pareció una idea muy interesante, no sólo por el carácter innovador de la misma sino porque permitía dar visibilidad a los diferentes proyectos que entidades y emprendedores sociales están llevando a cabo en materia de pobreza energética, algunos de los cuales son todavía incipientes, con el fin último de poder escalarlos y contribuir al éxito de los mismos”.

Asesorados por consultores cualificados. Los 15 emprendedores sociales elegidos en el proyecto participarán en un proceso intensivo de asesoramiento de 12 semanas para ayudarlos a diseñar una estrategia efectiva para aumentar su impacto. Serán apoyados por asesores y consultores calificados y, por último, asistirán a una última cumbre europea de dos días a finales de abril de 2018, que les dará la oportunidad de presentar su estrategia para ampliar y recibir retroalimentación de socios expertos en el tema.

Han sido tres los innovadores españoles elegidos entre los ganadores. En primer lugar aparece Cecilia Foronda, responsable de Cambio Climático y Gestión de la Energía en Ecodes, una organización que gestiona el Proyecto ‘Ningún hogar sin energía’ con el que ofrecen una solución tecnológica para superar la pobreza energética. En su web, a través de un cuestionario que permite evaluar la realidad social, de vivienda y de contrato energético de los colectivos vulnerables, emiten un informe personalizado con indicaciones sobre cómo reducir su consumo y costes energéticos. Además, también ofrecen un mapa interactivo que permite a cualquiera encontrar iniciativas y ayudas disponibles en su zona para combatir la pobreza energética.

Junto a ese proyecto de Ecodes, también aparece la Asociación de Ciencias Ambientales, dirigida por José Luis López Fernández, una organización que ayuda a las personas a mejorar su gestión de la energía y reducir el riesgo de caer en pobreza energética. La red de puntos de información que ofrece la asociación aglutina a varias organizaciones que ayudan a la población de su entorno desde sus propias instalaciones. El último proyecto español elegido es el capitaneado por Juan Sancristán Antoni, director general de Aeioluz, una cooperativa de proveedores de servicios energéticos que tiene como objetivo terminar con la pobreza energética y servir como herramienta para cambiar el modelo actual hacia uno más sostenible. Su actuación se centra en el asesoramiento y la capacitación para escuelas, municipios, ONG y empresas privadas para aprender sobre eficiencia energética, energías renovables, gestión activa de la energía y redes inteligentes.

 

 

 

 

 

María Malaxechevarria, directora general de Sostenibilidad de Endesa.


Entre los proyectos portugueses seleccionados destaca el liderado por Antonio Bello, CEO de Just a Change, una organización de voluntarios que rehabilita los hogares de familias y personas pobres. Además de atacar varios problemas relaciones con la pobreza de la vivienda, trabaja para mejorar el aislamiento térmico de las instalaciones para mejorar su eficiencia energética y colabora con instituciones locales para reunir voluntarios y recursos para reconstruir los hogares de familias vulnerables identificadas por la comunidad local.

Desde Grecia, destaca la Cooperativa de la Isla Sifnos, presidida por Apostolos Dimopoulos. Se trata de una organización que procura garantizar la autonomía energética de la isla de Sifnos desde RES a través de la construcción e implementación de una planta de energía híbrida. Esto proporcionará a las comunidades locales energía ecológica y de bajo coste, propiedad de los propios ciudadanos, y se convertirá en un modelo para otras islas y territorios marinos.
En Italia, la cooperativa, Energia Positiva, que tiene como CEO a Alberto Gastaldo, permite a los ciudadanos convertirse en prosumidores de diferentes sistemas de producción de energía limpia (por ejemplo, fotovoltaica, turbinas eólicas y energía hidroeléctrica) y, por lo tanto, disminuye los costes asociados a satisfacer las necesidades energéticas. Su objetivo es facilitar un cambio en la mentalidad de los consumidores para adoptar comportamientos ecológicos y alcanzar una masa crítica para la transición hacia las energías renovables en Italia.

Y, por último, en Alemania, Marlene Potthoff, coordinadora el Proyecto de ‘Stromspar-Check’ de Deutche Caritas, una iniciativa en colaboración con la Asociación de Agencias de Energía y Protección del Clima en Alemania, para ofrecer cheques de ahorra de energía que dan apoyo económico a hogares con ingresos bajos en Alemania. Los desempleados de larga duración reciben una captación específica para asesorar a otros hogares con ingresos bajos sobre cómo ahorrar energía y agua. Al generar consciencia sobre las acciones de ahorro de energía ‘Stromspar-Check’ ayuda a prevenir los cortes de energía.