Suplemento Especial / Repsol Tiempos de hoy

-

 
   

Suplemento especial
1  de diciembre de 2017

- - --

Suplemento Especial


Instalaciones de producción de gas en Trinidad y Tobago.

Repsol. Vanguardia y prestigio mundial

Durante los últimos años, Repsol ha incrementado su presencia internacional y se ha convertido en una de las mayores compañías privadas de petróleo y gas del mundo. De forma simultánea, ha llevado a cabo un cambio cultural significativo, con un marcado acento en la innovación, el talento, la eficiencia y la creación de valor.

Para completar este cambio, fue decisiva la adquisición de la canadiense Talisman, en mayo de 2015. Gracias a esta operación, Repsol dio un nuevo salto de calidad, aumentó su diversificación geográfica, con un mayor peso de los países OCDE, mejoró la flexibilidad de su cartera de activos y casi duplicó sus reservas y su producción.

Todo ello, apoyada en su modelo de negocio integrado, que ha demostrado su fortaleza ante diversos escenarios de precios del crudo y del gas. Los destacados resultados de la compañía en 2016 (el mayor beneficio neto de los últimos cuatro años) y en lo que llevamos de 2017, muestran lo acertado de la gestión desarrollada, en un exigente escenario de bajos precios de las materias primas de referencia internacional.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau.

Repsol tiene hoy actividad en más de 35 países, en los que emplea a más de 24.000 personas de 90 nacionalidades distintas. Además, la compañía distribuye sus productos en más de 85 países.

La estrategia y el futuro de Repsol van ligados a su responsabilidad de contribuir al futuro del planeta a través de la generación de energía inteligente, sostenible y competitiva. En línea con este propósito, la compañía ha sido la primera de su sector en el mundo en emitir un bono verde certificado, que servirá para financiar más de 300 iniciativas encaminadas a mejorar la eficiencia energética y reducir las emisiones de CO2.

Transición energética
La compañía apuesta por una transición energética hacia un futuro de bajas emisiones, en el que el petróleo seguirá teniendo un papel protagonista en la movilidad y en la industria y en el que el gas natural tendrá una participación clave e inmediata en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, principalmente en el ámbito de la generación eléctrica.

Repsol afronta esta transición energética preparada, con una presencia muy significativa del gas natural en su portafolio. Aproximadamente, el 65% de la producción de la compañía y el 75% de sus reservas corresponden a este hidrocarburo.
La compañía está trabajando para poner en producción a finales de 2017-principios de 2018 otros dos importantes proyectos de gas, Sagari, en Perú y Reggane, en Argelia.

Repsol se ha caracterizado por obtener una tasa de éxito exploratorio superior a la media de la industria, ha desarrollado tecnología propia en la vanguardia del sector y ha adquirido prestigio internacional como explorador.

Esto le ha permitido realizar importantes descubrimientos, muchos de ellos de gas, hasta el punto que en la última década la mitad de sus mayores hallazgos han sido de este hidrocarburo.

Así, a principios de junio, Repsol anunció su mayor descubrimiento de gas de los últimos cinco años, realizado en Trinidad y Tobago, en los pozos Savannah y Macadamia. Se trata también del mayor hallazgo de hidrocarburos del país en la última década. La compañía estima unos recursos de unos 2 billones de pies cúbicos de gas (2 TCF, en sus siglas en inglés), lo que equivale a dos años del consumo de gas en España.

Otro de los hitos exploratorios alcanzados por Repsol este año se produjo en Estados Unidos, donde anunció a principios de marzo el mayor hallazgo de hidrocarburos logrado en los últimos 30 años en suelo estadounidense. Los recursos identificados actualmente en la formación donde se obtuvo, denominada Nanushuk, son de aproximadamente 1.200 millones de barriles recuperables de crudo ligero.

Con estos descubrimientos, Repsol alcanzó la cifra de 47 hallazgos de hidrocarburos en los últimos diez años, realizados por todo el mundo. Además, diez de estos descubrimientos se situaron entre los mayores del mundo en sus respectivos años.

La dimensión internacional de Repsol ha adquirido también mucha relevancia en el negocio de Downstream (Refino, Química, Marketing, Lubricantes, Trading, GLP y Gas & Power), con los lubricantes y la química como principales puntas de lanza en el extranjero.

Por su parte, el negocio de Química se ha visto impulsado por la consolidación de importantes mejoras de eficiencia y procesos, las inversiones en diferenciación y la estrategia de internacionalización implantada en los últimos años. Todo ello, apoyado por la buena situación de la demanda y los márgenes internacionales, le ha permitido alcanzar beneficios rércords para esta área en los últimos ejercicios.

Sus ventas se concentran en Europa, donde el año pasado comercializó 2.428 kilotoneladas de productos petroquímicos. Sin embargo, en 2016 las ventas realizadas en el resto del mundo crecieron un 9,1%, en una muestra de la exitosa estrategia para globalizar esta división de la compañía.

En la especialización está parte del futuro de la industria petroquímica y por ello Repsol apuesta por productos de más valor añadido para internacionalizar su negocio. El área explora nuevos mercados, como el segmento de la salud, con una nueva gama de plásticos para fabricar mascarillas, bolsas de suero o envases para medicamentos. Repsol HealthCare, la marca utilizada en este segmento, se ha empezado a comercializar tanto directamente como a través de acuerdos con distribuidores especializados en toda Europa, Turquía, Israel, los países del Magreb y Sudáfrica.

El proceso de transformación realizado le valió a Repsol el reconomiento como la mejor compañía petroquímica del año pasado por Petroleum Economist, publicación de referencia a nivel mundial en el sector de la energía.

En Repsol consideran la inversión en investigación y desarrollo en el sector de la energía clave para dar respuesta a los retos de demanda energética global de manera sostenible. Para ello, la compañía apuesta por un modelo de innovación abierta y trabajo en red, en el que se rodean de los mejores para conseguir sus objetivos. Fruto de este trabajo han registrado 26 instancias de patentes y han realizado más de 40 publicaciones científicas de prestigio.

Con las actividades que el grupo lleva a cabo en todo el mundo,  ayuda a mejorar la imagen de España en todos los países donde está presenta y a potenciar  valores como innovación, creatividad y solidaridad.


Lubricantes, el negocio más internacional

El negocio de lubricantes es el más internacional de la compañía, con ventas en más de 85 países. Repsol cuenta con diez factorías en diferentes lugares del globo, como China, Japón, Indonesia y Malasia. Sin embargo, de las más de 147.000 toneladas de lubricantes que vendió en 2016, casi el 80% se produjeron en la refinería de Puertollano, desde donde se distribuyeron por todo el mundo.

El nuevo plan estratégico de lubricantes contempla duplicar el volumen total de ventas, hasta las 300.000 toneladas, y cuadruplicarlo en el extranjero. Las principales áreas de crecimiento serán Asia y Latinoamérica.