Siete Días Tiempos de hoy

-

 
   

Nº 1225. de diciembre de 2017

- - --

Siete Días / E. S.

 


El juez Llarena ha decretado que el candidato de ERC, Oriol Junqueras, siga en prisión. / EUROPA PRESS

Puigdemont seguirá en Bruselas
y Junqueras en la cárcel

La campaña electoral para el 21-D arrancaba el pasado martes con dos importantes novedades en el proceso judicial contra el Govern. En primer lugar, el lunes se conocía que el juez del Supremo Pablo Llarena dejaba en libertad bajo fianza a seis de los consellers pero decidía mantener la prisión preventiva  para el exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras; el exconsejero de Interior, Joaquim Forn, y los líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, al entender que pese a no haber riesgo de que se fuguen persiste en ellos el de reiteración delictiva. Y el martes, Llarena retiraba las órdenes europeas de detención dictadas contra el ex president Carles Puigdemont y los exconsejeros huidos a Bélgica con el objetivo de evitar que la Justicia belga restrinja los delitos por los que se les acusa en España y conseguir así que todo el antiguo Govern sea investigado en igualdad de condiciones. Concretamente, según algunas informaciones, la retirada de la orden de detención pretende restringir la investigación sobre el delito de rebelión.



Inés Arrimadas sería la candidata más votada en las elecciones catalanas / Ciudadanos.

Ciudadanos ganaría el 21-D, según el CIS

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha dado a conocer su encuesta para las elecciones catalanas del 21 de diciembre, en la que Ciudadanos conseguiría la victoria en votos, pero no en escaños. La formación naranja conseguiría el 22,5% de los votos y entre 31 y 32 escaños, mientras que ERC, a quien todas las encuestas hasta ahora daban como primera fuerza, se quedaría con el 20,8% de los sufragios y 32 escaños. Tras ellos estaría Junts per Catalunya (JxC), la lista de Carles Puigdemont y el PDeCAT, que quedaría en tercer lugar con un 16,9% y entre 25 y 26 escaños; el PSC, que subiría de 16 a 21 escaños, con el 16% de los sufragios; Catalunya en Comú, que empeora las cifras de Catalunya Sí que es Pot de 2015 y se quedaría con un 8,6% y 9 escaños; también desciende el PP, a siete diputados y un 5,8%; y, por último, la CUP, que pierde un escaño y se queda en nueve.

Según esta estimación de voto, los independentistas quedan por debajo de la mayoría que tenían en el Parlament, pues los 32 escaños de ERC y los 25 o 26 de JxC más los 9 que se calculan para la CUP suman alrededor de 65 diputados. La mayoría absoluta está fijada en 68 escaños. Una cifra a la que tampoco llega el bloque constitucionalista, por lo que Catalunya en Comú quedará como fuerza decisiva, porque la opción defendida por los Comuns, la de un tripartito ERC, PSC y Catalunya en Comú, tampoco daría. Sólo sumaría 62 escaños, a seis de la mayoría absoluta. Eso sí, el CIS constata la alta movilización de la sociedad catalana, ya que casi el 90% de los consultados dice que irá a votar el 21-D, casi 15 puntos más que en 2015.

 


Pablo Iglesias y Xavier Domènech buscan que el Constitucional se pronuncie sobre la convocatoria de elecciones. / EP


Podemos recurre la aplicación del 155

El grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú-En Marea ha registrado ante el Tribunal Constitucional un recurso de inconstitucionalidad contra la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña por parte del Gobierno. En concreto, el grupo busca que el Alto Tribunal se pronuncie sobre los términos en que se ha puesto en marcha el artículo y la autorización que aprobó el Senado el 27 de octubre, con los votos del PP, PSOE y Ciudadanos. Una autorización con la que se permitía al Gobierno poner en marcha este mecanismo a través de diferentes reales decretos, que aprobó ese mismo viernes, y que implicaron la disolución del Parlament, el cese del Govern y la convocatoria de elecciones autonómicas para el 21 de diciembre. Iglesias ha dicho que está convencido de que la sentencia del Alto tribunal "va a sorprender a muchos". Y es que, según ha defendido, existen "dudas" de que la aplicación del 155 en Cataluña se haya ajustado a Derecho.

 


La primera ministra británica, Theresa May, se ha reunido con el presidente de la Comisión Europea. / EP

Irlanda del Norte bloquea la negociación
del Brexit

Las negociaciones entre Londres y Bruselas avanzan contrarreloj con el objetivo de que en la cumbre europea a celebrar los días 14 y 15 se cierre el primer capítulo, el de la separación, para pasar al segundo, el de la relación futura entre el Reino Unido y la UE. Todo parecía estar encauzado a finales de la semana pasada, ya que la primera ministra británica había aceptado pagar una factura de unos 50.000 millones de euros y Bruselas había transigido con que no se levantara una frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte. Una condición, la de la separación de la frontera, que además está incluida en los Acuerdos de Viernes Santo que pusieron fin al conflicto armado en Irlanda del Norte. Sin embargo, el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, socio parlamentario de May, vetó el acuerdo que tenía intención de sellar en Bruselas la primera ministra, al considerar que no garantizaba las "mismas condiciones" para la región británica que para el resto del Reino Unido y viendo en él un primer paso para la reunificación de la isla. Al cierre de esta edición, May estaba en conversaciones con su homólogo irlandés, Leo Varadkar, para abordar posibles soluciones, aunque Varadkar ha admitido que el cierre de la primera fase de la negociación podría no producirse hasta 2018.

Esta fase de las negociaciones ha coincidido con la visita de Mariano Rajoy a Londres, donde se ha entrevistado con May en Downing Street. Ambos han compartido un almuerzo de trabajo de casi hora y media en el que la primera ministra le ha transmitido su apoyo en relación a la crisis en Cataluña y en el que el eje de su conversación ha sido la negociación con UE para la salida de Reino Unido, aunque, según fuentes españolas citadas por Efe, no se ha abordado el contencioso de Gibraltar.









La Frase


“Ya es hora de reconocer Jerusalén como capital de Israel”

En su afán por meterse en charcos, Donald Trump ha pisado uno que puede dinamitar cualquier proceso de paz palestino-israelí y añadir aún más tensión en Oriente Próximo. Y es que el presidente de EE UU ha reconocido a Jerusalén como capital del Estado de Israel, una cuestión tabú para los palestinos que reclaman Jerusalén Este, ocupado por los israelíes, como capital del futuro Estado. Y mientras arrecian las críticas internacionales a Trump, algunos líderes de Hamas ya han amenazado con una nueva Intifada.