Crónicas Marxianas / Julius G. Castle Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1235. 23  de febrero de 2018

- - --

 

 


Crónicas Marxianas /
Julius G. Castle   

Patria, Bandera, Himno


Si tuviera que poner un serio reparo a la letra de Marta Sánchez sería su blandura, la ausencia de hemoglobina. Y es que, admirada Marta, Patria, Bandera, Himno (con mayúsculas, faltaría más) deben alentar al exterminio del adversario de la manera más atroz posible

No entiendo a qué viene tanto revuelo en los medios con la letra que Marta Sánchez ha inventado para el himno nacional. Da igual que sea una operación de marketing perfectamente programada o, como afirma la cantante madrileña, el fruto de su nostalgia cuando estuvo en Miami, donde es materialmente imposible comer una tortilla de patatas como dios manda.

No es la primera vez, ni será la última, en que alguien lo intenta. Unas veces con nombre y apellidos; otras desde el anonimato. En una época indeterminada entre el franquismo y la transición se cantaban en los patios de los colegios varias versiones. Esta fue una de las más exitosas:

Franco, Franco, que tiene el culo blanco,
porque su mujer lo lava con Ariel.
La reina Sofia lo lava con lejía
y  por eso el Rey se siente así de bien

En vida del Caudillo, entonar estrofas similares cerca de un agente camuflado de la Brigada Político-Social podía conducirte al TOP. Para los más jóvenes, explicaré que no me refiero a la parte alta de Los 40 principales, sino al Tribunal de Orden Público.

Actualmente la cosa se ha relajado. El blanqueamiento anal es una práctica puesta de moda por gente de la jet set y no implica el uso de detergentes. Se aplica rayo láser a la zona en cuestión por un precio en torno a los 100 euros,  con duración de entre una y cinco sesiones.

Décadas antes había triunfado otra versión que puede calificarse de surrealista. Seguramente tiene un trasfondo reivindicativo, pero no es fácil pillarlo. El caso es que se adaptaba como un guante a los acordes del himno.

Ero, ero, mi padre es zapatero,
catapún, chinchín, tu padre es albañil.
Eres un bruto, cernícalo, animal,
que dentro de poco vas a reventar

Si tuviera que poner un serio reparo a la letra de Marta Sánchez, quien fuera voz solista del grupo Olé Olé, sería su blandura, la ausencia de hemoglobina. La Marseillaise y Els Segadors son ejemplos de  canciones nacionales con solera que ahondan en la temática gore. Traduzco dos estrofas, aunque se pierda la rima, para quienes no hayan gozado de inmersión lingüística en francés o catalán:

¡A las armas, ciudadanos 
¡Formad vuestros batallones! 
¡Marchemos, marchemos! 
¡Que una sangre impura 
inunde nuestros surcos!
(La Marsellesa)

¡Echad mano de la hoz!
¡Echad mano de la hoz, en defensa de la tierra!
¡Echad mano de la hoz!
¡Llegó la hora, segadores!
¡Hora es ya de estar alerta,
y para el próximo junio
de templar las herramientas!
(Los Segadores)

Y es que, admirada Marta, Patria, Bandera, Himno (con mayúsculas, faltaría más) deben alentar al exterminio del adversario de la manera más atroz posible.

 

Firma

Escritor y periodista incorrecto. A pesar de lo que indica mi foto, soy muy joven. Nací con la primera crónica marxiana el 9 de septiembre de 2013, como alter ego de otro tipo bastante más serio que yo.  Considero que el humor te ayuda a sobrellevar la vida y, sobre todo, la política y la economía que nos venden quienes deciden por nosotros.

Como JG Castle he publicado un eBook en Amazon con título  expresivo: Elogio de la corrupción (la corrupción es buena, pero está mal repartida). Por un módico precio contiene otro ensayo de regalo: Guía para arruinarse. Creo que no hace falta decir más.


-

-