Sin Maldad / José García Abad Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1237. 9  de marzo de 2018

- - --

 

 


Sin Maldad / José García Abad

Supongo que la infanta Elena hizo huelga


La más borbónica de la estirpe de Don Juan Carlos ha sufrido las consecuencias del machismo de la línea sucesoria. La infanta Elena tenía más motivos que muchas congéneres para adherirse a la huelga en el histórico 8 de Marzo, al perder la Corona.
Le arrebató la Jefatura de la Casa Real y del Estado, destinándola a ocupaciones dignas pero de menor cuantía, su soberano padre. Don Juan Carlos exigió a los constituyentes que aceptaran el hecho consumado de que Don Felipe fuera ungido príncipe de Asturias y por tanto sucesor de la Corona cuando se cumplieran las previsiones sucesorias. Comparten con el rey emérito el reproche de machistas los parlamentarios que parieron la Constitución que tragaron con la imposición del monarca, que en ese asunto se plantó.

Está históricamente comprobado que cada rey Borbón engendra un hijo genuinamente Borbón, de pura raza, que no tiene por qué ser el sucesor de acuerdo con las leyes dinásticas.

El hijo más pata negra de Alfonso XIII no era el primogénito Alfonso, sino Jaime, el segundo, el mudo, padre del duque de Cádiz, que daría un braguetazo franquista que concluyó en gatillazo dinástico. El designado fue el tercero, Juan, a quien Indalecio Prieto denominaba “el infante sano”, quien le sucedió aunque no pudiera ejercer. Fue eliminado por la gracia de Franco, una gracia  que beneficiaría a Don Juan Carlos.

El de figura borbónica más genuina entre los hijos de Don Juan era el pobre Alfonsín, que murió accidentalmente por un disparo de su hermano Juan Carlos.

En lo que respecta a la descendencia de Don Juan Carlos, restaurador de la Monarquía, la de perfil borbónico más acentuado es la infanta Elena. No hay más que verla. Y no hay más que ver al rey Felipe VI, más de su madre que de su padre, para aceptar que de Borbón tiene menos que de alemán de Grecia. Aunque por todos ellos circule la sangre azul, ni Felipe ni Cristina pueden aspirar a la pureza racial de Elena.

A Elena, la más borbónica, el machismo le arrebató la Corona

Pues bien, la más borbónica de la estirpe de Don Juan Carlos ha sufrido las consecuencias del machismo de la línea sucesoria para alcanzar la Jefatura del Estado. La infanta Elena tenía, pues, más motivos que muchas congéneres para adherirse a la huelga en el histórico 8 de Marzo, al perder la Corona.

Le arrebató la Jefatura de la Casa Real y del Estado, destinándola a ocupaciones de menor cuantía, su soberano padre. Don Juan Carlos exigió a los constituyentes que aceptaran el hecho consumado de que Don Felipe fuera ungido príncipe de Asturias y por tanto sucesor de la Corona cuando se cumplieran las previsiones sucesorias.

Pero no toda la culpa fue de Don Juan Carlos I de Borbón, que alcanzó la máxima magistratura a pesar de ser dos años menor que su hermana Pilar –la pobre tuvo que conformarse con ser duquesa de Badajoz–, pero gracias a su condición de varón.

Comparten con el rey emérito el reproche de machista los parlamentarios que parieron la Constitución que tragaron con la imposición del monarca, que en ese asunto se plantó. Los representantes del pueblo, los padres de la patria, tragaron con el infamante artículo 57 de nuestra Carta Magna: “La Corona de España es hereditaria en los sucesores de S.M. Don Juan Carlos I de Borbón, legítimo heredero de la dinastía histórica. La sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer, y en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos".


Sólo en España y en el Reino Unido la mujer es preterida

España es uno de los pocos reinos europeos donde la mujer es preterida, junto a la muy notable excepción del Reino Unido de la Gran Bretaña y norte de Irlanda. Está en estudio su revisión, pero allí las tradiciones son difíciles de erradicar y un proyecto elaborado en sentido igualitario dormita en la Cámara de los Lores desde hace años.

En España la sucesión estaba asegurada en la persona de Don Felipe y éste no parecía con prisas para casarse. Pero hete aquí que el príncipe heredero, llegado a los 36 años de edad, en los limites de la solteronía, había decidido casarse y en muy pocos meses pudo anunciar el nacimiento de una hija, que vio la luz el 31 de octubre de 2005, bautizada el 14 de enero en la Zarzuela con el nombre de Leonor y los apellidos Borbón Ortiz. En junio, Leonor es presentada a la Virgen de Atocha en la indefinición de si se le presentaba una simple infanta o la futura princesa de Asturias.

Lo suyo es que Doña Leonor no llegue al trono hasta que tenga 50 o 60 años, si es que la Monarquía dura tanto.

Menudo lío si ahora los Reyes conciben un hijo varón

Leonor no nació princesa de Asturias pero ahora lo es al no tener competencia masculina. Menudo lío si ahora los Reyes conciben un hijo varón. No es de extrañar que cuando los príncipes anunciaron un nuevo embarazo de Doña Letizia cundiera el pánico. La vicepresidenta del Gobierno, a la sazón María Teresa Fernández de la Vega, en vena feminista comentaba: “Mejor que sea una niña, y otra, y otra más”.  Y acertó: En noviembre el Príncipe anunciaba con evidente alivio que esperaban otra niña. La reforma constitucional podía esperar. Pero no hay que pedir a los monarcas que renuncien a tener más hijos para evitar alumbrar un varón.

 

Firma

Lleva ejerciendo la profesión de periodista desde hace más de medio siglo. Ha trabajado en prensa, radio y televisión y ha sido presidente de la Asociación de Periodistas Económicos por tres periodos. Es fundador y presidente del Grupo Nuevo Lunes, que edita los semanarios El Nuevo Lunes, de economía y negocios y El Siglo, de información general. 

-

-

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Carmen
Calvo


-

Julio Rodríguez Fernández

-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà



-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-
Inmaculada
Sánchez

-
Sergio
del Campo



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle