Tribuna / Sergio del Campo Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1237. 9  de marzo de 2018

- - --

 

 


Tribuna / Sergio del Campo

Acabar con la precariedad

EUROPA PRESS

Acabar con las alarmantes y endémicas tasas de desempleo y temporalidad de nuestro mercado de trabajo tiene que ser uno de los objetivos principales de cualquier partido político.

El desempleo sigue siendo el principal problema de nuestro país. Nos movemos en cifras de paro todavía inaceptables y a ello hay que sumar la precariedad de quienes firman un nuevo contrato en España. El modelo laboral español sigue creando muchas desigualdades. Nueve de cada diez contratos celebrados en 2017 son temporales y muchos de los contratos indefinidos lo son a tiempo parcial y de forma involuntaria, es decir, no por deseo del trabajador.

Una de las prioridades de Ciudadanos, tras aterrizar en el Congreso de los Diputados, fue llevar a cabo una reforma que ayudase a los grandes generadores de empleo en este país: los trabajadores autónomos. Un dato: siendo una cuarta parte de los trabajadores afiliados a la Seguridad Social, generan dos tercios del empleo neto. Por lo tanto, era de recibo facilitarles las cosas. La mejor fórmula para reducir el desempleo es, sin duda, estar al lado de quienes más contribuyen a crearlo. Eso es lo que hicimos.

Ahora es el turno de los trabajadores por cuenta ajena. Como adelanté en mi artículo de enero, una de las prioridades  de Ciudadanos para este año iba a ser  estudiar una reforma que luche contra la precariedad y permita a nuestros trabajadores mirar hacia el futuro con esperanza. Pues bien, dicha reforma ya es una realidad. La semana pasada presentamos y registramos en el Congreso un proyecto de Ley de lucha contra la precariedad. Una lacra de nuestro mercado de trabajo a la que ni PSOE ni PP han sabido o han querido plantar cara. Ahí tenemos los datos de temporalidad y pobreza laboral. Nada menos que en torno a seis millones de trabajadores que no llegan a final de mes y a los que tener proyecto de vida se les hace cuenta arriba.

Nuestra propuesta se traduce en una reforma valiente y bien armada que gira en torno a tres grandes reformas.

La primera es la igualación en derechos entre trabajadores temporales e indefinidos mediante el establecimiento de un único contrato sin fecha de caducidad y con indemnizaciones de 20 días para el caso de despido y 33 en caso de improcedencia del mismo. De esta forma, desaparece el muro psicológico de pasar de 12 a 20 días que hace que en muchas ocasiones se cubran puestos de trabajo estructurales con contratos temporales en fraude de ley. Con nuestra propuesta desaparecen los incentivos para hacerlo teniendo todos los trabajadores los mismos derechos desde el primer día. Por otro lado, se facilita la gestión de personal por parte de los empresarios mediante la simplificación de los contratos (indefinido, formación y sustitución) y de los trámites burocráticos.

En segundo lugar, introducimos una mochila de derechos para el trabajador mediante la creación de una cuenta individual en la Seguridad Social. Dicha mochila será portable, pudiendo acceder el trabajador a ella en los supuestos de despido o baja voluntaria (facilitando la movilidad) o, si así lo decide, acumularla para mejorar sus futuras prestaciones de Seguridad Social. Desde el punto de vista empresarial supone poder tener una mejor previsión de los costes laborales funcionando como mecanismo de provisión y anticipo frente a los despidos, lo cual es fundamental para momentos de crisis.

En tercer lugar, se establecen bonificaciones en la cotización al desempleo para aquellas empresas que tengan menos rotación de trabajadores dentro de su sector, mediante la introducción de un sistema de bonus.

Finalmente, la propuesta incluye un compromiso para que, en el plazo de un año, el Gobierno remita a las Cortes un informe con las reformas necesarias para adaptar nuestra legislación económico-laboral al desafío que representa la economía digital en nuestras relaciones laborales.

Acabar con las alarmantes y endémicas tasas de desempleo y temporalidad de nuestro mercado de trabajo tiene que ser uno de los objetivos principales de cualquier partido político. Los españoles no tenemos que resignarnos a tener un mercado laboral frágil e ineficiente tras décadas de fracaso del bipartidismo. En Ciudadanos queremos gobernar España y tenemos un proyecto para ello, con un plan sólido y valiente para poder darle la vuelta a la precariedad y sentar las bases de un modelo laboral para el siglo XXI.

 

Firma

Diputado de Ciudadanos por Tarragona en la XI y XII Legislaturas. Diplomado en Relaciones Laborales y Licenciado en Ciencias del Trabajo. También es Subinspector Laboral de Empleo y Seguridad Social. Actualmente, es Portavoz en la Comisión de Empleo y Seguridad Social y portavoz adjunto en la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo.

-

-

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Carmen
Calvo


-

Julio Rodríguez Fernández

-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà



-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-
Inmaculada
Sánchez

-
Sergio
del Campo



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle