Entrevista / Elena Iturrieta (ELE) Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1242. 13  de abril de 2018

- - --

Entrevista / Marta García

Elena Iturrieta (ELE), cantante

“Mi música ahora es más enérgica”

Elena Iturrieta (ELE), la cantante considerada por muchos medios como “la esperanza del soul”, ha presentado su segundo álbum What night hides, un trabajo musical “muy cinematográfico”. Tras el éxito de su primer álbum, Summer rain, ELE anuncia la gira con la que llevará por toda España su característica voz acompañada por una gran puesta en escena y un pequeño coro góspel que prometen hacer de ello una experiencia gloriosa para los oídos.

“Yo lo que quiero es que quien venga a nuestros conciertos sea alguien que quiera disfrutar de lo que hacemos”   “Tengo la sensación de que las cosas muy masificadas acaban perdiendo más esencia”

¿Cuál es la principal diferencia entre este trabajo y el que marcó su debut discográfico?
Pues creo que hay más madurez sobre todo a nivel compositivo, mi manera de componer, es más enérgico. Es verdad que como he ido componiendo este álbum mientras seguíamos de gira, ya estaba muy suelta y cambiaba las canciones, todo fluía… y es verdad que después con este segundo trabajo me he sentido mucho más segura, más completa y con mucha más energía.

¿Siempre basa sus canciones en experiencias personales?
Sí, creo que es más sencillo cantar y escribir de lo que te nace un poco del alma y de lo que te rodea, de esas cosas que te pasan y te hacen participe, de tus amigos que cuentan historias y tu formas parte de ello, de su vida que acaba siendo tu vida, así todo es más sencillo. Creo que todos escribimos un poco de los que vivimos.

¿Cómo surge la oportunidad de grabar en el estudio de Abbey Road?
La verdad es que la vida nos lo puso delante y nosotros dijimos vale. Es algo que nunca pensábamos que íbamos a hacer, porque obviamente no te imaginas que te vas a ir a grabar a uno de los mejores estudios. Encima yo ya tengo un estudio aquí en Madrid que es el de Pablo Cebrián, mi productor, que es donde grabamos Summer Rain y que suena increíble. Pero si se nos da la oportunidad, dios mío yo la cojo porque posiblemente no me vea en otra igual. Y realmente fue una experiencia increíble. El primer día no queríamos tocar nada, yo me veía en plan “ay que vergüenza”, porque ha pasado gente tan increíble como los Beatles, y estamos hablando de uno de los mejores estudios del mundo. Por tanto vas con apuro pensando qué es lo que haces ahí, y luego te dejas llevar y dices que maravilla y al final es como tu casa.

¿Cree que ello ha podido ayudarla a impulsar este CD y a darse a conocer?
Bueno es verdad que llamaba la atención el hecho de grabarlo allí, pero yo creo que a la gente ya le apetecía escuchar algo nuevo. Yo había sacado Summer Rain hacer cuatro años, que la gente no tarda tanto normalmente, pero bueno yo me lo he tomado con tranquilidad, y creo que a parte del tema de Abbey Road era un poco más la expectativa de ver qué iba a sacar, que eso siempre está ahí.

¿Continúa conciliando su carrera musical con las clases de inglés que impartía?
Sí, ahí sigo viviendo dos vidas en una. Yo tengo amigos que se dedican solo a la música pero a mí me gusta mi carrera, me gusta dar clase y también creo que mi cabeza lo necesita, necesita evadirse de lo que es la música. La música la utilizo como una herramienta liberadora que me relaja y si solo me dedico a ello acaba siendo obsesivo. Y a veces es al revés, ha habido momentos que estaba algo mal organizado, que se nos estaba echando el tiempo encima y te entra esa ansiedad y yo me iba a trabajar al cole y se me pasaba en media hora. Realmente volvía a casa seis horas después como nueva. Para mí es necesario, me encanta dar clase y tengo la suerte además de tener unos alumnos majos no, lo siguiente y creo que todo si se organiza se puede compaginar. Para mí la música es la parte de disfrutar porque creo que en el momento en que sólo fuese un trabajo me agobiaría y no lo disfrutaría tanto, es más creo que dejaría de cantar.

¿Cree que con un registro como el soul es más complicado generar un púbico o todo lo contrario?
Creo que hay público para todos y para todos los estilos. Nosotros hemos ido a un montón de conciertos sin que la gente nos conociese y salían encantados, compraban el CD, esperaban una hora para que lo firmase… y no somos Malú. La gente lo recibía con muchísimo cariño y nos han apoyado muchísimo. Es decir, creo que no es una música de masas pero a lo mejor a mí tampoco me interesa la masa. Yo lo que quiero es que quien venga a nuestros conciertos sea alguien que quiera disfrutar de lo que hacemos, que le guste la música, que le guste lo que hacemos en el escenario y sobretodo que lo quiera compartir conmigo. Y tengo la sensación que las cosas muy masificadas acaban perdiendo más esencia.

“Para mí la música es la parte de disfrutar, porque creo que en el momento en que sólo fuese un trabajo me agobiaría y no lo disfrutaría tanto, es más, creo que dejaría de cantar”

 

¿Por qué ELE es sinónimo de canciones en inglés?
Porque me gusta, desde pequeña es un idioma que me rodea, que va conmigo. Lo he hecho mi profesión también y bueno me nacen un poco así las letras. Me he rodeado de mucha música anglosajona y es lo que me sale. Pero también puedo componer en castellano y de hecho tengo alguna cosita.

¿Es más difícil transmitir en inglés?
Si lo piensas en líneas generales yo creo que no. Hay gente que escucha ópera que es en italiano y en alemán y la gente no sabe alemán ni italiano pero les gusta la opera. La música te llega de muchas maneras diferentes.  Además ahí están las ganas de cada uno de averiguar qué es lo que se dice o indagar un poco más. La música que consumismos en todo el mundo realmente a líneas generales gran parte es anglosajona. Aquí viene U2 y llena, viene Coldplay y llena y todos ellos cantan en inglés, entonces realmente es más un estereotipo que se ha forjado de porqué si tú eres de aquí de España no cantas en español.

¿Tiene esa sensación de cansancio que invade a muchos artistas cuando terminan un trabajo?
Si, lo que pasa es que yo modifico todas mis canciones en directo, hay gente que ha venido hasta 9 veces a vernos y sale con la sensación de que nunca es igual. Pero sí que es verdad que claro con Summer Rain llegó un momento que había cosas de las que estábamos cansados. Aunque  al final te subes al escenario, ves a la gente, ves cómo responde y entonces ya entras de nuevo en la dinámica de energía.

¿Tiene más presión con este último trabajo?
Claro porque en el primero nadie me conocía y era como vale les ha gustado. A día de hoy no hay ninguna presión externa, realmente nadie te impone nada, pero si es cierto que la presión que te impones tú es la que te hace pensar ¿y si la gente cree que no es mejor? Porque tú lo que quieres es que si has mostrado una cosa en un primer álbum, el segundo sea mejor y que no se piense que fue casualidad. Entonces eso es una cosa que se te pasa un segundo por la cabeza y que obviamente eliminas porque te da igual y realmente dices yo creo que ha quedado bien, para mí si es más maduro, para mí si es mejor… o no mejor, si no diferente, porque a mí me encanta Summer Rain y creo que con este sigo siendo yo pero más evolucionada. Todo no es tan bonito, tienes una adrenalina que te compaña que va y viene, tu te bajas del escenario y tienes un bajón de adrenalina que eso se nota

What Night Hides es muy cinematográfico ¿le gustaría que formase parte de una banda sonora?
Por supuesto, que ilusión. De hecho, de Summer Rain hubo varias canciones que formaron parte de la banda sonora de dos series de aquí de España: Vis a Vis y B&B y uno de los temas “Love me my love above all” acabó siendo banda sonora de una peli francesa con actores de primer nivel. O sea que si eso pasa con este álbum que es además muy cinematográfico, con esa orquestación que acompaña a varios temas sería precioso.

¿Cuál es el sueño de ELE a corto y largo plazo?
A corto plazo que todo salga bien y a largo plazo que con este disco intentemos llegar fuera de España, y volver por ejemplo a Austin como hicimos con Summer Rain, tocar en UK… darle un poco de vida fuera sería maravilloso.
Todo no es tan bonito, tienes una adrenalina que te compaña y se cae y vuelve y otra vez, tú te bajas del escenario y tienes un bajón de adrenalina que eso se nota

 

-

-

-

-