Tiempos de Hoy Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1242. 13  de abril de 2018

- - --

Tiempos de Hoy / Verónica Gayá

El 40 por ciento de la población española no lee nunca

La lectura, un arma contra la ignorancia

“No tengo tiempo para leer”. Ésta es la frase más usada por los españoles como justificación de por qué durante los últimos meses no han abierto ni un libro. Aunque es cierto que hemos mejorado, aún nos queda mucho camino por recorrer.


La lectura es una infalible herramienta de pensamiento crítico, de comunicación y de saber, que impulsa la creatividad y la empatía. / EUROPA PRESS

Según los resultados del Informe sobre Hábitos de Lectura y Compra de los Españoles en 2017 del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, un 47 por ciento de los encuestados son lectores habituales (leen por lo menos una vez a la semana), un 12 por ciento, ocasional, y un 40, por ciento nunca lee.

Nuestros padres siempre nos recomendaron que leyéramos, y mucho, aunque no siempre lo hicieran ellos; nuestros profesores no sólo insistieron en su importancia, sino que nos obligaron, pero a los españoles nos cuesta arraigar el hábito, especialmente cuando salimos de los años de estudio. Mientras que los jóvenes de 14 a 24 años leen con bastante frecuencia en su mayoría, una vez dejada atrás esa edad nuestro hábito empieza a decaer.  Sólo las mujeres, que son más lectoras que los hombres a cualquier edad, recuperan algo de impulso de los 35 a los 54 años.

Si bien el argumento “no tengo tiempo” ha sido en esta encuesta uno de los más usados, caben destacar otros de los más oídos como “no me interesa, no me gusta”, “prefiero dedicar mi tiempo libre a otras actividades” o “por problemas de salud” (vista cansada, mala visión...).

En una sociedad que ve más de cuatro horas de televisión al día es importante seguir haciendo un esfuerzo por inculcar el hábito de leer que aún no llega a la media europea. Leer libros es una emblemática arma contra la incultura y la ignorancia, una infalible herramienta de pensamiento crítico, de comunicación y de saber, que impulsa la creatividad y la empatía. Leer modifica nuestro cerebro, aumenta nuestra materia gris y nuestras neuronas.

Las diferencias no son muy pronunciadas entre comunidades, siendo Madrid la que se lleva la palma de lectores, con un 71 por ciento, seguida de Navarra, País Vasco y La Rioja, frente a las que albergan los peores números, como Extremadura, con un 52 por ciento, y Canarias y Andalucía, con un 56.

Todo cuenta
Al menos una vez al trimestre los españoles que leen abren un periódico (74%), un libro (un 65%), las redes sociales (56%), webs, blogs o foros (49%), una revista (41%) o un cómic (9%).

Como cabía esperar, cada vez más gente lo hace en digital, y lo que más se lee en este soporte son los periódicos y las redes, pero también los libros, que sólo en los últimos cinco años han subido 16 puntos, desde el 11 al 27 por ciento. Las lecturas se hacen con mayor frecuencia en el ordenador, seguido de la tableta y en tercer lugar del libro electrónico. Al menos en un futuro cercano, papel y pantalla tienden a convivir en un equilibrio que aún está por determinar, pero en el que probablemente tenga un mayor peso lo digital.

El perfil de lector de libros digital es femenino, joven, con menor nivel formativo y lee 16,7 libros al año, frente a los 11,6 del lector de papel.

Me llevo este libro
Y si leer nos cuesta, vender libros es aún más duro. Ni la mitad  de la población compra libros (no de texto), sólo lo hace el 47 por ciento, y proporcionan una media de 8,6 libros comprados al año. Aunque parece que las cifras mejoran, el cierre de librerías de la última década ha sido una masacre, se ha llevado por delante a la mitad. Las que quedan y las atrevidas que inauguran, con modelos de negocio en general más humildes y personalizados, combaten contra la crisis económica, la lectora y las compras digitales, donde Amazon tiene la hegemonía.

Los lectores más asiduos son los que más fácilmente se pasan al soporte digital y compran más libros. Este soporte ha añadido otro problemilla extra a las ventas: las descargas ilegales, que aunque aún no es un frente de los más duros, el aumento de títulos en soporte digital hace que bien merezca la pena no descuidar este asunto. El pasado año se leyeron un 25 por ciento de los libros en soporte digital, el 80 por ciento se obtuvieron de manera gratuita (las promociones y los alquileres gratuitos se incluyen en esta cifra).

Compramos sobre todo libros de texto, y cuando decidimos gastar en otro tipo de lecturas lo hacemos por ocio, generalmente compramos literatura, sobre todo novela. Cuando la compra la hacemos físicamente nos gusta ir a las librerías. Si es digital, con una gran diferencia sobre el siguiente proveedor, nos decantamos por Amazon.

Al Día

Los más vendidos

Esta semana te contamos los libros más leídos y vendidos del pasado año, quizás ellos sean una referencia para tus próximas lecturas:

—Patria, de Fernando Aramburu. “El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron”. Así comienza el libro que encabeza la lista de compras y la de los más leídos.

—El Guardián Invisible, de Dolores Redondo, se ha ganado el segundo puesto el año del estreno de su adaptación al cine, cuatro después de su publicación. Se trata del primer libro de una trilogía que ha embarcado a todos los lectores que se han cruzado por el camino de esta inspectora del valle del Baztán. La autora también ocupa los puestos quinto, séptimo y octavo con Legado de Huesos, Ofrenda de la Tormenta y Todo esto te daré, respectivamente. El último título, que no es parte de la trilogía, es el ganador del Premio Planeta 2016.

 




La novela de Aramburu fue la más vendida en 2017.

—Los Pilares de la Tierra, de Ken Follet, que el año que viene cumple 30 años desde su publicación, obtiene el tercer puesto de ventas. Poco más que decir sobre este ya clásico de la literatura internacional.

—La Catedral del Mar, de Ildefonso Falcones (2006) y de la que también existe la película, cuenta la historia de una catedral escrito por y para el pueblo de Barcelona.

—La Chica del tren, de Paula Hawkins ha sido un éxito internacional sin precedentes de la mano de una, hasta el momento, desconocida autora que consiguió sus escalofriantes cifras gracias al boca a oreja en Internet. En Estados Unidos llegó a vender un ejemplar cada seis segundos.

¡No dejes de leer! Aunque el olor a librería y la tranquilidad de estos establecimientos sea insustituible, también queremos hacerte saber que existen plataformas de alquiler de libros digitales, además de las bibliotecas, que quizás te interesen. Nubico es una especie de Spotify pero de páginas. Pagas una suscripción mensual y tienes acceso a su estupenda librería de miles de títulos. Ingebook es el mismo modelo pero con libros universitarios y profesionales.

 

 

-

-

-

-