Tribuna / Cristina Narbona Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1245. 4  de mayo de 2018

- - --

 



Tribuna / Cristina Narbona

Un proyecto de país


F. MORENO

España se merece comenzar ya a construir un futuro con nuevas oportunidades de bienestar para todos sus ciudadanos, así como de liderazgo social y tecnológico a escala internacional

Se escucha, con frecuencia, que el PSOE no tiene "un proyecto para España". El documento ‘Por una nueva socialdemocracia’, enarbolado por Pedro Sánchez en las primarias de 2017 –e incorporado en las resoluciones del 39 Congreso Federal–, planteaba ya una visión de España muy completa y de largo plazo, coherente con los valores del socialismo adaptados a los retos del siglo XXI.

En los denominados ‘10 Acuerdos de país’ hemos concretado propuestas sobre pensiones, educación, ciencia, pacto de rentas, ingreso mínimo vital, igualdad de género, agua y energía ... Y estas propuestas han sido objeto de debate en asambleas abiertas; los miembros de la dirección federal, empezando por Pedro Sánchez, hemos intervenido en centenares de encuentros, con militantes y no militantes. Por ejemplo, las plataformas de mayores –muy plurales–, nos trasladaron sus quejas y sus sugerencias, con anterioridad a las masivas manifestaciones contra la subida del 0,25%.

Esos ‘Acuerdos de país’ quedan ahora integrados, en un diseño articulado, en la alternativa del PSOE al proyecto de Presupuestos Generales del Estado. Este documento (http://www.psoe.es/media-content/2018/04/Propuesta-presupuestaria-socialista-2018-110418.pdf) incorpora, además, un primer avance de la reforma fiscal, que los socialistas consideramos urgente e imprescindible.

Urgente, para dotar de suficientes recursos públicos políticas que garantizan derechos básicos –educación, sanidad, atención a la dependencia, protección al desempleo y a las mujeres objeto de violencia de género, pensiones...–, con objeto de revertir, cuanto antes, la tendencia al aumento de la desigualdad, de la pobreza, del deterioro de los servicios públicos... Urgente, porque el gobierno reitera su empeño de una ulterior reducción de la acción pública, conforme a lo remitido a la Comisión Europea sobre el Programa de Estabilidad. Urgente, porque España se está quedando atrás en la necesaria reorientación de su economía, instalada en la autosatisfacción por un incremento low cost del PIB y del empleo, ajena a los desafíos de la transición ecológica y de la digitalización. Y ello requiere programas presupuestarios de apoyo a la ciencia, a la innovación, a la recuperación del talento de nuestros jóvenes emigrados; incentivos a la transición justa en las comarcas más vulnerables ante la evolución de las tecnologías de la energía; impulso a las energías renovables, al autoconsumo y a las nuevas formas de movilidad, ...

Una reforma fiscal también imprescindible desde un enfoque de justicia social, incompatible con el sistema tributario actual. Un sistema que comporta una contribución al erario público de las rentas del trabajo muy superior a su peso en la renta nacional, y por tanto una muy reducida contribución fiscal de las rentas del capital.

Imprescindible, porque el marco legal vigente permite que, en la práctica, las grandes empresas tributen en el impuesto de sociedades muy por debajo de las pequeñas y medianas empresas –con menor capacidad para beneficiarse de desgravaciones fiscales–. Una reforma fiscal imprescindible frente a la insuficiencia de los recursos públicos dedicados a la lucha contra el fraude. Imprescindible, también, para que el sector bancario –objeto de algunas de nuestras propuestas fiscales– compense mínimamente el esfuerzo realizado por todos los contribuyentes para su "rescate".

Nuestra alternativa, por tanto, dibuja un contenido, tanto del gasto público como de los ingresos públicos, muy diferente de la propuesta del Gobierno; acorde con nuestros valores, y mirando más allá de 2018: España se merece comenzar ya a construir un futuro con nuevas oportunidades de bienestar para todos sus ciudadanos, así como de liderazgo social y tecnológico a escala internacional.

Equidad y modernización: crecimiento económico, pero no a cualquier coste, ni desde el punto de vista social ni desde el punto de vista ambiental. Nuestra alternativa responde a un proyecto de país en el que contamos con la opinión de numerosas organizaciones sociales, empresas, sindicatos, expertos... como en el caso de la necesaria transición ecológica de la economía, gracias a un Consejo Asesor compuesto por personas muy cualificadas. Un proyecto de país viable, desde el punto de vista de su financiación, que nos acercaría a los países más avanzados de la Unión Europea, aprovechando al máximo el capital humano y el capital natural de España.

 

Firma:

Presidenta del PSOE, partido del que es miembro desde 1993. Doctora en Economía por la Universidad de Roma, ha sido, entre otros cargos, secretaria de Estado de Medio Ambiente y Vivienda (1993-1996) y ministra de Medio Ambiente (2004-2008), así como embajadora de España ante la OCDE (2008-2011). Desde enero de 2013, y hasta su elección como presidenta del PSOE, ha sido consejera del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Es miembro del Global Sustainability Panel del secretario general de Naciones Unidas (2010-2012), de la Global Ocean Commision y de la Red española de Desarrollo Sostenible. También forma parte del colectivo Economistas frente a la Crisis. 

-

-

-

-

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández

-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle