El Acento / Inmaculada Sánchez Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1246. 11  de mayo de 2018

- - --

 



El Acento / Inmaculada Sánchez

El factor femenino

FERNANDO MORENO

El voto femenino se ha convertido, por primera vez en España, en una variable a tener en cuenta en las expectativas electorales de los partidos. El histórico 8-M, la ola de indignación contra el acoso y la precariedad laboral a la que ha vuelto a arrinconar a las mujeres la crisis están detrás de este cambio de escenario

Pocos CIS como éste se han escrutado en su letra pequeña por los estrategas de los partidos. El virtual acercamiento-empate, según como cada cuál quiera llamarlo, de los cuatro primeros equipos –PP, PSOE, Cs y Podemos–  exige especial finura en programas y objetivos de cara a las ya próximas contiendas electorales. Y, hete aquí que, por primera vez, el voto de las mujeres ha adquirido calidad de relevante.

Tras un 8 de Marzo en el que no todos calibraron la magnitud de la contestación femenina, el barómetro del CIS conocido esta semana está dando mucho que reflexionar en los cuarteles generales de la alta política española. Para empezar, en el del PSOE, partido que podía alardear habitualmente de tener más apoyo entre las electoras que entre los electores, ha visto cómo, por primera vez, su porcentaje de voto masculino (13,8 %) es mayor que el femenino (13,3 %). Lo nunca visto.
Y aunque el PP tiene mayores motivos de preocupación que el descenso del voto femenino, que nunca ha formado parte de sus principales banderas, el descenso en esta variable confirma también una caída de 3,2 puntos de apoyos en este segmento de la población desde el CIS de enero.

Para Ciudadanos el barómetro de este mes ha reservado las mieles. No sólo le anuncia un ‘sorpasso’ al PSOE, sino la segunda plaza electoral, a un paso del PP, del que le separaría tan sólo poco más de punto y medio, espacio que suele adscribirse al indescifrable ‘error estadístico’. Dentro de este ‘subidón’, el CIS no hace grandes distingos entre el voto femenino y masculino a los naranjas, y apenas señala la mínima pérdida de una décima porcentual en el apoyo de las mujeres, pero hace un par de semanas otro sondeo, de Metroscopia, sí cifraba esa bajada en nada menos que cuatro puntos.

El único partido de los cuatro del ‘podio’ con menos motivos de preocupación a este respecto, ya que sube en voto entre las mujeres, es Podemos, que aumenta un punto en su porcentaje de apoyo electoral.

Puntos o décimas aparte, lo que realmente resulta significativo es que en el debate público, desde el de las tertulias televisivas hasta las del bar de la esquina, la ‘cuestión femenina’ haya pasado a ocupar sitio en primera fila con espíritu de permanencia.

El PSOE de Pedro Sánchez bien haría en revisar los motivos por los que las mujeres no se entusiasman con sus propuestas pese a que fue Zapatero quien aprobó la primera Ley contra la Violencia de Género, la primera Ley de Dependencia, la primera Ley de Igualdad o, por fin, la reforma para disponer por primera vez en España de una ley de plazos para el aborto. Su tímido apoyo a sólo dos horas de huelga el pasado 8 de Marzo podría haberle pasado factura en estos momentos en que el empuje femenino no admite medias tintas.

Para el partido de Albert Rivera, sin embargo, la cuestión resulta más compleja. En las manifestaciones del 8-M Begoña Villacís fue abucheada porque hasta ese día tanto Inés Arrimadas como otros dirigentes de Ciudadanos rechazaban la convocatoria de protesta por ‘ideologizada’. Recordemos que en el PP la ministra Báñez y la ya ‘difunta’ Cristina Cifuentes también rechazaron la huelga, que ellas iban a hacer ‘a la japonesa’, hasta que el mismísimo Rajoy las desautorizó y se puso un lazo morado en la solapa esa mañana.

No quiero pensar que el impulso del ministro Catalá para reformar el Código Penal en materia de delitos sexuales para impedir sentencias como la reciente de ‘La manada’ se alimente exclusivamente de esta imperiosa necesidad de ‘estar a bien con las mujeres’ que acaban de adquirir a golpe de sondeos. El factor femenino va mucho más allá que este CIS o el siguiente. Y, si no, que esperen a las próximas urnas.

 

Firma

Periodista y directora de El Siglo desde 2011, revista que contribuye a fundar, en 1991, formando parte de su primer equipo como jefa de la sección de Nacional. Anteriormente trabajó en las revistas Cambio 16 y El Nuevo Lunes y en la Cadena Ser. Actualmente también participa asiduamente en diferentes tertulias políticas de TVE y de Telemadrid.

-

-

-

-

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández

-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle