Tribuna / Pere Navarro Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1246. 11  de mayo de 2018

- - --

 



Tribuna / Pere Navarro

París bien vale una misa (bis)


Hay que mejorar un Estado de las Autonomías que es uno de los más descentralizados de Europa, pero que tiene problemas en aplicar las competencias de cada Administración, lo que genera conflictos innecesarios que distorsionan la acción de los gobiernos

Hace unos meses utilizaba este título para un artículo relacionado con las elecciones francesas. En esta ocasión permítanme que vuelva a utilizarlo para hablar sobre la situación en Catalunya.

Esta frase atribuida a Enrique de Borbón, pretendiente protestante al trono de Francia, me parece realmente ilustrativa para explorar caminos que nos saquen del actual atolladero político, social y económico en el que estamos metidos ya hace demasiado tiempo.

Se dice que el citado Enrique de Borbón abdicó de su fe protestante para abrazar el catolicismo y convertirse así en Enrique IV, rey de Francia. Una muestra clara de pragmatismo para intentar acabar con las guerras de religión que se desarrollaron en Francia durante  la segunda mitad del siglo XVI.

Sin duda, no estamos ni en la Francia del XVI ni en una guerra de religión de medio siglo. Pero este hecho, sea cierto o no, puede servir de reflexión sobre cómo deberíamos solucionar una situación, la de Catalunya, que cada día se nos antoja más enquistada y alambicada. Una situación en la que las partes se lanzan planteamientos radicales, de raíz, como si fueran armas de destrucción masiva. Las verdades tienden a ser absolutas aunque no sean ni verdades, ni absolutas.

En un momento en el que parece que la solución ni se vislumbra, en el que la sociedad catalana está dividida como nunca, quizás sería prudente y necesario, imprescindible diría yo, que los que tienen responsabilidades de gobierno piensen en que hay que construir un futuro que pueda ser compartido por una gran mayoría .

Los grandes principios, las prédicas desde grandes altares, deberían transformarse en algo más terrenal, más asequible. Es la hora del pragmatismo pensado para acercar posiciones y construir soluciones.

Es evidente que el tema judicial distorsiona enormemente la creación de un espacio de diálogo sereno y constructivo, pero también es evidente que, en un Estado democrático y de derecho, todos debemos estar sometidos a las leyes y somos responsables de nuestros actos. A todos nos duele y nos afecta que personas que conocemos estén privadas de libertad. Pero hoy debemos pensar en que lo urgente es acercar posiciones y después ver cómo se gestiona todo lo demás en un clima más sosegado.

Todos estamos de acuerdo en que debemos mejorar nuestra democracia, reformar unos partidos que tienen funcionamientos aparentemente democráticos pero que, realmente, están en manos de redes de poder que hacen y deshacen.

Hay que mejorar un Estado de las Autonomías que, es verdad, es uno de los más descentralizados de Europa; pero que tiene problemas en aplicar las competencias de cada Administración, lo que genera conflictos innecesarios que distorsionan la acción de los gobiernos.

Es imprescindible un sistema de financiación de las Comunidades Autónomas que sea justo y solidario y que respete la ordinalidad para que los que aportan solidariamente no se vean perjudicados después del reparto de recursos. Y muchas más cosas que tienen que ver con nuestra vida cotidiana y que sería largo enumerar aquí.

Pero, por encima de todo, tenemos que reconocernos mutuamente como personas que queremos y necesitamos construir un espacio común de convivencia para los próximos decenios. Si París bien valía una misa, estoy convencido que nuestro futuro vale un esfuerzo que signifique una misa o varias.

 

Firma

Miembro del Comité Federal del PSOE, licenciado en Biología por la UAB. Fue alcalde de Terrassa entre 2002 y 2012, primer secretario del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC)entre 2011 y 2014, diputado del Parlament de Catalunya y miembro de la Comisión Ejecutiva Federal del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). A lo largo de su carrera profesional ha desarrollado distintos cargos de dirección como presidente del consorcio Localret y presidente del Fons Català de Cooperació al Desenvolupament.En 2013 la Fundación City Mayors lo incluyó en la lista de los mejores alcaldes del mundo.

-

-

-

-

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández

-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle