Tribuna / Ignacio Vasallo Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1246. 11  de mayo de 2018

- - --

Tribuna / Ignacio Vasallo

‘Morgenstern. Estrella de la mañana’, de José Manuel Gómez Benítez

Novela histórica sobre el fanatismo


Así como otros quieren utilizar los títulos para hacer carrera, Gomez Benítez oculta los suyos para deshacer la suya y poder señalar, si le descubren,
que ahora es y será en el futuro sólo un escritor. / EUROPA PRESS

En estos tiempos en los que descubrimos que son muchos los políticos que han inflado sus currículos, atribuyéndose licenciaturas o másteres que no habían cursado,  esta primera obra de ficción de José Manuel Gómez Benítez nos sorprende ya desde el interior de portada en el que  el currículo del autor está desinflado. Ni mención de que es catedrático de Derecho Penal de la Universidad Complutense, sino que aparece como simple profesor, o que fue miembro del Consejo General del Poder Judicial, por citar sólo un par de ejemplos.

Así como otros quieren, o querían, utilizar esos títulos para hacer carrera, Gomez Benítez oculta los suyos para deshacer la suya y poder señalar, si le descubren, que sí es verdad que fue todo eso pero ahora es y será en el futuro sólo un escritor.

Y lo cierto es que es un buen escritor. Su primera novela, Morgenstern. Estrella de la Mañana (Editorial Tregolam), tiene una trama cuidadosamente elaborada y un lenguaje preciso que denotan una escritura lenta y cuidadosa al ejemplo de algunos pintores  como Cézanne que no daban la siguiente pincelada hasta que la anterior era exactamente la que él quería.

La novela incluye dos narraciones separadas en la acción y en el tiempo. “Camino al amanecer “ narra  las vivencias de Artal en los años finales del franquismo desde la perspectiva actual mientras escribe una novela  histórica, “Fanáticos y Rebeldes”, sobre la sublevación anabaptista en Munster hacia 1535 contra los obispos católicos y los señores protestantes. Su protagonista, Artal, cuyo “deseo de venganza no tiene límites“, guía  a los suyos hasta el exterminio a través de un proceso que se inicia con el apoyo de Dios y termina después de que los fanáticos lleguen a preguntarse: “¿Mataremos a nuestros hermanos?“, y muchos se pasan al enemigo para terminar con lo que consideran la traición de los dirigentes enriqueciéndose y abandonando a los demás al sufrimiento del hambre.

Artal describe así a Asur como exactamente lo opuesto a lo que él quiere ser. Recuerda los años de su compromiso político cuando los fanáticos de extrema derecha mataron a sus amigos abogados en Atocha o el asesinato de Enrique Ruano y la Revolución de los Claveles en Portugal, en clave autobiográfica para dedicar una mención especial al fanatismo de ETA que queda plasmado en una sola frase que recoge durante su negociación con la banda terrorista  por encargo de Pérez Rubalcaba, cuando el pistolero responde a la pregunta: “¿Que sientes cuando matas a alguien?“  “Yo no mato a nadie, sino al enemigo”.  Tantos  años, después en su reciente comunicado, aún distinguen entre muertos buenos y muertos malos.

La distancia entre unos y otros queda clara: “Su fuerza es la ausencia de límites y nuestra debilidad es saltarnos los límites”.

Morgenstern es una novela histórica tanto en “Camino hacia el Amanecer” como en “Fanáticos y Rebeldes”. Todos los hechos son reales. El comportamiento de los fanáticos con casi seiscientos años de diferencia es parecido en sus objetivos aunque las formas sean diferentes.

La principal diferencia con las novelas históricas tradicionales es que Gómez Benítez recurre por un lado a acontecimientos que pueden ser calificados de recientes y por otro el lenguaje narrativo no es lineal, como suele ser costumbre en ese género, sino cinematográfico, con innumerables saltos en el tiempo  y en el espacio.

Los años de estudio del autor en Alemania y su formación jurídica lo ayudan a eliminar la retórica y las innecesarias frases subordinadas, lo que nos permite seguir fácilmente una trama que a primera vista podría parecer espesa y dificultosa.
Todo indica que el autor le ha cogido gusto a la literatura y que pronto –es un decir– podremos disfrutar de su segunda novela.

Gomez Benítez es ya sólo un escritor.

 

 

Licenciado en Derecho y periodista, es uno de los más destacados profesionales del sector turístico en España. Pertenece al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado. Fundador y primer director general de Turespaña. Dirigió los primeros planes de marketing del turismo español que incorporaron el Sol de Miró. Consejero de Turismo en Estocolmo, Nueva York, Milán  Londres y París. Ha publicado más de 300 artículos sobre la especialidad en diversos medios de comunicación y pronunciado conferencias en 50 países. Actualmente es responsable de Relaciones Internacionales de la Federación Española de Escritores y Periodistas de Turismo.

-

-

-

-