Entrevista / Jaume Collboni Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1246. 11  de mayo de 2018

- - --

Entrevista / Teresa Carreras (Barcelona)

Jaume Collboni, líder del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona

“Cataluña urge un Govern para todos los catalanes”

El pulso por la investidura de un president en Cataluña tiene las horas contadas, con un final de infarto que tensa al independentismo. Cerrada toda posibilidad de investidura a distancia y conocido el nombre del nuevo candidato, Jaume Collboni, candidato del PSC a la Alcaldía de Barcelona, espera “que el nuevo presidente piense y gobierne para todos los catalanes”.


SERGIO RUIZ

“Mi crítica  a los independentistas es que sólo piensan en la mitad de los catalanes. Y esto ya empezó con Artur Mas”   “El voto del ‘cinturón rojo’ que se fue a Cs el 21-D fue ‘de reacción’ y estoy seguro de que no volverá a ocurrir en las municipales”

Le ha sorprendido el candidato que propone Puigdemont para presidir la Generalitat. ¿Qué opina de este nombramiento?

Catalunya y Barcelona necesitan un Govern para todos y todas que respete las leyes  y que aborde los problemas reales de la gente. El candidato de Puigdemont, Quim Torra, representa una visión de un país excluyente. Mala noticia para superar la división y el conflicto.

¿En su opinión, cuál sería la mejor investidura para Cataluña?
Esto se lo tendría que preguntar a los independentistas.  Veremos. En mi opinión el señor Puigdemont está llevando las cosas demasiado lejos al no haber convocado las elecciones cuando podía haberlo hecho. Si hubiera convocado elecciones aquel fatídico día nada de lo que estamos viviendo hubiera pasado.
Desde aquel momento está descalificado para dirigir este país. A partir de aquí añadiré que todo lo que hace es un despropósito. Ha vinculado su huida hacia adelante a su destino personal sin pensar en todos los catalanes y las catalanas. El reproche que hago a los independentistas no es que defiendan una determinada ideología puesto que, si lo hacen dentro de la legalidad, es legítimo. Mi crítica es que sólo piensan en la mitad de los catalanes y si el candidato Torra continúa igual, no vamos bien. Al resto nos han dejado fuera, nuestra opinión es residual. Y esto ya empezó con el señor Mas.

¿Qué le parece que un diputado de su partido, el PSC, visite a la expresidenta del Parlamento catalán en la cárcel de Alcalá Meco, como ya lo hizo con Junqueras?
Primero diría que nadie desea la situación en la que nos encontramos en Cataluña tanto desde el punto de vista político como judicial. Rajoy ha puesto en manos de los jueces la resolución del conflicto catalán en lugar de resolver la situación políticamente. La judicialización de la política es el último recurso al que tenía que haber acudido y los jueces han aplicado una medidas cautelares que mi partido ya ha dicho en varias ocasiones que consideramos excesivas.
Ahora bien, que un político visite a una de las personas encarceladas para mostrar, según dice, el lado humano del conflicto, me parece bien. Si el diputado Carlos Castillo tiene una relación personal  con ellos no creo que tenga que haber ningún problema. Lo último que se tiene que hacer en un conflicto es deshumanizar al otro. Creo que no deshumanizar el conflicto es un argumento para poder encontrar algún día una solución pactada y dialogada.

¿Cómo interpreta el apoyo que su candidatura recibió en las primarias de cara a las próximas municipales?
Nosotros somos de los partidos que convocamos primarias hace muchos años y las mantenemos. No las utilizamos en función de una estrategia electoral como hacen otros partidos. Pero es cierto que en esta ocasión no se presentó nadie más. Creo que estos cuatro años de propuesta socialista para Barcelona han mostrado que tiene un amplio apoyo y consenso en el partido. La realidad es que yo necesitaba cincuenta avales para ser candidato y obtuve más de quinientos, es decir, diez veces más. Mi elección como candidato demuestra que nuestro proyecto tiene el aval unánime del partido. Ello me da más posibilidad de poder afrontar un combate político que no será fácil. Tengo la ilusión y la voluntad de ser alcalde y, con el apoyo de mi partido,  colocar a Barcelona por encima de todo para superar el conflicto independentista.

¿Cómo valoraría tener que competir por la alcaldía con  Manuel Valls, el exprimer ministro francés de origen catalán propuesto por Ciudadanos?
Ciudadanos no encuentra candidato o candidata creíble para la Alcaldía de Barcelona, este es su problema principal. Esto explica los movimientos que está haciendo Albert Rivera. Estamos hablando de un candidato que no sólo no se ha postulado formalmente, hasta ahora, sino que si lo hiciera tampoco ha explicado por qué lo hará. Valls no conoce Barcelona. Habla de ser candidato en nombre de una plataforma pero el PSC ya tiene candidato y proyecto y lo ha demostrado durante tres décadas. Yo tengo la voluntad de ser el alcalde de todos y todas las barcelonesas, sean independentistas o no. No entraré en los problemas de otro partido para encontrar candidato. Cs se ha metido en un lío y nos quieren arrastrar a todos y esto no lo toleraré.

“Cs no encuentra candidato creíble para Barcelona y se ha metido en un lío con Valls”

 

El periodista Jordi Graupera también habla de una plataforma, en este caso independentista, para Barcelona y tal vez aspire a ser candidato ¿Cómo lo vería usted?
Es el mismo caso de Cs. No entiendo por qué se obstinan en no hablar de propuestas para Barcelona, del modelo de desarrollo urbano, de cómo hacer políticas sociales, de cómo solucionar los problemas de la vivienda en una ciudad tan densa, de cómo propiciar las empresas de economía digital. No hablan de esto, estas plataformas ven únicamente a Barcelona como una moneda de cambio, como un campo de batalla más del procés catalán. 

En cambio, el PP en el Ayuntamiento de Barcelona sí que estaría dispuesto a abrirse a una plataforma como la que propone Valls. ¿Cuál le parece que es la causa?
Sólo hace falta mirar a la Comunidad Autónoma de Madrid.
¿Quien apoyará al sucesor de la señora Cifuentes? Pues Ciudadanos. Esto explica que las derechas se ayudan y a mí no me sorprende nada. El elector es quien decidirá cómo ve estas alianzas.

¿Cómo vio en las elecciones del 21-D que el cinturón industrial de Barcelona, tradicionalmente rojo, se tiñera de naranja?
Fue un voto de reacción que estoy seguro de que no se repetirá en las próximas municipales. De esto, quienes tienen  que tomar buena nota, son los independentistas. Durante todos estos meses la líder de Cs no ha jugado ningún papel ni ha presentado ninguna alternativa para resolver el conflicto. Enfrentarse como lo hizo Rivera en el Congreso con amenazas de romper con Rajoy no lleva a ninguna parte.

Con la distancia, ¿a qué atribuye la ruptura del pacto entre el  PSC y Colau después de 18 meses?
Se produjo porque la alcaldesa siguió a los independentistas. Tanto el PDeCAT como ERC le dijeron que tenía que echar al PSC y le ayudarían a aprobar los presupuestos. Esto pasó en Barcelona y en otros municipios en los que los socialistas hemos estado literalmente perseguidos en los momentos más complicados del conflicto. Colau cedió y las promesas no se cumplieron. El objetivo de los independentistas era romper el gobierno de progreso en la ciudad para debilitarlo e intentar el asalto final en las próximas elecciones de 2019. Esto es lo que se está viendo. Colau lleva ya varios plenos sin aprobar nada. Ella, incomprensiblemente, por falta de liderazgo y de un proyecto muy poco claro para la ciudad, cedió y ahora todos pagamos las consecuencias. No entraré en valorar los líos de la agenda de la alcaldesa como ha sido ir al Congreso para hablar de alquileres y que no la reciban algunos partidos. Aquí algo falla.

¿Cuáles serían sus principales críticas a la actual alcaldesa?
No quiero ser negativo. Creo que no ha explotado o explorado todas las posibilidades que da la Alcaldía de Barcelona para sumar voluntades. En Barcelona no se puede hacer nada importante sin un consenso amplio en la ciudad dentro y fuera del ayuntamiento. Y, sobre todo, no se puede hacer nada contra una parte de la ciudad. Desgraciadamente, la historia del tranvía, que nosotros apoyamos, plantea una batalla contra una determinada Barcelona y con la multiconsulta pasa lo mismo. Si la alcaldesa es partidaria de las municipalizaciones, que las haga. Puede municipalizar la recogida de basuras y el servicio de limpieza. Ahora acaba el contrato y no tendría que haber ninguna indemnización. Sólo sería un decreto de Alcaldía. Pero no lo hace. El gobierno actual también ha tenido alguna cosa positiva como haber aumentado la inversión social en más de un 20% o la inversión en cultura más del 15%, situándonos al 15%, es decir, dentro de los estándares europeos.

Póngase en el año que viene. ¿Se ve alcalde de Barcelona, y con qué apoyos?
Absolutamente, y con mayoría absoluta. Si no es así, puedo garantizar que me emplearé a fondo para llegar a acuerdos con todas las fuerzas. El PSC pactó un presupuesto con el alcalde Trías para que la ciudad no quedara bloqueada y hemos hecho un gobierno de coalición con la señora Colau. Creo que nuestra capacidad de diálogo está más que acreditada. Buscaré esta línea de acuerdo con la mayoría de las fuerzas bajo el paraguas del Ayuntamiento de Barcelona para superar el conflicto. Estoy seguro de tener el apoyo de los ciudadanos y ciudadanas de la capital de Cataluña.