Tribuna / Bruno Estrada Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1249. 1  de junio de 2018

- - --

 



Tribuna / Bruno Estrada

El fin de un tal M. Rajoy


EUROPA PRESS

El PSOE y Podemos tienen ahora la oportunidad de mostrar que la vieja y la nueva izquierda pueden entenderse en España. Que todo puede volver a la normalidad

Y de pronto, cuando la tormenta más arreciaba, cuando las olas saltaban sobre la cubierta de la débil embarcación, cuando parecía que iba a hundirse definitivamente en aquel mar embravecido, algo inesperado sucedió.

Primero fue un débil rayo de sol que atravesó las espesas nubes que habían llenado de oscuridad el cielo, luego la palpable sensación de que los furiosos vientos empezaban a amainar, finalmente las aguas empezaron a aplacarse. Una vez más, después de la salvaje tormenta todo se calmaba.

Esta podría ser una metáfora marinera de lo que está sucediendo en la política española. Parecía que M. Rajoy, con su tozudez autista, iba a poder seguir ignorando todo lo que estaba sucediendo en la política y en la sociedad española.

Cristina Cifuentes era pillada in fraganti robando en Vallecas y falsificando másteres, y no pasa nada. Se pone a su segundo de a bordo, se llega a un pacto infame con Ciudadanos, y a seguir. La cuestión catalana sigue enquistada, y no pasa nada. Se ignora cualquier proceso de diálogo con la mitad de la sociedad catalana, y a seguir.

Que millones de mujeres, y de hombres, se manifiestan para pedir una verdadera igualdad en la sociedad española, y para poner coto a la violencia de género que pone en peligro la vida de cientos de mujeres, y no pasa nada. Una finta parlamentaria sobre unas pequeñas partidas presupuestarias, y a seguir.

Que millones de pensionistas salen a las calles a protestar por el deterioro del poder adquisitivo de sus pensiones actuales, y por la insostenibilidad del sistema, y no pasa nada. Un acuerdillo con el PNV sobre unos escasos milloncitos para garantizar su revalorización, que no su sostenibilidad, y a seguir.

Que la política económica hace aguas por todos lados porque la reforma laboral ha mermado la capacidad de negociación colectiva de los trabajadores más precarios, y no pasa nada. Un par de frases grandilocuentes y a seguir confiando en la Virgen del Rocío para que suban los salarios y mejore el empleo.

Pero, de pronto, la primera sentencia firme del caso Gürtel, después de una década de filibusterismo judicial por parte del PP, hace que el primer rayo de sol ilumine la política española desde hace muchos años. Una sentencia que cuestiona la propia credibilidad de Rajoy en sus declaraciones en sede judicial, una forma educada de decir que mintió ante los jueces. Esta vez sí ha pasado algo, por fin.

La presentación por el PSOE de Pedro Sánchez de una moción de censura ante el inmovilismo culpable y doloso del gobierno, y el apoyo decidido y sin condiciones por parte del Podemos de Pablo Iglesias, ponen en evidencia que los tranquilos pero constantes vientos del cambio han empezado soplar.

El PSOE y Podemos tienen ahora la oportunidad de mostrar que la vieja y la nueva izquierda pueden entenderse en España. Que todo puede volver a la normalidad: políticos interesados en el bien común; políticas pensadas, diseñadas y aplicadas para favorecer a la mayoría de la población, y principalmente a los grupos más débiles; la búsqueda del diálogo y de la modernización política y económica de España por encima de vacíos discursos identitarios sobre banderas e himnos.

Incluso Ciudadanos se ha visto obligado a mover ficha, tímidamente, ante la evidencia de la magnitud del entramado de corrupción del PP que ellos, al permitirlo gobernar, han venido apuntalando y consintiendo.

Ciudadanos quería que se convocaran unas nuevas elecciones de forma inmediata para que ellos fueran los grandes beneficiados de la debacle de esa “organización criminal” llamada Partido Popular y, posiblemente, para hacer políticas muy similares. Sin embargo, ésa no tiene porque ser la agenda de la izquierda.

Después de la tormenta de la ignominia de la derecha puede venir la calma de la honestidad de la izquierda. Por fin sale el sol.

Firma:

Economista, adjunto a la Secretaria General de CC OO. Es director adjunto del Programa Modular de Relaciones Laborales de la UNED y miembro del Consejo Internacional de Economía de Podemos. Fue miembro fundador de Economistas Frente a la Crisis. Autor de la obra de teatro Escuela Rota y productor de varios cortometrajes y películas con los que la productora Dexiderius ganó dos Goyas. Ha publicado diversos libros e informes económicos como La economía que viene (Ed. Iniciativa Ecosocialista) o ¿Qué hacemos con la competitividad? (Ed. Akal)

-

-

-

-

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández

-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle