¡Vaya Gente! Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1250. 8  de junio de 2018

- - --

¡Vaya gente! / Mara del Prado


Doña Sofía, de la mano de la princesa Leonor, asistió con sus nietas, su nuera y su consuegra al musical. / EUROPA PRESS

Las reinas confirman la paz ante Billy Elliot

Fue Pilar Eyre quien primero y mejor afinó la predicción cuando, unos días después del Domingo de Pascua, un vídeo viral diseccionado hasta la saciedad por prensa y redes sociales sacó a la luz la mala relación entre la reina Letizia y la reina Sofía. La periodista especializada en monarquías aseguró que en unos meses, cuando todo hubiese vuelto a la calma, se publicarían unas fotos de ambas mujeres en actitud distendida junto a la princesa Leonor y la infanta Sofía, protagonistas también de la tensa escena donde la mujer de Felipe VI habría pretendido evitar una foto de la abuela con sus nietas.

Esas fotos han llegado. Con la excusa de asistir a una sesión del musical Billy Elliot en el teatro Nuevo Alcalá, las mujeres más importantes en la vida del monarca han hecho planes de familia; la heredera al trono ya no se ha zafado de la mano de la reina emérita, con la que posa de la mano. Y la mujer del jefe del Estado no ha hecho aquí distinciones entre su suegra y su madre, que asiste a un encuentro del que también forman parte Victoria de Marichalar e Irene Urdangarin, hijas de las infantas Elena y Cristina con las que Doña Letizia también mantendría distinto grado de distanciamiento.

A destacar que, junto al clan Borbón Grecia-Ortiz Rocasolano, aparece Cristina de Borbón Dos Sicilias, sin duda la persona que mejor podría ayudar en caso de que la cosa se hubiese puesto difícil: prima del Rey y sus hermanas, con las que también mantiene una excelente relación, forma también parte del estrecho círculo de amistades con las que Sus Majestades comparten afición por el cine y las salidas privadas. Ella y su marido, Pedro López-Quesada, de los pocos amigos de Don Felipe que pasaron el filtro de la Reina cuando, sin ser siquiera princesa, tuvo que soportar ser objeto de burlas por parte de muchos de los amigos ‘pijos’ de su entonces prometido.

De aquello hace ya más de 14 años; su aniversario de boda se celebraba el 22 de mayo. Días antes también contraían matrimonio Mary y Federico de Dinamarca, que acaba de celebrar su 50 cumpleaños con todo lujo y boato, con una cena de gala en el palacio de Christiansborg a la que asistieron todas las casas reales europeas. Todas menos, una vez más, la española.

Por cierto que quienes sí acudieron fueron Pablo de Grecia y su esposa, Marie-Chantal Miller. Y si se recuerda su furibundo ataque a través de Twitter a Doña Letizia tras el desafortunado episodio a las puertas de la catedral de Palma, pueden intuirse los motivos de la ausencia de los reyes españoles al festejo. Vaya que si se entienden.

 

 

-

-

-

-