Tiempos de Hoy Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1250. 8  de junio de 2018

- - --

Tiempos de Hoy / Verónica Gayá

El Mundial, evento global por excelencia

Días de fútbol

En 200 millones de países, miles de veces cada día se escucha un triunfal “¡gol!”. Sus aficionados se cuentan en cientos de millones. El deporte del emblemático cuero este año tiene fiesta a la que está invitado el mundo a partir del 14 de junio.  


Organizar una Copa del Mundo exige unas inversiones que el país organizador intenta rentabilizar, y no sólo económicamente. / EUROPA PRESS

Quedan pocos días para oír el silbato del primer partido de la recta final de la Copa Mundial de fútbol. 32 países luchan en uno de los torneos más mediáticos del mundo que no sólo repercute en la vida de sus numerosos aficionados, sino que llega a dar pequeños empujones al PIB de un país. La maquinaria del fútbol se ha convertido en una de las industrias más importantes del mundo, cada segundo de partido es oro, en más de un sentido. 

Desde unos centímetros de tela en la camiseta oficial, a una ciudad preparada para albergar decenas de aficiones, el dinero del fútbol se mueve en cualquier dimensión. Inversiones rentables por las que en cada encuentro compiten marcas, empresas de servicios y televisiones ansiosas de sacar provecho a uno de los acontecimientos más pasionales de la historia del deporte.  

Hace cuatro años, durante el Mundial de Brasil, más de 3.200 millones de personas vieron al menos un minuto la televisión, y unos 188 millones siguieron más de la mitad de los encuentros desde el principio. En España los anuncios durante la retransmisión llegaron a alcanzar precios muy parecidos, o mayores, a los de la gala de Nochevieja, por encima de los 150.000 euros. Grandes cifras que servirán para rentabilizar la inversión de la enorme apuesta que supone la compra de derechos del Mundial. Este año se la ha llevado Mediaset, que se cree que ha pagado más de 35 millones de euros por sólo los 27 partidos en prime time del campeonato, y que espera amortizar a base victorias del equipo español.

Los derechos de retransmisión, el merchandising, la boletería, los patrocinios y las licencias del torneo son, sin lugar a dudas, los pedazos más grandes de este tan suculento pastel que mastica la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado) que cuesta unos 2.900 millones de euros.

Ingresos desmesurados que le permiten mimar a las selecciones que participan con dos millones de dólares americanos, con 9,5 millones a los equipos que llegan a octavos y con 14 millones al ganador.

Anfitrión y ganador
Albergar este codiciado evento es un enorme esfuerzo para muchas ciudades. Rusia ha invertido 16.800 millones de dólares, que confían rentabilizar a base de turismo y prestigio internacional.  En los últimos días la agencia internacional de calificación de riesgo Moody´s ha publicado los datos sobre el impacto que la Copa Mundial va a tener en Rusia. Ninguno es demasiado positivo. Por un lado estima que los beneficios van a ser a corto plazo, y además no confía en que la repercusión económica vaya a ser desmesurada, incluso remarca que sólo el 1 por ciento de las inversiones en infraestructuras en el periodo 2013-2017 fueron específicas del campeonato. Números que se contraponen a los pronósticos de la organización del Mundial en Rusia, que considera que este país superará en cifras absolutas a los organizadores de los últimos cuatro años, y confía en que llegue a provocarse un crecimiento de un uno por ciento en el PIB en el último lustro. Remarca también que se han creado 220.000 puestos de trabajo por lo que su población ha podido aumentar sus ingresos en 7.000 millones de dólares.

Así pues, en mayor o menor medida, la acogida de este evento de tamaña envergadura es, por supuesto, un enorme esfuerzo para muchos países y siembra un valor económico cuestionable, aunque seguro uno emocional incalculable.

Valores que también cosecha el ganador de la copa de forma muy parecida. La euforia de los campos, tarda poco en verterse al mercado. En el nacional se producen pronunciados picos de consumo y a nivel internacional comienza una campaña improvisada de un país fuerte y que da confianza.

Una breve historia
Las apuestas sobre el ganador son arriesgadas e inciertas, informes de 50 páginas hechos por bancos reconocidos a nivel mundial, mascotas mediáticas que predicen ganadores... Antes de intentar saber el futuro, quizás nos interese saber algo sobre la historia de este campeonato futbolero.

A finales del siglo XIX el fútbol era un deporte desconocido más allá de la frontera británica, pero año a tras año conquistaba nuevos territorios en diferentes partes del mundo. En 1904 se fundó la FIFA con el objetivo de fomentar el desarrollo del fútbol. No tardó en declararse deporte olímpico oficial, comenzó a promover algunas competiciones, empezando por las amateurs, y ya en 1909 se celebró el primero profesional, que hoy es considerado el germen de este mundial. Sin embargo, no fue hasta 1930 cuando la FIFA celebró la primera Copa Mundial, que tuvo lugar en Uruguay, el único país sudamericano que presentó su candidatura; fue electo por unanimidad, algo que a los países europeos que se habían presentado no sentó del todo bien. Muchos quisieron boicotear la decisión y anunciaron que no se presentarían, pero a pesar de las dificultades, este primer torneo fue un auténtico éxito, un inicio inmejorable para este acontecimiento mediático de relevancia mundial.

Al Día


El buen ambiente está algo más garantizado cuando quien juega es la selección nacional. / EP

Calentando motores

El Mundial ya está aquí. Aficionados y hastiados del fútbol deben posicionarse y prepararse para unos días calientes de emociones y, esperemos, victorias.

Si el fútbol no es lo tuyo y no puedes soportar ni un minuto más un comentario sobre este deporte, piénsalo: ¿te unes al enemigo durante unos días? La buena noticia es que, por lo general, todos los de tu alrededor serán del mismo bando, así que el buen ambiente está algo más garantizado. Entérate de cuando son los partidos y aprovecha para hacer esos planes que otras veces te agobian por exceso de aforo. La ciudad es tuya.

Si eres un fan mundialero pero no viajas puedes tomártelo muy en serio bajándote las aplicaciones de móvil necesarias. Para empezar, por supuesto, la de la FIFA, en la que podrás estar al día de encuentros, jugadores, selecciones, etc. Algo más dinámica es Copa Mundial Rusia 2018, es gratuita y contiene toda la información del Mundial de forma muy accesible.  Para los más jóvenes y amantes de los cromos, Panini ha creado una aplicación con la que podrás jugar un juego de cartas, coleccionar, crear equipos, etc.

Si vas a viajar a Rusia, a estas alturas seguro que lo tienes todo controlado; billetes, alojamiento, entradas y tu tarjeta ID. Recuerda que con ella podrás ahorrarte el visado y que es obligatoria para acceder a todos los partidos. Además podrás viajar gratis o con grandes descuentos en algunos medios de transporte.

La ropa justa, un abriguito, un paraguas, tus medicamentos (con receta) un adaptador de corriente y algo de efectivo… Ya es hora de hacer la maleta. Y vete echando un vistazo a las webs y aplicaciones que te permitirán moverte de manera cómoda por las ciudades más grandes, como Yander, Uber o Gett.

 

 

-

-

-

-