El Spinnaker / Graciano Palomo Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1250. 8  de junio de 2018

- - --

 

 

El Spinnaker / Graciano Palomo

Feijóo tendrá que hacer la refundación para la que Rajoy no estuvo dotado

EUROPA PRESS

Será casi con toda seguridad otro gallego, Alberto Núñez Feijóo, quien tenga que poner orden en sus filas. El trabajo será mucho más arduo si se pone como deber el profundizar en el nuevo horizonte que se plantea para una formación de centro-derecha

Para la Historia quedan las últimas semanas de infarto cuando el Congreso de los Diputados, en uso de su soberanía, decretó que había que meter a España en un particular e hispánico rumbo a lo desconocido.

Los hechos son descriptibles. Lo fundamental en el nuevo contexto es que Pedro Sánchez, el cuestionado líder socialdemócrata, consiguió llegar al palacio de la Moncloa con sus escuálidos 84 diputados a bordo. Paralelamente, Mariano Rajoy, que en los últimos tiempos funcionó como un tapón, tuvo que dejar el poder institucional y el liderazgo en el centro-derecha.

A partir de estos dos datos vamos a verlas venir. El primer apunte del presidente Sánchez deja un hálito para la esperanza con la formación de un gobierno muy notable desde el punto de vista técnico para abordar los muy serios problemas que afronta. Especialmente, en lo referido a Cataluña, el gran quilombón planteado por los secesionistas. Creo, en una primera lectura, que con la presentación del nuevo gobierno socialista (no todos, porque Nadia Calviño es una liberal convicta y confesa y Pedro Duque creo que no tiene militancia), Pedro Sánchez aspira a agotar la legislatura. Siempre y cuando le dejen sus ocasionales compañeros de viaje, algo que está por ver y que tampoco se lo pondrá fácil.

En el otro lado de la acera hay que constatar la default final de Mariano Rajoy. Mejoró, en efecto, la economía e hizo frente como mejor pudo a otros grandes retos de enorme calado, pero dejó al Partido Popular como un erial. Será casi con toda seguridad otro gallego, Alberto Nuñez Feijóo, quien tenga que poner orden en sus filas. El trabajo será mucho más arduo si se pone como deber el profundizar en el nuevo horizonte que se plantea para una formación de centro-derecha. Rajoy no estaba dotado, por su particular ADN, para dar ni la batalla ideológica, ni para abrirse a estrategias que requieren los nuevos tiempos. Se limitó a la administración de los problemas cotidianos (nada fáciles, por lo demás). La gran asignatura pendiente del PP y del resto del centro-derecha es precisamente soltar complejos de antaño e instalarse en los nuevos tiempos cogiendo por la solapa las inquietudes de las nuevas generaciones.

El resto está casi todo escrito y oído. Lo que no pudieron las urnas lo pudo un juez implacable que a propósito de Gürtel vengó a su compañero de toga. La Historia pondrá a cada cual en su sitio, pero Mariano Rajoy no podía seguir pilotando el país ni un minuto más.

Los almuerzos de Salvador

Hará unos diez años cuando el fallecido colega Rafael Martínez Simancas –los mejores se suelen ir antes– me citó a un almuerzo a tres con Pedro Sánchez en un famoso restaurante de toreros en pleno barrio de Chueca. Yo ya había conocido al hoy presidente del Gobierno en las tertulias de VEO7 (Unedisa) y había caminado en numerosas ocasiones por la madrileña calle Mayor cuando era somero concejal del ayuntamiento capitalino. Recuerdo que se autodefinió como un “liberal socialdemócrata” con las ideas bastantes claras respecto a las cuestiones clave. Luego, por mor del 15-M y la aparición de Podemos, basculó a la izquierda. Me da, sin embargo, la sensación de que tras la formación de su primer gobierno ha vuelto al redil básico.

El futuro de las dos damas

 Soraya Saénz de Santamaría (con el siempre conspirador por cuenta ajena José Manuel Garcia-Margallo apuñalando a destajo, ahora abiertamente tras la pérdida del poder) y la todavía secretaria general, María Dolores de Cospedal, han sido siempre noticia. Tengo mis dudas de que tras el Congreso Extraordinario del próximo mes de julio, continúen siendo.
El próximo líder tendrá que hacer juegos malabares, con el inestimable apoyo en la sombra del jefe saliente, pero si yo fuera asesor de ambas, les aconsejaría una larga temporada en la desenfilada. Son jóvenes, tienen oficio, cuentan en sus CV con experiencia. Y las oportunidades siempre vuelven. O no.

 

 

 

Firma:

Periodista y diplomado en Derecho. Fue director de Información de la agencia EFE y cronista parlamentario de Europa Press, subdirector de El Independiente y redactor-jefe del semanario Tiempo. Durante 37 años ha ejercido ininterrumpidamente el Periodismo en los más importantes medios nacionales y ha sido director de Relaciones Institucionales y de Comunicación en dos de las más importantes multinacionales españolas. Ha escrito catorce libros y actualmente colbora en distintos medios y ejerce como comentarista en TVE, Cuatro, Telemadrid, 13TV o RNE.

-

-

-

-


-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández


-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-

Ignacio
Aguado



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle