¿Vaya Gente! Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1257. 27  de julio de 2018

- - --

¡Vaya gente! / Mara del Prado


Ver llorar a su madre y sufrir a su hermana Cristina está siendo muy doloroso para el Rey. / EUROPA PRESS

Felipe VI afronta sus peores vacaciones

Una echa un vistazo a las revistas del corazón y no puede sentir más que lastima por Felipe VI. La Familia Real británica encadena años de popularidad tras la llegada a sus vidas de Kate Middleton, que acaba de bautizar al tercero de sus hijos, y Meghan Markle, que le ha caído en gracia a la muy británica reina Isabel II. Y los príncipes de Dinamarca y los reyes de Holanda acaban de hacer el tradicional posado veraniego con sus hijos en actitud relajada y sin perder la sonrisa gracias a unos problemas llevaderos y, sobre todo, sin trascendencia de Estado.

También en España aparecen ejemplos de esa felicidad despreocupada que dan los rayos del sol y el buen rollo. Como el que después de la tempestad llegó a la vida de los Thyssen. Las revistas publican las primeras fotografías de Borja Thyssen con sus hermanas, las mellizas Carmen y Sabina, hijas por gestación subrogada de Carmen Cervera, a bordo del Mata Mua, el yate de su madre. Con ella, con la mujer del primogénito ahora bien recibida, Blanca Cuesta, con los hijos de la pareja y hasta con Manolo Segura, el reaparecido padre biológico de quien fuera adoptado por el multimillonario barón fallecido.

Sin embargo, el rey Felipe no va a poder disfrutar de los placeres estivales como aquéllos. Ni siquiera cuando se marchen de Mallorca para disfrutar de las vacaciones de verdad, como diría Doña Letizia. “Su verano más difícil”, dice Semana. Y no es para menos. El escándalo provocado por la publicación de las grabaciones donde Corinna zu Sayn-Wittgenstein acusa a Juan Carlos I de la presunta comisión de varios delitos y la entrada en prisión de Iñaki Urdangarin “han puesto al monarca en una complicada situación”. “Ver a su hermana Cristina sufrir, a sus sobrinos crecer sin su padre al lado y a su madre llorar es muy doloroso para Don Felipe”, señala la publicación.

¿Y qué ocurre con el rey emérito, a quien la empresaria alemana de origen danés responsabiliza de los problemas que ahora afronta su hijo? Pues poca cosa, porque, según Hola, donde la exprincesa ha hecho público un comunicado asegurando no saber “que estaba siendo grabada”, “todo sigue igual, el padre de Felipe VI no cambia de planes”.

La revista publica unas fotografías del exjefe del Estado saliendo de una taberna madrileña donde almorzó con unos amigos y asegura que está “muy ilusionado ante la idea de volver a participar en la Copa del Rey de Vela, tras nueve años de ausencia” y tiene previsto “llegar a Mallorca el último fin de semana de julio”. Será, sin duda, que la procesión va por dentro.

 

-

-

-

-