¡Vaya Gente! Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1260. 14  de septiembre de 2018

- - --

¡Vaya gente! / Mara del Prado

Ferragni y Ortega, dos reinas con distinto recorrido

La boda de los tres millones de seguidores de Chiara Ferragni no ha logrado eclipsar a la ‘invitada’ Marta Ortega. / EUROPA PRESS

 

La localidad siciliana de Noto acaba de albergar el enlace más multitudinario de la historia. Tres millones de invitados tuvieron Fedez y Chiara Ferragni en su boda. Tres millones de personas que, a través de sus dispositivos móviles y desde todos los rincones del mundo siguieron en tiempo real el espectáculo organizado en torno al sí quiero del rapero y la influencer más cotizada del planeta.

La mismísima revista Hola ha sido incapaz de resistirse a las tendencias marcadas por la era 2.0 y ha dedicado algo más de un cuarto de página de su portada al acontecimiento del año en Instagram, toda una pasarela de romanticismo, marcas de lujo como Dior y Prada para vestir a la novia durante los festejos y mucho bonitismo –palabra muy Pinterest– para que las fotos acumularan millones de likes en los perfiles de la joven empresaria que ha hecho de su vida un cotizado escaparate publicitario: un jardín de ensueño decorado con miles de flores, un castillo de fuegos artificiales, miles de guirnaldas de luces, un tiovivo y hasta una noria han sido el marco ideal para la perfecta comunión entre seguidores y patrocinadores. 

A pesar de haber ocupado un lugar destacado en la portada más célebre del couché español, hay  liderazgos tan sólidos que resisten los más impactantes fuegos de artificio. A Marta Ortega le ha bastado acudir como invitada a una boda en Menorca para superar por un cuarto de página la noticia del enlace de la bella italiana. Los novios –Verónica Corsini y Francis Btesh, discretos miembros del mundo de la construcción y las finanzas– eran lo de menos; la zarina está a menos de dos meses de contraer matrimonio con Carlos Torretta y causa expectación allá donde va por ser quien es, la heredera de uno de los mayores imperios de moda del mundo.

Ambas razones, el interés que despierta y el destino que le espera, la han convertido en la mejor embajadora de Inditex… y en la más osada competidora. La hija de Amancio Ortega es capaz de sentarse en los front row de las grandes firmas luciendo las versiones low cost que las marcas del grupo oriundo de Arteixo hacen de los gurús de la moda.

A la ceremonia celebrada en Menorca acudió con un dos piezas metalizado de Paco Rabanne que completó con un abrigo negro y unas sandalias a juego, ambos de Zara. Ni fue su mejor outfit ni fue la más elegante. Pero la discreta, preparada y prometedora Marta Ortega es toda una mujer de portada.

 

-

-

-