Tiempos de Hoy Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1260. 14  de septiembre de 2018

- - --

Tiempos de Hoy / Verónica Gayá

Los grados relacionados con la transformación digital son los más solicitados por el mercado laboral

Decidir qué estudiar, cada vez más difícil

“¿Ya sabes qué vas a estudiar?” Probablemente sea una de las preguntas más comunes y taladrantes a las que se enfrentarán este año los estudiantes de los últimos cursos de instituto. En España se ofertan desde las universidades públicas y privadas 2.972 grados diferentes. La respuesta no es tan fácil.

Los grados relacionados con la revolución digital están entre los más demandados.

Tecnologías aplicadas, digitalización, Big Data y sostenibilidad ambiental son los terrenos donde más grados se estrenan cada año. El mundo ha cambiado y con él sus necesidades y sus carreras. La sociedad se enfrenta a nuevos retos y requiere de jóvenes bien formados, y especializados. Si casi tres mil grados parecían suficientes, este curso 2018/19 cuenta con más de 3.500 másteres que los complementan.

Aunque las salidas laborales son un ingrediente a tener muy en cuenta, la vocación sigue siendo el motor con más fuerza a la hora de elegir carrera. Las sanitarias son de las más solicitadas, especialmente por los alumnos con mejores notas.

Análisis, estudios y rankings intentan prever las necesidades de cara al futuro. Todos apuntan hacia las tecnologías, junto a algunas carreras del área de la salud, que obviamente siempre harán falta.

La transformación digital ha generado nuevos perfiles que comienzan a demandarse mucho en el mundo laboral. Los perfiles conocidos como STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematic) son los más solicitados. Se han hecho necesarios en las áreas más diversas, desde alimentación a ocio, pasando por salud, educación,arquitectura, deporte...  Cada año la sociedad requiere de un mayor y mejor soporte tecnológico y estos perfiles ayudarán a conseguirlo. Detrás de ellos, y también con altas tasas de empleo, trabajarán los perfiles técnicos que manejarán y mantendrán los sistemas, robots y maquinaria que los anteriores hayan creado.

Las universidades no dejan de moverse y cada año se readaptan a las necesidades del mercado y las demandas de sus alumnos. En pocos años hemos visto salir a la luz un gran número de carreras vinculadas a la informática, la salud, la gestión de datos y la mejora medioambiental. Estos son algunos ejemplos:

Bioinformática, estrenada el pasado año, se imparte en inglés y su objetivo consiste en la aplicación de conocimientos informáticos para procesar datos en el campo de la biología para conseguir una mejor atención a la salud de la población.

Bioingeniería con menciones en prótesis y órtesis dental y del aparato locomotor, que también es un estreno del curso pasado, pretende identificar las necesidades de los pacientes para diseñar prótesis.

Ciencias de Datos, que comienza este año, formará a los futuros trabajadores para gestionar grandes cantidades de información.

—El grado de Tecnologías Interactivas también comienza este año y pretende formar a los estudiantes en las innovaciones tecnológicas relacionadas con la realidad virtual, robótica, aplicaciones biométricas, diseño de videojuegos, aplicaciones multimedia...

Gestión de Ciudades Inteligentes y Sostenibles cubrirá una enorme necesidad presente y futura en el desarrollo de los núcleos urbanos.

Por supuesto también hay novedades en otras áreas. Las universidades públicas y privadas no dejan de escuchar otros requerimientos de la sociedad; valen como ejemplo el Grado en Género (que se dejó de ofrecer hace unos años y ahora se vuelve a poner en marcha), el Grado en Emprendimiento (donde se lleva a cabo una empresa desde el primer día y todas las clases son prácticas), o el Grado en Inteligencia de Negocios (un grado que se realiza en colaboración con la empresa privada en busca de jóvenes formados para las necesidades del mundo laboral actual, basado en tres ámbitos: economía y empresa, estudio de datos y programación).

El bilingüismo y las carreras en inglés se multiplican, lo que  no sólo mejora el idioma, que en la mayoría de los casos es inglés, sino que internacionaliza el ambiente entre los estudiantes, ya que estos grados reciben un porcentaje de matrículas más elevado de alumnos extranjeros.

Cambian las áreas de conocimiento, se especializan, y también la versatilidad para cursarlas. Los dobles grados se consolidan y no paran de crecer: ya hay alrededor de 800 posibles combinaciones. Dos títulos en tiempo récord es una de las opciones que cada vez demandan más estudiantes con el fin de ampliar su formación y con suerte hacerlo en un futuro con sus salidas laborales.

Y para los que se quedaban cortos, ahora también hay triples. Desde hace años algunas universidades se lanzan con este ambicioso formato: Periodismo, Publicidad y Comunicación Audiovisual; Filosofía, Ciencia Política y Economía; Artes Escénicas, Creación Musical y Danza... Son, por lo general, impartidos en clases reducidas y por tanto parten de notas de corte altas y tasas muy elevadas. Su duración es de cinco años, alguno llega a los 360 créditos y se imparte además en inglés.

Al mismo tiempo, aunque en sentido inverso, en los últimos años han entrado tímidamente en escena los polémicos grados de tres años. 180 créditos que han dado el pistoletazo de salida al famoso 3 + 2 (años de máster), y que han llegado obligatoriamente con nuevas propuestas, ya que en ningún caso los grados ya existentes pueden reducirse a esta duración. Paisajismo, Ciencias Urbanas, Diseño Digital y Tecnologías Creativas, Estudios de Cine o Técnicas de Desarrollo de Aplicaciones Web y Móvil, son algunos de los, cada vez más numerosos, grados de tres años.

Otra novedad es el Grado Abierto, una modalidad que permite a los estudiantes más indecisos matricularse en asignaturas de tres grados durante el primer año; a partir del segundo año se especializan en una y las asignaturas cursadas se les convalidan.

Se abren nuevos senderos, se consolidan otros y ambos conviven al mismo tiempo con los más clásicos. Porque todas las tendencias, las nuevas ofertas, todos los grados de futuro comparten escena con grandes clásicos como el de Economía, Psicopedagogía, Ingeniería en Telecomunicaciones o ADE, que están, según el último informe de Adecco, entre las titulaciones más demandas en las ofertas laborales.

Al Día

Hasta tres carreras tienen en mente los alumnos en el momento de enfrentarse a la prueba de acceso a la Universidad.

A que no sabías…

Tras un repaso general a la situación actual del panorama universitario, nos fijamos en otros datos mucho más concretos (y curiosos) del campus.

—Empezando por lo más antiguo te contaremos que, aunque a la de Salamanca se la reconozca muchas veces como la universidad más antigua de España, ya que es la más antigua que sigue en pie, le gana por algunos años la de Palencia, aunque de ésta ya no existan restos físicos; a la que se le concedió el estatus de Studium Generale en 1212, otorgado por el rey Alfonso VIII. A sus alumnos se les otorgaba el título de Licenciados en Teología y Artes. ç

—Las cinco notas de corte más altas de este año han sido para estudiar Medicina, desde el 13,11 para hacerlo en la Universidad Autónoma de Madrid, hasta el 12,189 para hacerlo en la de Murcia. El sexto puesto ha sido para Biotecnología en la Universidad Politécnica de Madrid y el octavo para Biomédica en la Carlos III de Madrid.

—La ingeniería es el área con mayor tasa de abandono durante el primer año, especialmente aquellas vinculadas a la informática. La falta de información antes de realizar la carrera es la causa más común. En el lado contrario está Medicina, que es muy vocacional.

—Cuatro de cada 10 estudiantes de Bachillerato duda entre tres carreras hasta días antes de la selectividad.

—Estudios de Occitano en la Universidad de Lleida, Estudios Francófonos Aplicados en la de Tenerife o Filología Hebrea en la Universidad de Barcelona son los grados con menos demanda por parte de los estudiantes. No suelen llegar a los 50 alumnos por curso.

 

 

 

-

-

-