La economía desde mi observatorio / Carlos Berzosa Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1260. 14  de septiembre de 2018

- - --

 

 


La economía desde mi observatorio / Carlos Berzosa

Diez años de crisis y diez años de análisis


Sí que hubo economistas que fueron capaces de predecir la crisis que desató la caída de Lehman Brothers, si bien fueron pocos, diez o como mucho veinte sobre miles, pero sí de reconocido prestigio. A su vez, a la hora de explicar lo que pasó las diferencias son notables y no hay un acuerdo sobre las causas que provocaron el fin de un ciclo económico

El 15 de septiembre se cumplen diez años de la caída de Lehman Brothers que fue el detonante que hizo estallar una crisis financiera cuyas consecuencias se trasladaron a la economía real. Los síntomas de la crisis comenzaron antes pero fue en esa fecha cuando el pánico  se apoderó del mundo financiero, comenzó la Gran Recesión y los gobiernos tuvieron que intervenir para salvar a bastantes bancos, evitando así  la quiebra del sistema financiero en su conjunto, que hubiera provocado una gran catástrofe.

En estos diez años la literatura económica que ha abordado la crisis es abundante, tanto en libros como en artículos. Esta proliferación de escritos acerca de la crisis parece  dar la razón a los que dicen que los economistas son incapaces de predecir una catástrofe de esta naturaleza, pero explican a posteriori muy bien lo que pasó. Una afirmación así no es exacta del todo, pues sí que hubo economistas que fueron capaces de predecir la crisis, si bien fueron pocos, diez o como mucho veinte sobre miles, pero sí de reconocido prestigio. A su vez, a la hora de explicar lo que pasó las diferencias son notables y no hay un acuerdo sobre las causas que provocaron el fin de un ciclo económico.

Ahora bien, ¿tiene razón de ser profundizar en las causas de la crisis? Krugman, en su libro ¡Acabad ya con esta crisis!, señala que no: ”En su mayoría, la floreciente bibliografía sobre nuestro desastre económico, inquiere: ¿cómo ha pasado esto?”. Yo en cambio me pregunto: ”Y ahora, ¿qué hacemos?”. Obviamente son preguntas con cierta relación; pero en ningún caso son la misma. Saber qué causa un ataque de corazón no nos aclara qué tratamiento darle cuando ocurre; lo mismo cabe afirmar de las crisis económicas”.

 Aunque tras decir esto, sin embargo, a lo largo de su libro sí qué trata de las razones que han causado la crisis. No son la misma cosa, pero la interdependencia es tan clara que no se puede analizar una cosa sin la otra. Explicar, por tanto, las razones de la crisis es fundamental para saber qué tratamiento dar, así como actuar no para que dejen de existir las crisis, que son inevitables en el sistema capitalista, sino por lo menos para atenuar sus efectos negativos y la duración de las mismas. Este convencimiento mío es lo que me ha conducido a formar una pequeña biblioteca sobre las razones de la crisis y de cuya lectura quisiera destacar algunos libros, aunque la selección sea difícil debido a lo abundante y a la calidad de algunas contribuciones.

Entre los autores neokeynesianos, aparte del de Krugman ya citado, destacan el de Stiglitz Caída libre y el de Akerlof y Schiller Animal Spirits. Los cuatro autores son premios Nobel de Economía y los tres libros tienen un denominador común: la crítica al fundamentalismo de mercado y a las políticas de austeridad. Entre los poskeynesianos es de destacar a Steve Keen con La economía desenmascarada, que seguramente sea el mejor sobre la crisis y en la crítica solvente a la economía convencional. También muy recomendable el de James Galbraith, hijo del célebre economista John, El fin de la normalidad. En este libro realiza una buena síntesis de las diversas interpretaciones de la crisis con crítica a algunas de ellas.  Un viaje, además, por la historia hasta desembocar en el presente.

Una buena síntesis también se puede encontrar en el libro del marxista Michael Roberts La larga Depresión. Un buen estudio el de este autor, que además de ser marxista ha sido analista económico en la City de Londres. Dentro del marxismo cabe destacar a Bellamy Foster y Magdof, La gran crisis financiera, así como el de reciente aparición de Costas Lapavitsas Beneficios sin producción. 

Cuánto mejor nos hubiera ido si los dirigentes en la toma de decisiones hubieran leído a estos autores y les hubieran hecho caso. Pero el poder económico impide la toma de buenas  decisiones y sólo admite las que le resulten bien a sus intereses pero no al resto de la ciudadanía.

 

Firma

Catedrático Emérito de la Universidad Complutense  y presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado(CEAR). Ha sido Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense(1984-1998) y Rector de esta Universidad(2003-2011). A lo largo de su carrera docente ha impartido enseñanzas de Estructura Económica Mundial y Desarrollo Económico. Tiene numerosas publicaciones entre las que destacan los libros Los desafíos de la economía mundial en el siglo XXI (Nivola,2002) y los escritos conjuntamente con José Luis Sampedro Conciencia del subdesarrollo veinticinco años después (Taurus, 1996) y La Inflación (Al alcance de los ministros) (Debate, 2012).

-

-

-

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández


-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-

Ignacio
Aguado



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo


-
Miguel Ángel Paniagua



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy


.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle