Carmena toca en la puerta del PSOE Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1260. 14  de septiembre de 2018

- - --

Política / M. C.

Se ‘independiza’ de Podemos e IU y abre la puerta a socialistas

Carmena quiere mandar

Manuela Carmena se presentará a la reelección en 2019, pero lo hará ‘independizándose’ de Podemos e IU. Su intención es superar Ahora Madrid y articular una plataforma “no de partidos, sino de individuos”, en la que serán bienvenidos personas procedentes del PSOE. La alcaldesa se garantiza así el derecho a elegir su lista y excluir a los concejales díscolos de Ganemos y Anticapitalistas que han ejercido de oposición interna. La dirección del PSM rechaza de plano el ofrecimiento de Carmena y subraya que presentará una candidatura propia, pero habrá que ver qué impacto tiene en sus filas el ofrecimiento de la alcaldesa.


Manuela Carmena compareció ante los medios para anunciar que se presentará a la reelección en 2019. / EUROPA PRESS

Ahora Madrid fue “un gran invento”, pero que hay que “seguir innovando”. Así dejó clara Manuela Carmena su intención de poner en marcha una nueva herramienta electoral para presentarse a la reelección en 2019. Una plataforma “no de partidos, sino de individuos” cuya fórmula jurídica todavía está por concretar pero con la que Carmena pretende sobrevolar la lógica de facciones que ha marcado su gestión y que le han supuesto verdaderos quebraderos de cabeza. La alcaldesa se comparó con los presidentes autonómicos y los del Gobierno -“que eligen a sus ministros”- para reclamar su derecho a elegir a sus concejales y poder excluir de esa candidatura a los que más dolores de cabeza le han provocado, principalmente los provenientes de Anticapitalistas y Ganemos. Aunque alguno de IU, como el exdelegado de Hacienda, Carlos Sánchez Mato, tenga complicado repetir tras el pulso que protagonizó con Cristóbal Montoro y que terminó desembocando en su cese.

Eso sí, la alcaldesa ha rehusado en público asumir el liderazgo y subrayado que “yo no voy a crear” esa plataforma, una tarea que ha dejado en manos de “las fuerzas progresistas” madrileñas. Habrá que ver, por tanto, como casa la posición de Carmena con el acuerdo entre Podemos e IU de acudir en coalición a las próximas elecciones municipales y de celebrar primarias para escoger a sus candidatos. Desde la formación morada, el aplauso a Carmena ha sido unánime, pero desde IU no se termina de ver con buenos ojos el paso dado por la alcaldesa. En la formación liderada por Alberto Garzón prefieren un proceso participativo, desde abajo, y no la construcción de una candidatura desde arriba, pero nadie duda, ni en Podemos ni en IU, de que se terminará encontrado una fórmula que respete las primarias y los procesos participativos fijados.

Pero lo más llamativo de la rueda de prensa de la alcaldesa estuvo en los guiños lanzados a los socialistas. Carmena señaló que en su lista “hay sitio para todas las personas”, incluidas las del PSOE, “porque estoy segura de que habrá personas vinculadas al PSOE a las que les apetecería estar”. “Yo quiero que tengan un sitio”, subrayó. Es más, la propia alcaldesa puso en el mismo plano a Pablo Iglesias, líder de un Podemos que fue quien contactó con ella para que liderara Ahora Madrid en 2014, con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al señalar que se había reunido con el líder de la formación morada para comunicarle su decisión por “deferencia”, y que había hecho lo propio con el presidente por la misma razón.

No hay que olvidar que hace pocos días desde Moncloa se desmentía que el propio Pedro Sánchez hubiese animado a Carmena a presentarse en una conversación telefónica que ambos mantuvieron, según informaba El Confidencial. El líder de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, afirmaba al respecto que la llamada no le constaba y que, en todo caso, el candidato del PSM se elegiría mediante primarias. Pero se da la circunstancia de que el propio Franco se vio envuelto en un embrollo parecido, a causa de una información de El País que aseguraba que le había ofrecido a Carmena ser la candidata del PSM. En ese momento, el pasado mes de abril, Franco subrayó que no hubo “un ofrecimiento formal porque en mi partido los candidatos se deciden en primarias”.

Esta sigue la posición del PSM, que ahora marca, en público y en privado, más distancia con Carmena. Desde la cúpula de los socialistas madrileños aseguran que van a presentar un candidato propio y que se va a activar en breve un proceso de primarias que quieren dejar finiquitado a finales de noviembre. En un proceso en el que sigue sin haber un claro favorito.
No hay que olvidar tampoco que aunque Carmena proceda de las filas del PCE y llegara  ser miembro del CGPJ a proposición de IU a mediados de los 90, en los últimos años se movió en la órbita del PSOE. Formó parte del patronato de Fundación Alternativas, muy próxima al PSOE, y fue asesora el Ejecutivo de Patxi López sobre la atención de las víctimas de abusos policiales.

Además, le entregó el comisionado de la Memoria Histórica, tras los desaguisados provocados por Celia Mayer, a Paca Sahuquillo, compañera suya durante sus tiempos de abogada laboralista y socialista de larga trayectoria, bajo cuyas siglas ocupó escaño en la Asamblea de Madrid y en Bruselas. Habrá que ver en qué termina desembocando estos guiños de Carmena a los socialistas.