Entrevista / Ester Capella Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1262. 1  de octubre de 2018

- - --

Entrevista / Teresa Carreras

Ester Capella, consejera de Justicia de Cataluña

“Los presos quieren demostrar su inocencia, no indultos”

Con una larga trayectoria como diputada y senadora por Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ahora enfrenta uno de los momentos más delicados de su carrera política como consejera de Justicia del gobierno de Quim Torra. Su mayor preocupación es que el juicio al procés transcurra con las máximas garantías. “Ellos y ellas no han cometido actos delictivos. Será una causa general contra el independentismo”, declara a El Siglo.


S. RUIZ

“Alargar la prisión preventiva no es de recibo”   “Esperamos que Sánchez vaya más allá de los gestos”

¿Cómo lleva el Govern la relación con el Gobierno de Sánchez?
Es una buena relación. Son gente con la que se puede hablar.
Venimos de una situación de no diálogo, del no a todo por sistema y rehacer puentes no es fácil. Pero estamos en ello.
Estamos empezando a dialogar de una manera incipiente. 
Esperamos gestos muy claros que abonen que efectivamente hay voluntad de diálogo y no sólo voluntad de ganar tiempo que, en algunas ocasiones, es lo que parece.  Esperamos  que  Sánchez vaya más allá de los gestos  y que mueva ficha para resolver lo que es un conflicto político. Con la ministra de Justicia tenemos muchas cosas en común. La defensa de los derechos y las libertades públicas, el discurso sobre la Memoria Histórica democrática para acabar con este silencio al que nos han arrastrado durante todos estos años…

El traslado de los presos a Cataluña  fue un episodio difícil. Acababa de aterrizar en el Govern.  ¿Preservar los derechos de los presos cuando llegue el juicio será otro quebradero de cabeza? 
Siempre he dicho que ellas y ellos tendrían que estar en libertad. Nada de lo que hicieron es susceptible de ser considerado delictivo. Alargar la prisión preventiva no es de recibo.  El principio general que debería imperar en el procés  debería ser el de la libertad y no el de la privación de libertad. Están en la cárcel por una causa general contra el independentismo que es una causa política.  Con el anterior traslado siempre dije que era mejor estar cerca de casa que lejos. Estamos trabajando para que se respeten sus derechos fundamentales. El sentimiento que tengo con ellos es ambivalente. Unos son compañeros de partido y otros buenos amigos. Con Quim Forn coincidimos en el Ayuntamiento de Barcelona y es una gran persona.

¿Tiene confianza en el juicio al que habrán de enfrentarse en el Supremo?
Ni la instrucción, ni la causa, ni el enjuiciamiento lo hará quien debería hacerlo, sino un tribunal diferente.  El derecho de defensa de los presos queda mermado por estar privados de libertad.  Veremos si  se les admiten todas las pruebas que proponen y si la manera de celebrar el juico garantiza su derecho a la defensa. No sé si tengo confianza pero aspiro y trabajamos para que el juicio se haga con todas las garantías. Si no es así vamos a denunciarlo.

Se ha dicho que, como consejera de Justicia, usted abrirá las cárceles a los presos, porque son de su partido, y también se está hablando ya de indultos…
Esto es una barbaridad. Todos tenemos que ser conscientes de lo que podemos hacer y  de lo que no. En el hipotético caso de que se abrieran las puertas de las cárceles  ellos y ellas no saldrían. Y esto son ellos mismos quienes lo han verbalizado.  Ellos quieren ir a juicio y poder demostrar que son inocentes de todo lo que se les imputa.  No sé por qué se habla de indultos. Seamos serios, por favor.

Usted ha pedido al presidente del Consejo de Poder Judicial (CGPJ)  y a la ministra de Justicia una investigación por los mensajes conocidos recientemente de algunos jueces hace un año en un chat corporativo opinando sobre Cataluña y sus dirigentes. ¿Ha recibido respuesta de Lesmes?
He de manifestar mi perplejidad.  Estos mensajes aparecen en un chat privado corporativo.  El CGPJ ya tenia experiencia por haber expedientado a un juez que se manifestó en desacuerdo contra las cargas judiciales del 1-O.  Quien tiene la responsabilidad de tomar decisiones en relación a este tema es el propio CGPJ, que tiene las funciones de inspección y control. También de apoyo y de protección a los jueces. Los comentarios e insultos representan una manera de entender y de ver el mundo por parte de estos jueces. Está muy claro que en estos correos hay un sesgo ideológico muy concreto.  Los tics y expresiones que podemos leer los utilizaron determinados jueces durante el franquismo.  Denotan una manera de entender el mundo de quien  no tiene asumidos los principios democráticos. El presidente del Gobierno tendría que reclamar que esto se investigue. No le ha querido dar importancia  y  quiero decirle que esto no es una anécdota. Por esto es tan importante investigarlo para preservar la neutralidad que tienen que tener jueces y magistrados. Si Carlos Lesmes no me contesta haré una denuncia formal.

Vistas las decisiones de los jueces belgas o alemanes… ¿Cree usted que la justicia española tiene algún problema en relación a la europea?
Estamos en un momento delicado porque se ha judicializado  la política y se ha politizado la justicia. Se ha judicializado de tal manera que ha habido quien se ha creído que se tenía que erigir en el defensor de la unidad de la nación española y que en sus manos estaba mantener su indisolubilidad. Nos han cambiado las reglas de juego del Derecho Penal. Las resoluciones de países como Alemania, Bélgica o Reino Unido son una enmienda general a una manera de hacer y de interpretar la Constitución. 

¿Cree que la magistratura se modernizó con la Transición?
Cuando era jovencita ya decía que el único poder que no hizo esta transformación y reconversión fue el poder judicial.  Muchos hablan de la segunda transición y, quizá, la judicatura tenga todavía tenga pendiente la primera. Es muy revelador la necesidad de cambiar el modelo de acceso a la Judicatura y a la Fiscalía.  Es un modelo arcaico que es el mismo que en el franquismo. Este modo de acceso no favorece la independencia, favorece una relación de dependencia a través de la misma línea ideológica marcada por el preparador, que normalmente es un magistrado de los tribunales superiores. Magistrados que han estudiado poco en Europa y conocen poco de los derechos humanos internacionales.

Sánchez dice que se tiene que recoser la relación con Cataluña. ¿Está de acuerdo?
Me molesta mucho cuando algún líder dice que hay que recoser la sociedad.  Seguramente lo dice porque la gente de su entorno no le debe dar la buena información.  O le hacen un discurso sin saber lo que ocurre en su interior.  Cuando uno habla de recoser es que hay algo que se ha roto  y la catalana no es una sociedad rota. Aquí en Cataluña la gente puede vivir con total normalidad.  La gente puede caminar por la calles, llevar a sus hijos a la escuela con toda tranquilidad. No hay ni violencia física, ni psíquica, ni emocional. Lamento mucho que el ministro Borrell, con el que comparto orígenes puesto que ambos somos de La Pobla de Segur (Lleida), diga que se tardará dos décadas en llegar a la concordia en Cataluña.  No debería haber hecho estas afirmaciones. Los políticos tenemos que responder siempre a la verdad. Debe haber sido un error y estaría bien que rectificara.

¿Y la polémica de los lazos amarillos?
Lo que sí hay, y esto Sánchez lo tendría que admitir,  es una voluntad intencionada de generar espacios en los que se violente a las personas.  La posición política de Ciudadanos, en su guerra contra los lazos amarillos, pretende generar una situación de tensión para que no se hable de lo que representan estos lazos.  La ciudadanía no les sigue.  Cs debería saber que el 80% de las personas que viven en Cataluña no quiere que sus lideres y dirigentes políticos estén en la cárcel. Esto es lo que denuncian los lazos.

El nombre de Ernest Maragall a la Alcaldía de BCN ha dado un vuelco a la campaña electoral. ¿Será el primer alcalde de Barcelona de ERC?
Estoy convencida de que la Asamblea de ERC madurará la idea y tomará la mejor decisión teniendo en cuenta que estamos en un momento de excepcionalidad política. Junqueras está al corriente de la propuesta y tomaremos las decisiones más idóneas para que la opción de ERC, probablemente, con una candidatura progresista  en base a nuestra lista, con la idea de abrirla al máximo sea la ganadora  y podamos tener un alcalde o alcaldesa republicano e independentista.