Sin Maldad / José García Abad Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1263. 5  de octubre de 2018

- - --

 



Sin Maldad / José García Abad

Resucita la dialéctica
izquierda-derecha

EUROPA PRESS

Pablo Casado y Albert Rivera han promovido, involuntariamente, un cambio histórico marcado por nuevos antagonistas. El combate ya no se traba en términos generacionales, entre los viejos y los nuevos partidos, entre el bloque  del viejo bipartidismo que unía en destino común a los socialistas de la Gestora con los ‘populares’ de Rajoy  frente a los emergentes, el Podemos de Pablo Iglesias y  los Ciudadanos de Albert Rivera. Ha resucitado la vieja y mal enterrada dialéctica entre la izquierda y la derecha, en la que el PSOE tiene las de ganar

Pedro Sánchez se está beneficiando de una serie de circunstancias aparentemente adversas en Cataluña y en el conjunto del patio español.  Los ‘indepes’  le están salvando no por su apoyo, sino por lo contrario, por la elevación del tono de sus exigencias y, obviamente,  por sus peleas internas.

El ultimátum a noviembre lanzado por Torra a la cara de Sánchez ha sido, como decía Enric Juliana, el más corto después de la Segunda Guerra Mundial. Apenas ha durado unas horas, menos de las que empleó el general Batet en acabar, por mandato de la II República, con la independencia proclamada por Companys el 6 de octubre de 1934. Corto no por el acortamiento del plazo de un mes concedido, sino por evaporación, porque se desvaneció en el aire. Fue como el parto de los montes, que con gran estruendo parió un ratón.

El ultimátum, rechazado por amplios sectores del bloque independentista, cada día menos bloque, se ha vuelto cual bumerán contra el president Torra, víctima de distintos bumeranes. Como el de pedir contundencia a los CDR/CUP que se volvió contra él en términos de palos en las calles, que es lo peor que le podía ocurrir a “La Causa”, agudizando el creciente disgusto de la ciudadanía, que desea volver a la normalidad, a las faenas cotidianas.

Casado y Rivera contribuyeron a la vuelta a la dialéctica izquierda-derecha

Todo ello y algo más, como el rumbo de Pablo Casado y un cierto desvanecimiento de Albert Rivera, a quien se le está pasando el arroz, así como al achicamiento del partido de Pablo Iglesias y la ferocidad de la prensa de derechas. Entre todo, y de forma indeseada, han lanzado un salvavidas a un Sánchez quien, al tocar sus 100 días,  había pasado de la prestancia glamourosa al oscurecimiento. Se le había agotado el frasco del glamour y hasta el desodorante.  

Lo está salvando, en definitiva “La Contra”, que ha generado un cambio más profundo que el del simple Sánchez sí, o Sánchez no. Como en la utópica leyenda de la eterna juventud, han conseguido que el PSOE, enfermo de vejez, ‘viejuno’ según la expresión peyorativa aplicada al malamente envejecido, recupere la lozanía de antaño.

Pablo Casado y Albert Rivera han promovido, involuntariamente, un cambio histórico marcado por nuevos antagonistas. El combate ya no se traba en términos generacionales entre los viejos y los nuevos partidos, entre el bloque  del viejo bipartidismo que unía en un destino común a los socialistas de la Gestora con los ‘populares’ de Rajoy frente a los emergentes, del Podemos de Pablo Iglesias y de los Ciudadanos de Albert Rivera.

Ha resucitado la vieja y mal enterrada dialéctica entre la izquierda y la derecha, en la que el PSOE tiene las de ganar gracias a la extrema derechización del ‘viejoven’ Pablo Casado, que ha exhumado a José María Aznar, gran promesa para el pasado. Y gracias también a que Albert Rivera se ha quitado la careta de ‘criptoprogre’ revelando su verdadero rostro de derechas, una derecha que, hay que reconocerlo, es más  homologable en Europa que la del PP, atado a secuelas franquistas que no consigue superar.

Signos esperanzadores en una Cataluña enredada entre soberanistas y constituyentes

Los errores de Torras/Puigdemont rompen un tanto este esquema en Cataluña que sigue enredada entre soberanistas y constituyentes, como ocurrió en su día en el País Vasco en los tiempos del terrorismo etarra, cuando ambos Nicolás Redondo, padre e hijo,  se entendían mejor con Aznar y Oreja que con Zapatero y Rubalcaba.

Sin embargo, desde mi optimismo irreductible creo observar que las diferencias dentro del cada día más dividido frente independentista pueden aportar algo nuevo en la diferenciación de izquierda y derecha. Los planteamientos de algunos elementos de Esquerra Republicana empiezan a primar su contenido de izquierdas y tengo la esperanza de que el Partido de los Socialistas Catalanes recupere al menos parte del territorio perdido.  

 

Firma:

Lleva ejerciendo la profesión de periodista desde hace más de medio siglo. Ha trabajado en prensa, radio y televisión y ha sido presidente de la Asociación de Periodistas Económicos por tres periodos. Es fundador y presidente del Grupo Nuevo Lunes, que edita los semanarios El Nuevo Lunes, de economía y negocios y El Siglo, de información general. 

-

-

-

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández


-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-

Ignacio
Aguado



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo


-
Miguel Ángel Paniagua



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy


.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle