Index Opinion Aguilar Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1266. 26  de octubre de 2018

- - --

 

 

Tribuna / Miguel Ángel Aguilar

Pablo Casado y la credibilidad


EUROPAPRESS

En las filas conservadoras que ahora lidera Pablo Casado, por encima del análisis riguroso y de la percepción y defensa de los intereses nacionales prima el deseo cuasi infantil de tributar halagos para merecer las aprobaciones de los norteamericanos ofreciendo la sumisión que es marca de los escolares más aplicados

El pasado 2 de octubre en la sección de Cartas a la Directora del diario El País con el título “Casado y la base de Rota” se publicaba una carta firmada por Rafael Sánchez Ferlosio que comentaba la información aparecida días antes, el 29 de septiembre en la página 20 de El País dando cuenta de que “Casado solicita directamente al Gobierno de EE UU que traslade la VI Flota de EE UU para el Mediterráneo a la base de Rota”. Supongo, apostillaba Ferlosio, que lo dice desde su actual condición de presidente del PP. Además de que ese traslado del Cuartel General de la VI Flota desde Nápoles, donde ahora se encuentra, a Rota haría de esta última base “un enclave privilegiado y exclusivo merced a la autoridad de la conexión Mediterráneo/Atlántico” que el actual líder del PP no olvidaba mencionar. Por último, se preguntaba si “la autoridad de un partido en la oposición incluye y abraza propuestas directas internacionales y militares a terceros países”.

En resumen, que la solicitud de Pablo Casado al Gobierno de Washington permite advertir a las claras que, como dicen los taurinos, el nuevo líder apunta maneras. Así que, una vez más en las filas conservadoras, por encima del análisis riguroso y de la percepción y defensa de los intereses nacionales prima el deseo cuasi infantil de tributar halagos para merecer las aprobaciones de los norteamericanos ofreciendo la sumisión que es marca de los escolares más aplicados. Una actitud que ignora el trato inclemente reservado por nuestro gran aliado a cuantos no se hacen respetar. Porque la experiencia española confirma cómo la única vez que negociamos haciéndonos respetar fuimos respetados sin que se registrara merma alguna en el nivel de nuestras relaciones.

Fue durante el Gobierno del presidente Felipe González entre 1986 y 1988 cuando Máximo Cajal, Secretario General de Política Exterior, encabezó la delegación española que negoció con el embajador Reginald Bartholomew la reducción de la presencia militar americana en España. De donde resultó también que las bases llamadas de utilización conjunta pasaran a ser españolas y quedaran bajo mando  exclusivo español, si bien albergaban algunas Instalaciones de Apoyo (IDAS) que requerían siempre para su utilización que se obtuvieran las pertinentes Autorizaciones de Uso (ADUS). La dureza de las negociaciones fue compatible con el mantenimiento intacto de la cordialidad sin merma alguna para nuestros intereses en el ámbito de las relaciones comerciales. De ello deja constancia irrebatible en sus memorias el presidente Ronald Reagan cuando se ocupa de la visita que hizo a Madrid en mayo de 1985.

Era y es cuestión de credibilidad y ya se sabe que la credibilidad es un reflejo de la densidad y consistencia de las personas e instituciones, que es el resultado de una trayectoria coherente que aporta fortaleza para resistir condiciones adversas. La credibilidad no se expende en farmacias, ni se administra por vía oral ni por ninguna otra, es un intangible que opera al modo de una imantación generadora de un campo de fuerzas favorables, más allá de las leyes de la mecánica de Newton. Requiere sutileza y es incompatible con la zafiedad mostrada en debates como el del miércoles día 24 en el Congreso. Demonizar a los oponentes termina en violencia. Véase como los tuits de Trump han acabado alentando el envío de bombas. Vale.

 

 

Firma:

Periodista y secretario general de la Sección Española de la Asociación de Periodistas Europeos. Licenciado en Ciencias Físicas y graduado en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid, fue director de Diario 16, la agencia EFE, el periódico El Sol y presentador de los informativos de fin de semana y del Informativo diario Entre Hoy y Mañana en  la madrugada de Telecinco. En la actualidad es columnista en varios medios y colabora en distintos programas de radio y televisión. Ha escrito varios libros, entre ellos, Las últimas Cortes del franquismo; El golpe, anatomía y claves del asalto al Congreso, y España contra pronóstico (Ed. Aguilar).

-

-

-

 

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández


-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-

Ignacio
Aguado



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo


-
Miguel Ángel Paniagua



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy


.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle