Cultura Guia Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1266. 26  de octubre de 2018

- - --




La economía desde mi observatorio / Carlos Berzosa

El recuerdo de Josep Fontana


Josep Fontana murió el 28 de agosto de 2018. Ha sido unos de los mejores historiadores que ha habido en España en las últimas décadas. Tuve conocimiento  de la existencia de Fontana como historiador cuando leí recién publicado La quiebra de la monarquía absoluta (Ariel, 1971). El aprendizaje del oficio de historiador se lo debe, como él mismo señala en el prólogo, a los grandes  maestros: Ferran Soldevila, Jaume Vicens i Vives y Pierre Vilar.

El libro me pareció espléndido ysobre todo el análisis que hace del fracaso de la economía española para iniciar un proceso de transformación como el que se estaba dando en otros países europeos. Lo que se propone estudiar en esta obra, según sus propias palabras, es la contradicción insoluble en que se debatió el Estado español entre mayo de 1814 y marzo de 1820, empeñado por una parte en mantener íntegra la estructura del Antiguo Régimen, en medio de una Europa que cambiaba rápidamente. Por otra, impedir los movimientos revolucionarios.

A la conclusión que llega, tras un estudio exhaustivo y riguroso, es: ”El camino para alcanzar los objetivos propuestos pasaba por la etapa previa de un desarrollo económico de signo moderno, y éste era inalcanzable si no se eliminaban previamente el latifundismo eclesiástico yel régimen señorial”.  Esto no se hizo en esta etapa que coincide, además, con el fracaso de los intentos de reforma de la Hacienda y que conducen a la quiebra del Estado español del Antiguo Régimen.

La quiebra de la monarquía absoluta (Ariel, 1971) es un libro espléndido y sobre todo el análisis que hace del fracaso de la economía española para iniciar un proceso de transformación como el que se estaba dando en otros países europeos

Este libro tiene continuación en otro, La crisisdel Antiguo Régimen 1808-1833 (Crítica, 1979) en el que amplía el periodo histórico que comprende el reinado de Fernando VII. No es que pretenda estudiar el reinado a la manera tradicional, considerándolo como una unidad histórica significativa, sino que coincide con un ciclo. Se trata, por tanto, de mostrar la fase crucial y decisiva de la crisis del Antiguo Régimen en España.  

Con anterioridad a la publicación de este último vieron la luz un conjunto de ensayos englobados con el nombre de Cambio económico y actitudes políticas en la España del siglo XIX (Ariel, 1973) en el que profundiza en las razones del atraso económico español en comparación con otros países europeos que lideran el desarrollo económico de la época. Una agricultura atrasada, a pesar de las reformas liberales llevadas a cabo, no podía servir de base adecuada a un desarrollo industrial. A ello se debió en gran parte el fracaso de la primera etapa de la industrialización española, de 1840 a 1866.

Fontana proporciona en estas obras unos aspectos clave para entender las razones del atraso económico español que se encuentran en este siglo XIX, en el que los países más avanzados están llevando a  cabo un  proceso de creciente industrialización. Un siglo de consolidación de la revoluciones burguesas pero que también es testigo de la aparición del movimiento obrero, al que presta una especial atención. Para tener una visión más completa es importante su obra La época del liberalismo (Crítica/Marcial Pons, 2007) que es el volumen 6 de Historia de España, de un total de 12 que él mismo dirige conjuntamente con Ramón Villares.

Fontana, además de estas contribuciones decisivas para el conocimiento de la historia de España, como gran estudioso, culto y erudito, ha proporcionado dos libros de historiografía, como son Historia del pasado y proyecto social (Crítica, 1999) y La historia de los hombres del siglo XX (Crítica, 2002). Son dos libros fundamentales para conocer las diferentes corrientes historiográficas y la posición suya ante ellas.

Trabajador infatigable hasta el final de sus días, ha publicado dos libros recientes que lo sitúan sin duda entre los grandes referentes de los mejores historiadores del mundo: Por el bien del imperio. Una historia del mundo desde 1945 (Pasado & Presente, 2011) y El siglo de la Revolución. Una historia del mundo desde 1914 (Crítica, 2017). En fin, una gran pérdida sin duda y del que he sido un seguidor y lector de varias de sus obras como no lo he hecho con ningún historiador español. Había nacido el 20 de noviembre de 1931, el mismo día que yo, pero en mi caso unos años más tarde.

 

 

 

Firma:

Catedrático Emérito de la Universidad Complutense  y presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado(CEAR). Ha sido Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense(1984-1998) y Rector de esta Universidad(2003-2011). A lo largo de su carrera docente ha impartido enseñanzas de Estructura Económica Mundial y Desarrollo Económico. Tiene numerosas publicaciones entre las que destacan los libros Los desafíos de la economía mundial en el siglo XXI (Nivola,2002) y los escritos conjuntamente con José Luis Sampedro Conciencia del subdesarrollo veinticinco años después (Taurus, 1996) y La Inflación (Al alcance de los ministros) (Debate, 2012).

-

-

-

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández


-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-

Ignacio
Aguado



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo


-
Miguel Ángel Paniagua



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy


.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle