Cultura Guia Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1266. 26  de octubre de 2018

- - --





Crónicas Marxianas / Julius G. Castle   

Cadáveres saludables

EUROPAPRESS

En la categoría de cadáveres políticos con buena salud, el último caso relevante ha sido el de José María Aznar. No es sólo que haya regresado a primera línea como padrino de Pablo Casado en modo presidenciable. Es que físicamente se diría que ha rejuvenecido, alentando los ímpetus de su aventajado delfín

Con motivo de la próxima y entrañable fiesta de los Todos los Santos sin excepción alguna, quisiera rendir un sentido homenaje a aquellos políticos a quienes alguna vez se dio por difuntos y retornaron a la vida pública con bríos renovados. No aludo a casos como el de Adolf Hitler, quien, según fuentes paranormales, habría celebrado su 129 cumpleaños en algún lugar perdido de la Patagonia. Si así fuera, el ex Führer llevaría una vida plácida, ajeno a toda tentación de dominar el mundo y entregado a aficiones como la pintura y la literatura, en las que no brilló especialmente en sus años de gloria universal.

En la categoría de cadáveres políticos con buena salud, el último caso relevante ha sido el de José María Aznar. No es sólo que haya regresado a primera línea como padrino de Pablo Casado en modo presidenciable. Es que físicamente se diría que ha rejuvenecido, alentando los ímpetus de su aventajado delfín. La postergación sufrida por parte del Partido Popular, al cual llevó a las cotas más altas de su historia, había hecho mella en su rostro. Gesto adusto, ojeras, sentimiento de amargura que exhibía en un discurso declinante. Dejadez capilar donde asomaban canas indiscretas…

El Aznar 2018 es un hombre sonriente, dicharachero, ocurrente dentro de lo que cabe. Su melena con reflejos cobrizos compite en el escenario internacional con el pelo zanahoria de Donald Trump. Si sus notables ingresos por distintos conceptos se redujeran, podría anunciar productos como Grecian 2000. ¿Qué no es su tinte favorito? Poco importa en el mundo publicitario.
¿O es que alguien cree que Rafa Nadal tiene su garaje repleto de Kias coreanos? ¿O que Matías Prats padre ha contratado todos sus seguros con Línea Directa? Seguiría machacándonos con su “permíteme que insista”, si quien le pagara fuera Direct Seguros. Podemos estar seguros, valga la redundancia. No hay que creer todo lo que afirman los spots.

Volvamos a la alta gobernanza. Propongo para ello un sencillo acertijo. Se trata de desentrañar esta síntesis de argumento cinematográfico:
“X resulta gravemente herido por el ataque de un oso y es abandonado a su suerte por un traicionero miembro de su equipo. Con la fuerza de voluntad como su única arma, X deberá enfrentarse a un territorio hostil, a un invierno brutal y a la guerra constante entre las tribus de nativos, en una búsqueda implacable para conseguir vengarse”.

Con leves retoques en el texto (como traicioneros miembros en plural), el Leonardo DiCaprio de El renacido se convierte en nuestro Pedro Sánchez. Duda razonable: ¿será capaz de consolidar la conquista del poder sin sufrir la erosión de sus voraces socios? Quién sabe. En cualquier caso, como suele repetir el propio héroe, resiliente a su renovado y agradecido grupo de incondicionales, “Que me quiten lo bailao”.

No todas las españolas ni todos los españoles consiguen alcanzar la Presidencia del Gobierno, por muchas gónadas que echen al asunto.

Otros supuestos cadáveres políticos esperan su turno para alcanzar el codiciado primer puesto, como en la Champions League. Entre ellos dos mujeres dirigentes con distinta ideología (o quizás no tanto). Soraya Sáenz de Santamaría rozó la cima con los dedos y le fallaron los anclajes. Susana Díaz hubo de conformarse con un Virgencita del Rocío, que me quede como estoy.
Pero ambas son jóvenes, ambiciosas, tenaces y suficientemente preparadas. Será cuestión de que se sienten a la puerta de su institución oficial y esperen a que pase el cadáver del enemigo íntimo. Más les vale que comprueben si está totalmente muerto, no les vayan a dar otro susto.

 

 

 

 

Firma:

Escritor y periodista incorrecto. A pesar de lo que indica mi foto, soy muy joven. Nací con la primera crónica marxiana el 9 de septiembre de 2013, como alter ego de otro tipo bastante más serio que yo.  Considero que el humor te ayuda a sobrellevar la vida y, sobre todo, la política y la economía que nos venden quienes deciden por nosotros.

Como JG Castle he publicado un eBook en Amazon con título  expresivo: Elogio de la corrupción (la corrupción es buena, pero está mal repartida). Por un módico precio contiene otro ensayo de regalo: Guía para arruinarse. Creo que no hace falta decir más.

-

-

-

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández


-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-

Ignacio
Aguado



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo


-
Miguel Ángel Paniagua



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy


.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle