Index opinion Paniagua Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1268. 9 de noviembre de 2018

- - --






Tribuna / Miguel Ángel Paniagua

Coherencia

El cambio de postura del presidente Sánchez sobre los “clarísimos” indicios de rebelión en los dirigentes independentistas catalanes, se ha transformado en presión a la Abogacía del Estado y la Fiscalía para que acusen sólo por sedición

No parece una buena época para las ideas y los valores. El “hoy” y el beneficio inmediato que queremos obtener de todo nos apartan de ellos. Ya sólo hablar de ellos parece que es una cosa “antigua”, incluso retrógrada. Pero este camino que transitamos y que sabemos que no tendrá final feliz, en vez de desanimarnos, debe servirnos de acicate para recuperarlos e impulsarlos. Nuestra sociedad sobreinformada y sobrecomunicada necesita de unas guías que impidan que en el “lío” habitual en el que vivimos, nos alejemos del camino por el que queremos discurrir.

Hace poco el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, nos habló de Concordia y Libertad, dos conceptos que tendrán mucho desarrollo en los próximos tiempos a través de la nueva Fundación impulsada por el partido.

Pero hoy quiero hablar de coherencia. Me surge la necesidad de una conversación por Twitter con mi admirado actor Antonio de la Torre. Puse una referencia a unas declaraciones suyas sobre el tema y de ahí acabé teniendo claro que para él es un concepto importante, que no se practica mucho y que es algo por lo que debemos luchar.

Me refiero a las declaraciones ante una pregunta en la presentación de su última película, en la que encarna al expresidente uruguayo Mújica, en las que decía que éste no se compraría un chalet de 600.000 euros, en referencia clara a los dirigentes de Podemos Pablo Iglesias e Irene Montero. Y puntualizaba: es difícil ser coherente.

Yo tuiteaba que tiene razón, es difícil ser coherente cuando mientes sobre lo que piensas. Y que, al contrario, cuando eres sincero y dices lo que piensas de verdad, ser coherente es muy fácil.

Pero en estos tiempos, en la política, como en otros órdenes de la vida, la coherencia no es un valor predominante. El caso del chalet de los dirigentes de Podemos es un ejemplo claro, pero tenemos muchos, este gobierno socialista nos está ofreciendo día sí y día también ejemplos de incoherencia.

Desde lo que dijeron en su día, que nunca pactarían con ‘populistas’ (y ahora son socios), pasando por el “no pactaremos con independentistas” para llegar a la Moncloa (les apoyaron en la moción de censura y negocian con ellos, incluso desde la cárcel, los Presupuestos de 2019), hasta el último caso vivido, que es un ejemplo palmario: el cambio de postura del presidente Sánchez sobre los “clarísimos” indicios de rebelión en los dirigentes independentistas catalanes, que se ha transformado en presión a la Abogacía del Estado y la Fiscalía para que acusen sólo por sedición, con una ridícula justificación de su incoherencia por parte de la vicepresidenta del Gobierno.

El Partido Popular debe abanderar la lucha por la coherencia. Por tanto, debemos formarnos unas ideas y unos valores claros, presentarnos ante la sociedad, y defenderlos con nuestro comportamiento y nuestras iniciativas. Quizá a corto plazo no sea tan valorado y no obtenga resultados inmediatos, pero a medio y largo plazo seguro que sí. Y la certidumbre y la seguridad que aportaremos será muy positiva para España.

Por eso es tan válida la Convención Nacional que plantea el Partido para primeros del año 2019. Una convención abierta a la sociedad, para beber de sus fuentes, para intentar conjugar nuestros principios con la realidad de hoy.

Y de ahí obtener las propuestas con las que presentarnos a las siguientes citas electorales. Definir claramente lo que queremos para España y ser totalmente coherentes en nuestro comportamiento y en nuestras iniciativas.

Y creo firmemente que a la izquierda le molesta este ejercicio de coherencia, y por eso nos califican de extremistas, de ultraderecha, agitando viejos fantasmas. No sé si es pura envidia o simple critica a los valores destacados del contrario, no lo sé. En cualquier caso, ¡relájense!, no es extremismo, es coherencia.

 

 

 

Firma:

Diputado del PP por Palencia en la XI y XII Legislaturas. Economista y asesor financiero. Miembro de la European Financial Planning Association. Ha trabajado 18 años en banca y siete años con su propia empresa de asesoramiento financiero. Fue secretario de Comunicación de CSICA (Sindicato de empleados de Cajas de Ahorros). Impulsó en el PP de Palencia un Comité de Participación. Fundador del Ateneo de Palencia y actual Director de Relaciones Institucionales.

-

-

-

-

José García
Abad


.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández


-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-

Ignacio
Aguado



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo


-
Miguel Ángel Paniagua



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy


.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle