Index Opinion Navarro Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1271. 30 de noviembre de 2018

- - --





Tribuna / Pere Navarro

La Constitución, un respeto

El Gobierno de Pedro Sánchez tiene una propuesta para reformar la Constitución y adaptarla a nuestro tiempo. Con más derechos y con un modelo federal que garantice un proyecto de unidad basado en el respeto, la lealtad y la diversidad. Desgraciadamente, no veo a nadie más por la labor

Parece que en estos años de cambios y turbulencias hay que buscar chivos expiatorios para cargarles las culpas de todo lo malo que acontece en este país.

En este artículo, a las puertas de conmemorar los 40 años del referéndum en que fue aprobada, voy a defender la Constitución, uno de esos chivos expiatorios que tienen la culpa de todo. A los que defendemos la Transición y también la Constitución, ahora algunos demócratas ‘de los de verdad’ nos llaman fachas. Dudo mucho que la mayoría de estos iluminados hayan leído siquiera un solo artículo de ella.

Nuestra Constitución tiene imperfecciones y partes mejorables pero nadie con sentido común puede negar que nos ha proporcionado un marco de convivencia que ha asegurado la democracia, los derechos y un Estado descentralizado durante estos años. España ha vivido su etapa más larga de paz, libertades y progreso de toda su historia.
Todo ello fue posible gracias a una generación y a unos líderes que supieron tejer espacios de diálogo desde posiciones diametralmente opuestas. Para ser claros, hay que decir que tuvieron que sentarse en la misma mesa los representantes de una dictadura fascista con los que habían sufrido torturas, cárcel y exilio. Hubo renuncias, generosidad y sentido de Estado.

Algunos de esos acuerdos fueron posibles gracias a que se forjaron amistades personales desde la discrepancia que crearon un clima de confianza para conseguir el objetivo imprescindible de alumbrar un nuevo marco de convivencia aceptado por la inmensa mayoría de españoles. Cuarenta años después, en una situación política mucho más confortable que aquélla, echo de menos ese sentido de Estado por parte de diferentes partidos.

España tiene hoy un gobierno socialista presidido por Pedro Sánchez que está dando un nuevo aire a nuestro país, aumentando el salario mínimo, volviendo a la sanidad universal que nos trajo Ernest Lluch, al que todavía lloramos, garantizando las pensiones, con un compromiso claro con la sostenibilidad y colocándonos otra vez en el lugar que nos merecemos en el panorama político internacional, entre muchas otras cosas.

Pero, además, este gobierno tiene una propuesta para reformar la Constitución y adaptarla a nuestro tiempo. Es decir, sentido de Estado. Una nueva Constitución con más derechos y con un modelo federal que garantice un proyecto de unidad basado en el respeto, la lealtad y la diversidad.

Desgraciadamente, no veo a nadie más por la labor. PP y Ciudadanos compiten por ver quién está más a la derecha, Podemos intentando dar titulares y ganar cuota de pantalla y los independentistas en su laberinto del que quisieran salir y no pueden.

A unos, les pido que no quieran tanto a España y más a los españoles. A los otros, que sean sinceros y digan que la independencia ha sido una gran mentira. Y a todos, que se pongan manos a la obra para generar el clima de confianza imprescindible para construir un nuevo marco de convivencia para la mayoría.

El 6 de diciembre de 2008, Albert Solé, hijo de Jordi Solé Tura, escribió un artículo en El País titulado "Respetad a mi hermana" que acababa así: “Los países, como los individuos, tienen que saber distinguir y honrar los giros decisivos de su historia. En España, a falta de grandes gestas militares podemos conmemorar gestas de paz y de reconciliación, y la Constitución, mi hermana, es de las más importantes, sin duda. No la maltratéis, por favor.”

 

 

 

Firma

Miembro del Comité Federal del PSOE, delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona y licenciado en Biología por la UAB. Fue alcalde de Terrassa entre 2002 y 2012, primer secretario del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC)entre 2011 y 2014, diputado del Parlament de Catalunya y miembro de la Comisión Ejecutiva Federal del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). A lo largo de su carrera profesional ha desarrollado distintos cargos de dirección como presidente del consorcio Localret y presidente del Fons Català de Cooperació al Desenvolupament.En 2013 la Fundación City Mayors lo incluyó en la lista de los mejores alcaldes del mundo.

-

-

-