Index La Calle Vaya Gente Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1272. 7 de diciembre de 2018

- - --

¡Vaya gente! / Mara del Prado

La infanta Cristina vuelve a casa
por Navidad


La rehabilitación de la hermana del Rey tendrá su máxima expresión en estas fiestas. / EUROPA PRESS

“Según indican a Semana fuentes cercanas a la infanta, Doña Cristina pasará parte de las fiestas con los reyes eméritos” en Zarzuela. La revista avanza el que será el mayor reto al que se enfrenta la desterrada hermana del Rey: volver a casa por Navidad. Porque hasta ahora se daba por hecho que visitaba Madrid en estas fechas tan señaladas, pero no había confirmación oficial ni gráfica al respecto. Así que avanzar la noticia con semanas de antelación se enmarca en una política de gestos que ya ha comenzado y que tendrá su máxima expresión esta Nochebuena.

Desde el estallido del caso Nóos y, sobre todo, durante la instrucción y posterior celebración del juicio, Don Felipe puso una barrera entre él y su cuñado, Iñaki Urdangarin, lo que incluía a su propia hermana, también procesada. Ratificada la sentencia en el Tribunal Supremo e iniciado el cumplimiento de la pena, el Rey ha abierto una puerta para dejar entrar a la infanta y sus hijos en Palacio subrayando el carácter familiar de la relación.

El primero de los gestos fue la irrupción de Cristina de Borbón, vestida de rojo, en la fotografía tomada en la Zarzuela con motivo de la celebración del 80 cumpleaños de la reina Sofía, que pudo congregar a su marido Don Juan Carlos, a sus tres hijos, a su nuera la reina Letizia y a todos sus nietos.

Después ha sido el viaje del rey emérito a los Emiratos Árabes para asistir a la despedida de Fernando Alonso de la Fórmula en el gran premio de Abu Dhabi. Recuerda la revista que la gran cómplice del exmonarca ha sido estos últimos años la infanta Elena, con la que comparte aficiones como la buena mesa y las tardes de toros. Pero, en esta ocasión, se hizo acompañar por la mediana de los Borbón y Grecia, un gesto más en su reparación que acabó ensombrecido por la acusada tendencia de quien fuera jefe del Estado a hacer lo que le da la real gana, como saludar afablemente al príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salman, que según la CIA instó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

En cualquier caso, y como lo que importan en este sutil lavado de imagen son los detalles, nótese que son los padres eméritos y no el hermano rey quienes se están implicando en esta tarea. Semana asegura que la infanta Cristina pasará parte de las fiestas –el resto, en Vitoria, con la familia política que la ha arropado en los momentos más difíciles– con Don Juan Carlos y Doña Sofía pero no menciona a Felipe VI. Cuya anuencia ha sido, sin duda, imprescindible. Pero que, con varios frentes abiertos, se toma con más calma las públicas muestras de reconciliación.

-

-

-